martes, 29 de marzo de 2011

"La isla de las brumas"

“La isla de las brumas”, de Jordi Solé (Pámies, 2011) es la continuación de la novela Hijo de dioses, siguiendo las aventuras de Cesarión, hijo de Julio César y Cleopatra, que sigue bajo la amenaza de Octavio Augusto, que quiere matarle por considerarle una amenaza para su puesto en Roma.


En la anterior novela, Cesarión consiguió escapar gracias a la ayuda del legionario Tito Pullo, quien además de salvarle de las garras de su asesino sacrificando su vida, le hizo madurar, dejar de ser un crío consentido y convertirse en un fiero combatiente. Cesarión había pasado más de dos años yendo de un lado para otro, sin detenerse nunca más de unos pocos días en ninguna parte. No puede encariñarse con las personas con las que se encuentra, a las que tiene que abandonar al poco tiempo de conocerlas. Además, siente que lleva la desgracia pegada a la suela de sus sandalias, atormentado por las personas queridas que murieron en el primer libro.

Después de conquistar las islas británicas, Julio César dejó en sus tierras únicamente a dos cohortes, las más conflictivas de la Séptima Legión, que levantaron el campamento Atrelantum para mantener la presencia romana y servir de futuros asentamientos. Como las tribus locales quedaron diezmadas, la amenaza era mínima, aún así César prometió enviar las legiones a Britania por lo que debían mantener el campamento activo. Casi treinta años después, la promesa de César no se cumplió, pero los legionarios se casaron con mujeres nativas, convirtieron el campamento en una ciudad amurallada, tuvieron hijos y pasaron el testigo a la siguiente generación para mantener el lugar preparado para llegada de las legiones.

El campamento al mando de Británico Voreno se encuentra ahora amenazado por los ataques de las tribus nativas que se han vuelto más hostiles. Abandonados y sin ningún interés para Roma, piden ayuda y un centurión, a título casi personal, decide enviarles un cargamento de armas y material custodiado por treinta mercenarios. Cesarión escucha la historia con fascinación y decide formar parte de la expedición y acudir en ayuda de unos legionarios que habían sido abandonados por su padre.

La llegada de Cesarión a Britannia será accidentada, siendo recibido con una emboscada que le hará darse cuenta de la gravedad de la amenaza que sufre el asentamiento romano. A pesar del peligro y de que su instinto le dice que debe regresar, decide quedarse, ayudar al campamento y hacer honor a su palabra. Lo que desconoce es que su vida corre peligro no solo por la hostilidad de los británicos, sino por la sombra de un asesino a sueldo que persigue su rastro, dispuesto a terminar con su vida y cumplir el encargo de Octavio. Al mismo tiempo crecen las tensiones y conflictos entre los habitantes de Atrelantum y Cesarión deberá tejer una red de mentiras para ocultar su identidad y su pasado, mientras se le presentará la ocasión de probar su valor y su capacidad para el combate y, también, de descubrir nuevamente el amor, a pesar de sus esfuerzos por evitar a encariñarse con nadie.

Al igual que ocurre con la anterior novela, la historia se sigue con mucho interés y se lee de un tirón gracias a su estilo ágil y ameno, mientras que, alrededor del protagonista, se desarrollan todo tipo de aventuras, intrigas, traiciones y también actos heroicos y de honor.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

3 comentarios:

Espe dijo...

No la conocía, pero por lo que veo, si me animo tendré que empezar por la novela anterior...

Miguel Ángel dijo...

Se puede leer como historia independiente, porque el autor sabe poner al lector al día, pero lo mejor es leer la primera porque es una gran novela.

Rosalía dijo...

Yo tampoco conocía al escritor ni estas novelas. Las buscaré ...