domingo, 22 de mayo de 2016

Si no, lo matamos

Unos lucrativos secuestros exprés.

Un asesinato para el cual no hay explicación.

Y una comisaria, medio española y medio alemana, al frente de una investigación que la implica más de lo que habría querido.

Si no, lo matamos de Rosa Ribas (ed. Grijalbo, 2016) es la cuarta entrega de la serie protagonizada por la comisaria Cornelia Weber-Tejedor que, gracias al atractivo de su personaje principal, al estrilo fresco y ameno de la autora, a las interesantes tramas y a los toques de humor que riegan la narración, se ha convertido ya en una de las series más reconocidas por los entusiastas lectores de novela policíaca en español y más vendidas en Alemania.


Rosa Ribas (Prat del Llobregat, Barcelona, 1963) es una de las escritoras más reconocidas del género de intriga actual, elogiada por otros autores, libreros y un número cada vez mayor de lectores. Sus novelas se publican en varios países y su serie de la comisaria Cornelia, hija de madre gallega y padre alemán -lo que le ha dado la capacidad de lidiar con todo, un fino sentido del humor y una aguda capacidad de observación-, es un éxito en Alemania, donde la publica la prestigiosa editorial Suhrkamp. Ribas estudió Filología Hispánica en la Universidad de Barcelona y, desde 1991, reside en Fráncfort, Alemania.

Ha publicado tres novelas independientes -El pintor de Flandes, La detective miope y Pensión Leonardo-, la novela por entregas Miss Fifty y dos series de novelas policíacas: la escrita en colaboración con Sabine Hofmann que inauguró Don de lenguas y continúa El gran frío, y la protagonizada por la comisaria Cornelia Weber-Tejedor, formada por Entre dos aguas, Con anuncio y En caída libre, a la que se suma ahora esta nueva entrega: Si no, lo matamos.

La novela tiene varios ingredientes de interés además de la propia intriga policial que nos ofrece la trama. Por una parte los conflictos personales y familiares de su protagonista, tanto por su mezcla de culturas al ser de origen alemán y español, como por su lucha para abrirse camino y hacerse respetar en un equipo formado mayoritariamente por hombres.  Por otra, la radiografía social de un país en continúa transformación y que nos ofrece sus rincones más oscuros, en esta ocasión la posible llegada de un tipo de delito propio de países latinoamericanos que amenazan con extender el pánico entre la población.

El episodio que enciende todas las alarmas es el secuestro de Torsten Hagendorf, un respetable abogado que trabaja en una importante firma, por tres enmascarados que exigen a su esposa todo lo de valor que tenga en ese momento en casa y todo el dinero que pueda sacar de inmediato de sus cuentas. Torsten, sin embargo, logra escapar.

Horas después, cuando la comisaria Cornelia Weber-Tejedor y su compañero, el subcomisario Reiner Fischer, interrogan al matrimonio, descubren que ese no es el primer secuestro exprés que se ha producido en Fráncfort recientemente. Las características de las víctimas y las circunstancias alrededor de los delitos apuntan a que el secuestro exprés ha llegado a Alemania y Cornelia decide tomar las riendas de la investigación al tratarse de un caso que tiene un significado muy especial para ella y que la llevará a enfrentarse a fantasmas de su pasado. Para resolverlo no sólo contará con la ayuda de su inseparable compañero Reiner, sino también de un reconocido psicólogo y del inspector Sven Juncker, un facha con el que mantenía una relación de antipatía mutua.

A lo complejo del caso se añaden las preocupación familiares de la protagonista, tanto por la enfermedad mental de su padre que sigue avanzando, como por su relación sentimental con Leo que ya va a cumplir un año. De esta forma, la trama girará en torno al caso de los secuestros a las diferentes relaciones que la comisaria tiene con estos tres hombres: "la amistad con Reiner, el enamoramiento de Leo y la aversión hacia Juncker".

En Si no, lo matamos Cornelia se enfrenta a un caso que se irá complicando cada vez más, tal y como ella sospechaba desde el principio, a pesar de las reticencias iniciales de sus superiores. Aunque las complicaciones serán mayores y mucho más peligrosas de lo que ella podría haber imaginado. Y así sólo queda disfrutar de una lectura muy entretenida, de ritmo ágil e intriga bien planteada por la autora, con los correspondientes giros que mantendrán el interés y el suspense hasta el final.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

 Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.