miércoles, 9 de noviembre de 2016

Ataúd cerrado

La novelista más vendida de todos los tiempos.

El detective más famoso de la historia.

En el centenario de su creación, vuelve Hércules Poirot.

Tras el éxito en todo el mundo de Los crímenes del monograma, vuelve Hércules Poirot en Ataúd cerrado (ed. Espasa, 2016) en el que Sophie Hannah, sucesora de Gran Dama del Crimen, sitúa al genial detective ante uno de los casos más difíciles a los que se ha enfrentado en toda su carrera que pondrá a prueba sus "pequeñas células grises".

Sophie Hannah es autora de nueve thrillers psicológicos que han sido bestsellers internacionales, publicados en veinte países y adaptados para televisión. Su novela The Carrier ganó en 2013 el Specsavers National Book Award Crime Book of the Year. Hannah es miembro honorario de la junta del Lucy Cavendish College, en Cambridge, y es también una reconocida poeta, nominada para el T.S. Eliot Prize.

Acostumbrados ver cómo múltiples autores se han atrevido a resucitar al detective Sherlock Holmes y continuar con el legado de Conan Doyle resultaba curioso que nadie se hubiese atrevido con la figura de Hércules Poirot, el detective más famoso y brillante de la historia de la novela negra, aunque no es de extrañar ya que puede resultar atrevido emular el estilo de la Gran Dama del Crimen quien, con sus novelas, ha conquistado a más de 2 billones de lectores.

Pero Sophie Hannah nos ofreció la esperada reaparición en Los crímenes del monograma, con dos ingredientes que convirtieron el intento en todo un éxito. Por una parte, su humildad al afirmar que el libro no estaba escrito al estilo de Agatha Christie, no pretendía imitar a la escritora inglesa, aunque había intentado mantener la esencia del personaje. Por otra, su recurso al crear un nuevo personaje, Catchpool, un joven agente de Scotland Yard que ocupa el lugar de Hastings como ayudante del detective belga y narrador de la historia. De esta forma se justifica la diferencia de estilo narrativo, y el lector no tiene que preocuparse por encontrar parecidos o diferencias con el original, sino de disfrutar de la trama y del reencuentro con el detective desde una perspectiva diferente pero igual de estimulante.

De esta forma el regreso de Poirot no nos despierta nostalgia, las novelas de Agatha Christie ahí quedan para seguir disfrutándolas y devorándolas. La nueva serie comenzada por Hannah tiene voz propia y no llega para competir con el original, algo que habría sido un grave error y una temeridad. Por lo tanto, no es de extrañar que el retorno haya sido todo un éxito y haya contado con el beneplácito de los herederos de la reina del crimen: “La idea de Sophie para la trama era tan adictiva y su pasión por el trabajo de mi abuela tan fuerte que tuvimos la certeza de que había llegado el momento de escribir una nueva Christie.” (Mathew Prichard, director de Agatha Christie Limited y nieto de Agatha Christie).

Disfruté con Los crímenes del monograma y lo he vuelto a hacer con Ataúd cerrado, aunque con algunas diferencias. La trama se desarrolla de forma algo más lenta, lo cual no me supone ningún problema siempre y cuando el suspense y la intriga se mantengan intactos, como es el caso. Poirot puede parece diferente, pero esto ya queda para las interpretaciones del lector. Hay que pensar que nos llega desde otra perspectiva, algo que personalmente agradezco porque no tengo que perder el tiempo en comparaciones.

Y ahora ya sólo queda disfrutar con una sugerente trama con el clásico caso de crimen cerrado y el correspondiente círculo de sospechosos entre los que Poirot tendrá que encontrar al culpable, algo que no le va a resultar fácil para deleite del lector.

La novela nos sitúa en Irlanda, 1929. Lady Athelinda Playford, una reconocida escritora de novelas de detectives para niños, ha invitado a varias personas a pasar una semana con ella en Lillieoak, su casa de campo. Además de su hijo y su hija con sus respectivas parejas, su secretario personal y la enfermera de éste, también dos abogados, Gathercole y Rolfe, han sido citados, así como los detectives de Scotland Yard, Hércules Poirot y Edward Catchpool. Nadie conoce el motivo a semejante invitación. Sin embargo, el misterio es rápidamente desvelado: Athie anuncia que los herederos de toda su fortuna no serán sus hijos sino Joseph, su secretario, aquejado de una enfermedad terminal. Además del sorprendente anuncio algo centrará la atención de todos los presentes: uno de ellos ha sido asesinado.

Poirot, con la ayuda de Catchpool, el nuevo "Hastings" tendrá que poner en marcha sus células grises para investigar en medio de una casa repleta de recelosos familiares, peculiares abogados, mayordomos, cocineras, enfermeras y criadas, un círculo de sospechosos en el que cualquier podría ser el asesino. Muchos serán los interrogantes a los que Poirot intentará dar respuesta: ¿Qué razón ha impulsado a Athie a dejarle todo su dinero a alguien que no es de su familia? Pero todos los invitados deberán hacer frente a otra fatídica sorpresa: uno de ellos ha sido asesinado. ¿Quién y por qué ha cometido el crimen? El misterio está servido. ¿Será capaz el peculiar Hércules Poirot de desvelarlo?

Pues sólo quedan prepararse para disfrutar con una nueva aventura del que sin duda es y será "el mejor detective de todos los tiempos".

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.