domingo, 12 de febrero de 2017

Yo fui a EGB 4

Con Yo fui a EGB 4 (Plaza & Janés, 2017)  Javier Ikaz y Jorge Díaz cierran una colección que ha vendido más de medio millón de ejemplares convirtiéndose en un fenómeno editorial gracias a un viaje nostálgico por los 70, 80 y 90 que ha cautivado a los mayores que forman parte de esa generación y a los jóvenes que han podido conocer un poco mejor a sus padres.


Los autores ha conseguido trasladar a los libros el fenómeno de internet del mismo nombre  ganador del Mejor Blog Personal y Mejor Blog del Público en los Premios Bitácoras, y Mejor Blog Personal y Mejor Blog del Año en los Premios 20Blogs. Cada libro ha supuesto un nuevo descubrimiento, una lectura complementaria que no se limitaba a repetir fórmula fruto del oportunismo sino que nos ofrecía otro inolvidable recorrido nostálgico con más recuerdos, ilustraciones y fotografías exclusivas. Es el caso de esta cuarta entrega también con la que nos invitan a volver a retroceder en el tiempo y seguir disfrutando y sorprendiéndonos con unos autores que, eso sí, aseguran no ser nostálgicos... “más que nada porque no hay nostalgias como las de antes”… 

En esta ocasión el protagonista es el cuatro, tanto por el título como por las veces que lo podemos encontrar en muchos de los referentes del pasado. Cuatro componentes del Equipo A, cuatro integrantes de ABBA, cuatro trotamúsicos, cuatro fichas de Parchís.

Este cuarto libro comienza con un Diccionario Ilustrado de la Lengua EGBera con una selección de expresiones que delatarán al que las use y dejarán descolocados a los más jóvenes al desconocer su significado. Ajuntar, Buga, Contreras, Carta de Ajuste, Efectiviwonder, Ful, Fistro, Dabuten, Halavamos, Piticlin, piticlín, Qué pasa, titi o Vacances son algunas de las palabras y expresiones que forman parte de una realidad ya lejana que con el paso del tiempo ha perdido su significado pero que con sólo escucharlas se nos remueve algo por dentro despertando toda clase de recuerdos.

A continuación se despertarán nuestros sentidos del gusto y el olfato recordando las comidas de nuestras madres, los postres de nuestras abuelas. Se rendirá homenaje también a nuestros padres, que se pasaban casi todo el día trabajando de sol a sol para sacar a sus familias adelante.

Y después nos espera otro espectacular recorrido por algunos de los objetos, referentes y costumbres más emblemáticas de la época, recordaremos algunos de los títulos más míticos del videoclub, recordaremos el valor de los objetos cuando existía la peseta, qué cosas detestábamos hacer y recibíamos como castigos, qué trucos usábamos para arreglar cosas que hoy resultaran ya imposibles de repetir o cómo nos imaginábamos el futuro.

En la parte final un chute aún más fuerte de nostalgia con cosas que ha han pasado de moda como el practicante, la mantequillas de tres colores o guardarse las tapas de los yogures, además de una selección de fotos que a la mayoría, por no decir a todos, nos han hecho en algún momento, junto al televisor, frente al coche, subidos en el capó o con el peto de cuadros.

Los autores aciertan en cada recuerdo, dan en el clavo, nos guardan también varias sorpresas intercaladas en los capítulos y consiguen que la lectura del libro se convierta en un delicioso viaje al pasado que nos emocionará nuevamente y que despertará sensaciones y recuerdos inolvidables.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.