miércoles, 4 de mayo de 2016

Un hombre muerto, de Ngaio Marsh

Es todo un placer presentaros en esta entrada uno de los dos primeros títulos de la nueva Biblioteca de Clásicos Policíacos de editorial Siruela.

Un hombre muerto, de Ngaio Marsh, "indiscutible reina de la novela de misterio".




La autora

Ngaio Marsh (1895-1982) fue junto a Agatha Christie, Dorothy L. Sayers y Margery Allingham una de las cuatro reinas de la era dorada de la novela de misterio en lengua inglesa.

Nació y murió en Nueva Zelanda, aunque a lo largo de sus más de cincuenta años de carrera vivió a caballo entre Reino Unido y su país de origen. Escritora y directora teatral, inició su andadura como actriz en una compañía de teatro inglesa especializada en obras clásicas. Sin embargo, pronto empezaría a despuntar por su faceta más narrativa, tan extraordinaria que la llevó a ser considerada en el mundillo literario una de las "reinas del crimen". Sus treinta y dos novelas la refrendan como maestra indiscutible dentro del género negro en lengua inglesa.

Obtuvo importantes reconocimientos en sus cincuenta años de profesión, entre otros, fue nombrada Grand Master por la Mystery Writers of America, Dame Commander, recibió la Orden del Imperio Británico y cosechó además numerosos premios desde que en 1934 viera la luz su primera obra.

Elegante, culta y sofisticada, Ngaio gustaba de vestidos caros y usar los modales de la alta el escuela. Factores que acrecentaron su imagen de mujer seria y algo melodramática. A la hora de escribir seguía los cánones más clásicos de las historias de detectives, con apuntes psicológicos y realistas que acrecentaban el magnetismo de sus relatos. Las mansiones, casas de campo o los pueblos de la campiña inglesa eran los escenarios en los que, sin duda, prefería desarrollar la trama. Calidad literaria y cierto toque de erudición se aúnan para conformar una obra que muestra una visión ciertamente conservadora de la sociedad.


El protagonista

El inspector Roderick Alleyn, superintendente del Departamento de Investigación Criminal de Scotland Yard en Londres, será el protagonista de toda su ficción. El personaje es un gran observador del comportamiento humano y, por tanto, escéptico de sus motivos.

Autoritario y resolutivo, muestra la confianza, profesionalidad y educación de un aristócrata inglés, algo digno de mención en un universo literario de detectives cargados de excentricidad -Peter Wimsey o Hércules Poirot-. El elemento teatral, con largos diálogos y escenarios cerrados, se convierte en pieza clave en las novelas de Marsh, influencia inevitable de su otra gran pasión y seña de identidad que la distinguía del resto de escritores de género negro que había en aquel momento.



Un hombre muerto

En medio de la campiña inglesa, la mansión de sir Hubert Handesley está en plena ebullición de cara a la fiesta que este ha organizado: constante ajetreo entre los criados, entrechocar de cócteles, damas que lucen impecables vestidos de seda e invitados de esmoquin que se enzarzan en acaloradas charlas. Hasta el anfitrión propone una novedosa y excitante versión del juego del asesino: uno de los invitados se encargará en secreto de asumir el rol de criminal, con una víctima de su propia elección. Lo que se antoja como un puro divertimento se tornará en tragedia cuando se encuentren con el cadáver de uno de los participantes...

¿Quién es el asesino? El inspector Roderick Alleyn deberá desentrañar la identidad de asesino en aquel intrincado y mortal pasatiempo, donde las coartadas y las traiciones se mezclan impertérritas con opresivos interrogatorios, las quejas de los invitados, e incluso con la desaparición de uno de los mayordomos.

Plantear el asesinato como un juego de mesa resulta escalofriante a la vez que provoca verdadera fascinación. Y esa era precisamente la arriesgada apuesta que jugaba una autora que buscaba, decidida y segura, hacerse un hueco en el mundo de la narrativa criminal, pero en el que quizás no esperaba entrar tan pronto, y además hacerlo por la puerta grande.

Ha llegado el momento de dejar de comparar a Marsh con otros autores de su generación, como Agatha Christie, para darle una entidad propia, la de maestra indiscutible del género policíaco a la que buscar lugar destacado en cualquier librería que se precie.


Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.