lunes, 7 de noviembre de 2016

Quien pierde paga, de Stephen King

Unos leen para aprender, otros para olvidar.
O devoran el libro o el libro los devora a ellos.
He aquí el plan de un lector maniático.

Quien pierde paga (ed. Plaza & Janés, 2016) es el segundo volumen de la trilogía que Stephen King comenzó con Mr. Mercedes (Premio Edgar Award 2015 a la Mejor Novela). El autor retoma a los protagonistas del primer libro, pero esta vez como secundarios,  en una novela que se puede leer de forma independiente, pero que disfrutarán en toda su dimensión lo que hayan leído la anterior.

Si en Mr. Mercedes sorprendía con una novela negra con guiños a obras como Carrie, en esta ocasión se supera nuevamente para ofrecer un relato trepidante que tiene a la literatura como protagonista a través de la obsesión de un lector por un escritor, algo que, sin duda, nos recordará a Misery, pero con una trama completamente diferente que transita por otros senderos igual de siniestros y tenebrosos, sin necesidad de recurrir a lo sobrenatural, simplemente sumergiéndose en los rincones más oscuros del alma humana.


Stephen King es el maestro indiscutible de la narrativa de terror contemporánea, con más de cincuenta libros publicados. En 2003 fue galardonado con la Medalla de la National Book Foundation por su contribución a las letras estadounidenses, y en 2007 recibió el Grand Master Award que otorga la asociación Mystery Writers of America. Entre sus títulos más célebres cabe destacar El misterio de Salem's Lot, El resplandor, La zona muerta, Ojos de fuego, It, Maleficio, La milla verde y las siete novelas que componen el ciclo «La Torre Oscura». Debolsillo ha publicado, entre muchos otros, Blaze, El ciclo del hombre lobo y La cúpula. Sus últimos libros publicados en nuestro idioma son Mr. Mercedes, Doctor Sueño, Joyland y 22/11/63.

La crítica ha recibido esta novela con entusiasmo:

«El nuevo y espléndido thriller de Stephen King que no podrás dejar de leer es un hábil y conmovedor relato sobre una obsesión literaria que nos recuerda a su clásico de 1987 Misery. Una oda a la alegría que proporciona la lectura... Maravillosa, escalofriante, emotiva.» The Washington Post

«Un thriller intenso sobre la delgada línea que separa a los aficionados de los fanáticos. Bellany es uno de los seres más extraños de cuantos ha creado Stephen King, un personaje inteligente con quien sentirse identificado pero repulsivo al mismo tiempo.» Publishers Weekly

«Los miles de fans de King adorarán esta nueva novela, sobre todo aquellos que disfrutaron con Misery, pero el segundo volumen de esta trilogía que comenzó con Mr. Mercedes llamará la atención de todos aquellos que buscan intriga y acción y de cualquiera que valore leer sobre la lucha interna entre el bien y el mal.» Library Journal

«Como ya ocurrió en Misery y el El resplandor, King se sumerge en la extraña relación que une a escritor y lector. La narración resuena y vibra como un vehículo de alto rendimiento, entretenimiento de primera calidad.» Kirkus Reviews

Antes de entrar en el contenido de la novela me gustaría señalar que estamos ante un libro diferente a lo que el autor nos tiene acostumbrados. Que nadie espere encontrar un relato de terror basado en la fantasía. No es el caso. Por el contrario, el autor nos ofrece un apasionante relato que no necesita recurrir a lo sobrenatural para aterrorizarnos y ofrecernos una lectura espeluznante, una trama dura y cruel que no nos dejará indiferentes. Los lectores de obras como Misery  o de la anterior novela a la que este título continúa ya sabrán de lo que estamos hablando.

Otro aspecto digno de señalar es que no es necesario haber leído Mr. Mercedes para disfrutar con la lectura de Quien pierde paga. La historia principal es autoconclusiva y no continúa el relato anterior, aunque el autor lo relaciona de forma original. La aparición en la segunda parte de los protagonistas del primer título de la Trilogía se puede entender perfectamente aunque no se haya leído, aunque mi recomendación es leerlas por orden para disfrutar en toda su esencia de sus personajes y, especialmente, de un final que sí que hace de puente entre el primer y el tercer título y deja las puertas abiertas para una culminación que promete grandes emociones.

Y así nos adentramos en las entrañas de un relato que comienza de forma trepidante y que nos sitúa en el año 1978 con el casi octogenario escritor John Rothstein que arrancado de la cama en plena noche por tres individuos con pasamontañas de colores. Rothstein es un autor de culto, creador del personaje de Jimmy Gold, descrito como "la alegoría americana de la desesperación en la tierra de la abundancia" y protagonista de una Trilogía calificada como "La Iliada de la novela estadounidense posterior a la guerra" con la que el autor consiguió  el Premio Nacional de Literatura situarse en la lista de los más vendidos de The New York Times durante sesenta y dos semanas. Pero después de culminar la Trilogía con una obra calificada por todos como la mejor, el autor dejó de escribir y llevaba dieciocho años sin publicar, alejado de la vida pública.

Pero no todos estaban de acuerdo con que la Trilogía había culminado de forma magistral. Morris Bellamy un joven que había pasado una adolescencia tortuosa marcada por las vejaciones y los traumas, había sobrevivido gracias a su identificación con el personaje de Jimmy Gold. Pero el cambio producido en el carácter del hasta ese momento inconformista Gold le había indignado provocando un resentimiento hacia el autor que se había convertido en odio y obsesión por descubrir si Rothstein había escrito algo más sobre el personaje haciendo que volviera de nuevo a recuperar su esencia.

Y como resultado de obsesión allí se encontraba, en casa de Rothstein, dispuesto a todo con tal de hacerse con el contenido de su caja fuerte, tanto el dinero como el verdadero tesoro: los cuadernos con las notas de otra novela protagonizada por Jimmy Gold. El episodio culmina con un baño de sangre y con Morris en la cárcel por otro motivo diferente, donde ingresa después de haber puesto el "tesoro" a buen recaudo.

Décadas después encontramos a Pete Saubers, un adolescente cuya familia se enfrentaba a serios problemas económicos y que encuentra el tesoro de Morris de forma providencial. A partir de este momento lleva a cabo un plan ingenioso para salvar a su familia al mismo tiempo que se convierte en un experto en la obra de Rothstein. Todo parece ir a la perfección hasta que Morris sale de la cárcel, dispuesto a vengarse y hacerse con los manuscritos que escondió.

Los dos relatos de las vidas de los jóvenes Pete y Morris se van alternando de forma magistral, mostrando sus paralelismos y diferencias, cómo nacieron sus particulares obsesiones por Rothstein pero manejadas de formas contrapuestas, evolucionando por caminos opuestos que terminarán entrelazándose.

En la segunda parte aparecen Bill Hodges, Holly Gibney y Jerome Robinson, el trío protagonista de la primera novela, que se verán sumergidos de lleno en el juego mortal entre el gato y el ratón que se establece entre Morris y Pete.  A estas alturas sólo queda dejarse llevar por una lectura que ya no queremos dejar hasta llegar hasta un final en el que aparecerá el cuarto en discordia, el otro personaje clave de Mr. Mercedes que nos dejará con el alma en vilo esperando el tercer libro.

Quien pierde paga da un salto de calidad en la Trilogía, el autor nos atrapa con un relato crudo, siniestro, narrada con un ritmo muy ágil y con una trama angustiosa y oscura que culmina con acierto y nos deja con ganas de más, algo que afortunadamente tendrá solución...

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.