lunes, 6 de febrero de 2017

Infamia

Infamia, de Tomas Erikson (ed. Siruela, 2017) es el segundo de los cuatro thriller protagonizados por Alex King, un reputado psicólogo asesor de empresas, experto en comunicación y lenguaje corporal.

Después de cautivarnos con Farsa el escritor sueco nos sacude ahora con una demoledora novela que sienta en el banquillo al sistema judicial en un thriller legal que demuestra que "a veces la justicia es un castigo peor que el propio crimen".

Sin necesidad de recurrir a detalles morbosos el escritor nos va a incomodar desde la primera página reflejando una problemática social que tristemente no sólo se da en Suecia algo que los lectores españoles comprobarán desde las primeras páginas en las que descubrirán las sorprendentes similitudes entre el caso de la novela y un vergonzoso episodio del pasado verano en nuestro país.


Thomas Erikson es, al igual que su personaje Alex King, un coach especialista en lenguaje corporal, interpretación de patrones de comportamiento y análisis de los tipos de personas. Su experiencia personal es la base de la historia en su primera novela, Farsa. Vive en las afueras de Estocolmo con su esposa y sus cinco hijos.

El autor se ha comprometido hasta el final con una trama que trasciende la ficción para denunciar una realidad social inquietante y perturbadora: "la maquinaria legal sigue cuidando más a los delincuentes que a las víctimas" . Pero no sólo el sistema es el culpable, la sociedad queda también reflejada con todas sus vergüenzas al tolerar e incluso disculpar determinados delitos, culpabilizar a las víctimas o también extender la sospecha a todos los pertenecientes a un mismo género. Son muchas las aristas de un problema al que el autor se enfrenta de forma valiente, directa, sin esquivar los elementos más polémicos y controvertidos.

La novela comienza con la un trágico episodio que se convertirá en el caso sobre el girará la trama. En el transcurso de una fiesta durante la noche de santa Lucía, cuatro hombres agreden brutalmente a Sara Leijon quien, aunque herida y conmocionada, consigue llegar por su propio pie hasta una comisaría y denunciar los hechos. Pero a pesar de que todas las pruebas parecen estar ahí, dolorosamente impresas sobre el cuerpo de la víctima y en su veraz testimonio, en un juicio por violación colectiva nunca conviene dar nada por sentado...

En estas primeras páginas el autor consigue impactarnos por el realismo con el que retrata la situación de humillación, vulnerabilidad e indefensión en la que se encuentra la víctima. Algo que será la tónica de toda una trama en la que demuestra un gran talento para mostrarnos el interior del alma de unos personajes cuyos sentimientos y emociones cobran vida y llegan al corazón de un lector que se sentirá en todo momento partícipe de una lectura de las que no te dan tregua, no sólo por la trama policial, sino especialmente por la realidad que dibuja y ante la que no podemos quedar indiferentes.

Cuando Sara acude a la comisaría para presentar la denuncia se topa con un policía frío, torpe e insensible que está a punto de provocar que la joven desista de su intención hasta que interviene Johanna, una idealista trabajadora del Servicio de Asistencia a Víctimas de Delito, que la pone en contacto con la inspectora Nina Mander, quien sentirá empatía por la joven y se implicará de forma personal en el caso.

Nina es consciente de que la joven lo tendrá difícil para que la sentencia se falle a su favor y le advierte a Sara del duro y doloroso camino que le queda por recorrer. Para ayudarla le pide ayuda al psicólogo conductista Alex King, confiando en que este será el único capaz de guiarla y apoyarla durante el proceso. Nina y Alex se encuentran saliendo después de conocerse en el anterior caso, pero no se atreven a dar el paso de comenzar a vivir juntos.

Pero Nina no será la única que se implique en el caso, las cicatrices aún frescas de Sara reabrirán en el corazón de King viejas heridas familiares que le harán cuestionarse si debería o no haber aceptado semejante trabajo que va a sacudir su vida resucitando fantasmas pasados y traumas sin superar.

Y a partir de aquí ya no hay tregua ni para los personajes ni para un lectura que asistirá en primera fila a un juicio que deparará múltiples sorpresas, con una víctima cuya vida y costumbren no van a facilitar su defensa,  y una dura y brutal realidad que nos dejará impactados durante y después de la lectura.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.