lunes, 5 de diciembre de 2016

Muerte por video-juego

Matamos el tiempo con los videojuegos pero ¿qué pasa cuando los videojuegos nos matan a nosotros?

Muerte por video-juego, de Simon Parkin (ed. Turner, 2016) es un interesante análisis sobre el mundo de los video-juegos y las causas por las que millones de personas pasan horas y horas en estos mundos virtuales. A pesar del título no es un libro crítico que demoniza el fenómeno, todo lo contrario. En mi caso, que creo que hay mucho más de negativo que de positivo en los video-juegos y me gusta leer los artículos y ensayos de especialistas que advierten de sus peligros, me interesa mucho un libro escrito "desde el otro lado", desde la perspectiva de un entusiasta de este mundo, para poder forjarme así una idea más equilibrada.


Simon Parkin es periodista premiado (del New Yorker, el Guardian, Harper’s Magazine y la BBC) y solicitado experto en videojuegos, además de conocedor de primera mano de los mundos fantásticos que tanta gente visita a diario en el ordenador, la consola y el teléfono móvil.

En este libro lo acompañan un cirujano neoyorquino dispuesto a batir el récord mundial de Donkey Kong, el hacker alemán proscrito por revelar los misterios de Half Life 2 y el chico que creían dormido frente a la pantalla en el Big Internet café de Taipei. “Un libro de viajes en forma de carta de amor, una provocadora y estimulante introducción a la religión que más se extiende en el planeta”. —the times

Simon se dispone a analizar las causas por las que diferentes personas alrededor de todo el mundo han muerto por culpa de los videojuegos, según diferentes noticias que han ido apareciendo y empeorando su reputación ante la opinión pública al mismo tiempo que su consumo aumenta de forma potencial.

El autor explora las dos caras del fenómeno. Los videojuegos pueden aislarte de la realidad e incluso pueden matarte (y la crónica de las muchas muertes literalmente debidas a los videojuegos es una parte importante -e irresistible- de este libro), pero los mundos virtuales también permiten desarrollar la mente (eso que algunos llaman la capacidad cognitiva), en ellos se pueden crear comunidades y vínculos afectivos y hay incluso quien se libera de sus traumas en lugar de encadenarse a una adicción.

Parkin da cuenta de todo lo que usted quería saber sobre videojuegos y no sabía a quién preguntar, y lo hace interrogándose también a sí mismo. Mientras tanto, aprovecha para entrevistar al cirujano neoyorquino que, a estas alturas, trata de batir el récord mundial de Donkey Kong, al heroico viajero que lleva tres años intentando alcanzar los confines de Minecraft y al hacker alemán que casi acabó en la cárcel por hacerse con el código de Half-Life 2. Fiel al espíritu de los videojuegos, he aquí la crónica de una ola de muertes ocurridas en diversos cibercafés asiáticos, y no solo allí.

Como bien reconoce el autor no es fácil explicar el extraño poder que ejercen los videojuegos, su capacidad para satisfacer "nuestras necesidades más profundas y humanas". Y se esfuerza por conseguirlo a través de entrevistas a creadores, analistas y usuarios, desvelando las claves principales de los juegos más emblemáticos, mostrando cómo se reflejan en sus contenidos las problemáticas y realidades sociales actuales. Resulta interesante la lectura metafórica que el autor hace de la filosofía que se esconde detrás de estos juegos, los aspectos positivos que tienen y pueden enriquecer al que juega si hace un uso correcto de los mismos, o los efectos destructivos si no se establecen las precauciones adecuadas.

En esto hay que reconocer que el autor no esconde los aspectos negativos, sería imposible por otra parte, pero quizá se excede en resaltar la parte positiva, aunque tampoco llega a la locura y avisa sobre aquellos que ven en los videojuegos un poder salvífico. Creo que este equilibrio que busca el autor es uno de los grandes aciertos del libro, aunque quedará en manos del lector juzgar si lo consigue o no, algo que seguramente estará condicionado por la opinión previa que tenga sobre el tema. Si además le añadimos que el libro está escrito de forma muy amena con un estilo muy ágil que lo hace asequible a cualquier lector, aunque no esté al día de este mundo virtual, permitiendo al neófito poder comprender las principales elementos del fenómeno, ya tenemos un atractivo cóctel de ingredientes que nos ofrecerán una atractiva lectura.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.