martes, 12 de julio de 2016

El rostro de Heizó. Un policía Samurái

La editorial Quaterni sigue rescatando joyas literarias, tesoros no sólo para los amantes de la cultura japonesa sino también para todos los aficionados al género policíaco, que disfrutarán con historias que se desarrollan en escenarios sugerentes, con personajes exóticos como es el caso de El rostro de Heizó. Un policía Samurái, de  Gō Ōsaka.


Antes de entrar en el contenido del libro, es necesario detenerse en la biografía de su autor en el origen del protagonista, para apreciar la obra en toda su dimensión.

Hijo del conocido pintor e ilustrador Naka Kazuya, Go Osaka. afirma que comenzó a escribir historias de detectives y novela negra cuando estudiaba en secundaria. Tras graduarse en la universidad, se empleó en una empresa de publicidad, trabajo que simultaneó con la escritura de su primera novela, Kadisu no akai hoshi (La estrella roja de Cádiz). Finalmente decidió dedicarse exclusivamente a la escritura y en 1980 ganó el Premio All Yomimono para jóvenes escritores con Ansatsu-sha Guranada ni shisu (El asesino muere en Granada).

En 1986 su novela de suspense Mozu no sakebu yoru (El canto nocturno del alcaudón) obtuvo un merecido éxito. Ese mismo año logró publicar La estrella roja de Cádiz, con la que ganó 3 premios: el Premio Naoki (1986), el Premio de los Escritores de Misterio (1987) y el Premio de la Asociación Japonesa de Ficción y Aventuras (1987), lo que convirtieron a Osaka en uno de los escritores más leídos de Japón y en un auténtico superventas.

Conocido por su colección de novelas Shaei Haruka na Kuni (Sombras proyectadas sobre una tierra lejana), y por Hagetaka no yoru (La noche de los buitres), que junto con El canto nocturno del alcaudón conforman tres de las series más populares de Japón. Aunque la mayor parte de su obra es contemporánea, también escribe ficción histórica, y en 2015 se alzó con el Premio Eiji Yoshikawa de Literatura por Heizo Gari (A la caza de Heizo), continuación de El rostro de Heizo.

Y si interesante resulta la reseña sobre la vida del autor, no lo es menos cómo surgió este personaje.  A comienzos de 1967, el autor de ficción más leído del momento, Shotaro Ikenami (1923-1993), creó la popular serie Onihei Hankacho (Las historias de crímenes de Onihei), protagonizadas por Heizo Hasegawa (1745-1795), un personaje real que combatía el crímen en la ciudad de Edo (Tokio) durante el shogunato de Tokugawa. En homenaje a Ikenami, Go Osaka comenzó una nueva serie de relatos con el infatigable policía como protagonista.

Heizo es el jefe de la policía del departamento de robos e incendios de la ciudad de Edo. No hay ningún criminal en toda la ciudad que haya visto su rostro y viva para contarlo, pero el viejo ladrón Rozuko está buscando una oportunidad para vengar la muerte de su hermano y descubrir, por fin, el rostro del policía más temido por todos los delincuentes de Edo.

Comienzan así las peripecias de uno de los detectives más populares de la cultura japonesa, un personaje a medio camino entre la realidad y la ficción que, con sus ingeniosos planes y estrategias, se enfrentará a las mentes criminales más peligrosas del país y cuya fama y popularidad perduran en el Japón actual.

Y sólo queda dejarse seducir por estas aventuras de lectura amena, narradas con un ritmo muy ágil, plagadas de acción, con un atractivo y singular protagonista. Un libro que se devora en un suspiro.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.