viernes, 15 de julio de 2016

Un cadáver en Port du Bélon

Como cada verano desde hace cuatro años llega  un nuevo caso del comisario Dupin, cuya serie lleva vendidos más de 2.000.000 de ejemplares. Fiel a su cita estival, el escritor alemán Jean-Luc Bannalec nos ofrece Un cadáver en Port du Bélon (ed. Grijalbo, 2016) otra deliciosa lectura, imprescindible para los aficionados al género policíaco, en la que se dan cita un cadáver que aparece y desaparece, leyendas celtas, ostras y vino blanco. ¡Irresistible menú!


Jean-Luc Bannalec es el seudónimo tras el que prefiere ocultarse este autor alemán que vive a caballo entre su país natal y la Bretaña francesa. Su serie del comisario Georges Dupin se ha convertido, con tan solo cuatro entregas -El misterio de Pont-Aven, Muerte en la islas, Un crimen bretón y Un cadáver en Port du Bélon-, en un auténtico fenómeno y lleva vendidos más de 2.000.000 de ejemplares.

Las aventuras de este detective poco ortodoxo, con un olfato infalible, huraño, a imagen del genial Hercule Poirot, que se desarrollan en un escenario familiar, seductor, donde la buena mesa preside todas las conversaciones, han seducido a lectores y crítica, por lo que no es de extrañar las buenas críticas que el autor se ha ganado a pulso con cada título publicado:

«Desde El misterio de Pont-Aven, en estas páginas hemos recomendado genio, figura y paisaje del comisario Georges Dupin. Especialmente indicado: seguidores de detectives competentes en singulares paisajes.» La Vanguardia

«Lo que Donna Leon es a Venecia, Jean-Luc Bannalec es a la Bretaña francesa.» NDR

«¡Nos han salvado el verano! La cuarta entrega de la serie protagonizada por el peculiar comisario Dupin en la Bretaña te hace sentir inmediatamente de vacaciones, aunque estés leyéndola en la terraza de tu casa.» Grazia

«Una excelente policiaca, donde el paisaje y las costumbres, que se disfrutan mucho, están al servicio de la intriga.» Stuttgarter Zeitung

En esta ocasión el escenario del crimen es Riec-sur-Bélon, entre acantilados, bosques mágicos y el Atlántico, el lugar donde se cultivan las mejores ostras del mundo y en el que aparece un cadáver en un aparcamiento.

La noticia es recibida con cierto alivio por el comisario Georges Dupin ya que le salvará de asistir al seminario sobre «Técnicas sistémico-sistémicas del interrogatorio en la investigación» al que le han obligado a asistir. Pero cuando Dupin llega a la pequeña localidad bretona, no hay rastro del cuerpo ni indicios de que se haya cometido ningún asesinato. Sólo encuentran a una anciana que asegura haberlo visto, pero su declaración es confusa y con muchas lagunas. Pero su instinto le dice que hay que creerla. Y, como siempre, su instinto nunca falla.

Dupin se enfrentará al caso más extraño de su carrera, con un cadáver que aparece y desaparece, para volver a aparecer, Sin pistas, con testimonios confusos, un caso que se irá complicando, relacionándose con antiguos cultos druidas, en el que Dupin sufrirá la presión de sus superiores, acusaciones que entorpecerán la investigación, falta de medios y, lo que es peor, la seria advertencia de su médico de reducir drásticamente el consumo de cafeína. Sustancia que el lector no necesitará a lo largo de una lectura que en ningún momento resultará aburrida, si un caso, algo empalagosa si no te gustan las ostras...

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.