jueves, 6 de octubre de 2016

Ilusionarium, de José Sanclemente

Ilusionarium (Roca Editorial, 2016) es un thriller de José Sanclemente, una vibrante novela de suspense en la que todo parece un truco de magia. Una lectura de las que atrapan desde el principio, con una trama sugerente, un ritmo trepidante y constantes giros que mantienen el suspense hasta el final.

Adentrarse en la historia de Ilusionarium es abrir la puerta a la magia y al ilusionismo, con todo lo que eso implica, sabiendo que las apariencias engañan, nada es lo que parece, no puedes creer todo lo que ves y tienes que dudar de todo lo que se cuenta.

La novela gira en torno a dos premisas, una que se repite como una constante,"El mundo quiere ser engañado", una realidad  a la que tendrá que enfrentarse tanto el protagonista como el lector; y otra que esconde una lección trascendental, "en la vida cometemos muchos errores, pero el mayor de todos es no intentar corregirlos somos conscientes de ellos".


José Sanclemente nació en Barcelona. Es economista y experto en medios de comunicación. Ha sido consejero delegado de Grupo Zeta y consejero de Antena 3 TV, presidente de la Asociación de Editores de Diarios Españoles, promotor y fundador del diario ADN y consejero de la Casa Editorial El Tiempo de Bogotá.

En la actualidad es Presidente de Imagina Media y se dedica a la asesoría de empresas periodísticas. Es socio de Rocaeditorial y miembro del comité asesor del Grupo La Información y Presidente de Diario de Prensa Digital, editor de eldiario.es. Vive en Alella (Barcelona) y pasa temporadas en Nueva York. Ha escrito las novelas negras Tienes que contarlo (2012), No es lo que parece (2013) y Esta es tu vida (2014).

Ahora vuelve a las librerías con una novela que une las dos profesiones que se debaten con más intensidad entre la verdad y la mentira: el ilusionismo y el periodismo. Porque Ilusionarium es un thriller de investigación en el que nada es lo que parece y en el que los personajes son capaces de engañar al lector con tan solo un movimiento de manos. Así pues, el autor nos invita a adentrarnos en una historia plagada de apariencias y lo hace poniéndose un sombrero de copa e invitándonos a acceder a su ficción con la frase más antigua del mundo del espectáculo: "Pasen y vean, señores y señoras".

Christian Bennet, veterano periodista ganador de un Premio Pulitzer, recibe una enigmática llamada de Martha Sullivan, propietaria del diario El Sentinel de Nueva York, postrada por una enfermedad mortal, que le hace un singular encargo: quiere que localice a su hija y única heredera, Angela, desaparecida años atrás, ya que si esta no aparece el periódico caerá en manos de un grupo inversor.

La única pista de Angela está en unos recortes de prensa y un maletín que, tras la muerte del marido de Martha Sullivan, llegaron a sus manos, recortes que hablan de la trayectoria profesional como afamada ilusionista de la chica, convertida en la maga Daisy.

Esa extraña petición remueve en Bennet algunas historias del pasado, como la culpa con la que convive desde hace años por la muerte de Lorraine, la joven amante con la que compartió algunas semanas de su vida. Bennet descubre que, al parecer, Angela Sullivan murió en un accidente de coche que acabó con el vehículo en las frías aguas del Sena, en París. Sin embargo, el cuerpo jamás fue encontrado.

Adentrarse en este caso le va a suponer remover sus fantasmas y demonios, salir de un letargo que ha durado años y asumir públicamente los errores cometidos, tomando la iniciativa y preparándose para una experiencia dolorosa y también peligrosa. Volver a recordar el caso que le dio la fama no sólo le dará la oportunidad de redimirse también puede esconder las claves para resolver la investigación que ahora tiene entre manos.

Christian Bennet empieza a sospechar que la historia oficial es mentira, y que Angela sigue viva, ocultando su verdadera identidad en algún lugar. La gran incógnita estriba en averiguar dónde está y por qué se mantiene en la sombra. Todo parece un tremendo truco de magia. No hay que preguntar el cómo se hace ni por qué nos dejamos engañar. En el periodismo eso no vale, y en la vida real tampoco. ¿O quizá sí?
Acostumbrando a trabajar solo "como un ermitaño en medio del desierto de la noticia", Christian contará esta vez con ayuda, pero pronto se sentirá como una marioneta manejada por hilos invisibles, representando un truco "en el escenario de la vida".

Ilusionarium es una novela en la que es necesario creerse lo que está pasando, aunque no en muchas ocasiones sea real. Y es que, cuando la vida es pura ilusión, no vale la pena preguntarse el cómo ni el porqué de las cosas. Como si estuviera presenciando una función de magia, el protagonista, y también el lector, se deja llevar por la falsedad y permite, a veces complacido, que le engañen.

Ésta es la principal tesis de esta novela: que las cosas no son siempre lo que parecen y que las ilusiones no solo se admiten en el escenario de un teatro dedicado a la magia, sino también en la vida. El autor desvela en esta novela algunos trucos de magia que todos hemos visto en alguna ocasión, e incluso reflexiona sobre el afán de la gente por ser engañada y sobre la neurología del engaño, y lo hace con la finalidad de reflexionar sobre la verosimilitud, la falsedad y la realidad de cuanto nos rodea.

Sanclemente ha tejido un thriller que mantiene al lector tan agarrotado a la silla como pueda estarlo el espectador de un show de ilusionismo a la butaca. Con un estilo directo y elegante, en el que no se ahorra en descripciones detallistas de las ciudades y locales que el protagonista visita, y en el que tampoco escatima en metáforas de gran belleza, desplegando un espectáculo mágico y literario que solo concluye cuando el telón cae ante nuestro ojos.

Puedes comprar el libro en Popular Libros. 

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.