jueves, 27 de septiembre de 2012

La vidente, de Lars Kepler

La vidente, de Lars Kepler (ed. Planeta, 2012) es el tercer título de la serie protagonizada por el detective de origen finlandés Joona Linna, comisario operativo de la policía judicial sueca. En esta entrega encontramos una trama oscura y compleja que se desarrolla de forma muy ágil, que consigue enganchar y sorprender al lector con sus giros y cuya tensión va creciendo hasta un gran final.


Lars Kepler es el seudónimo de sus dos peculiares autores, Alexander Ahndoril y Alexandra Coelho Ahndoril, un matrimonio sueco de escritores que ha conseguido un éxito rotundo con sus dos anteriores novelas, El hipnotista y El contrato.

El protagonista de la serie es Joona Linna, un hombre incorruptible, lúcido e intuitivo, al que únicamente le mueve el deseo de hacer justicia, poco le importan los honores y las medallas. En menos de quince años ha resuelto más casos difíciles en toda Escandinavia que ningún otro policía, por lo que ha recibido todo tipo de ofertas para ser reclutado por diversos grupos especializados. Pero él siempre las ha rechazado y ha preferido quedarse como comisario operativo dentro de la policía judicial.

Joona se enfrenta a una complicada situación en esta novela. Por una parte, un peculiar encuentro en la calle sacará nuevamente a la luz los fantasmas pasados sobre la desaparición de su mujer y su hija ocurrida doce años antes. Los pasos que irá dando en este terreno se irán alternando con la investigación principal de la trama y nos dejarán sin aliento en las últimas páginas.

Por otra parte, Joona sufre un expediente abierto por una denuncia al Departamento de Asuntos Internos de la Policía Judicial. No le han suspendido oficialmente, pero que sido revocado de algunas de sus obligaciones. Esto provoca que colabore en la investigación de la novela como simple observador.

La trama policial comienza con el brutal asesinato de una chica en un centro de menores situado en el corazón de un bosque. La sospechosa es una muchacha de su misma edad que se ha dado a la fuga. A partir de aquí se suceden unos inquietantes episodios que no hacen sino confirmar las sospechas de la policía, aunque Joona Linna se resiste a creer la versión oficial y comienza una particular investigación con su peculiar método, mirar con concentración todas y cada una de las fotos de la escena del crimen e imaginarse la secuencia de los hechos poniéndose en el lugar del homicida para entender sus movimientos.

Joona tiene que seguir los pasos de la chica sospechosa, reconstruyendo su complicada vida después de recorrer varias familias de acogida. Sin testigos y sin pistas, la resolución del caso se vuelve cada vez más compleja, mientras un personaje va a ir cobrando cada vez más protagonismo, la vidente Flora Hansen, una mujer con supuestos poderes para contactar con los muertos que dice tener la clave para resolverlo.

La presentación de Flora nos llena de escepticismo, más aún con lo que leemos en la introducción del libro sobre los videntes, “en todo el mundo la policía ha recurrido a médiums espirituales y espiritistas cuando se han encontrado con casos especialmente difíciles. Ocurre varias veces al año y, sin embargo, no hay ni un solo ejemplo documentado de que un médium haya contribuido a resolver caso alguno”, pero conforme avanzamos en la lectura nos sentiremos cada vez más confundidos sobre la veracidad de sus poderes.

La vidente es una novela que se lee de forma frenética y que consigue algo que no siempre es fácil, provocar que el interés, las sorpresas y la tensión vayan en aumento hasta su gran final. Entre sus páginas también hay cabida para la crítica social encarnada en las jóvenes del centro, todas ella con complejos traumas y duras problemáticas personales y familiares. Un título por encima de la media del género.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

2 comentarios:

Poemas dijo...

Vergüenza me da decir que no me he leído ninguno de la serie aunque los tengo todos en mis estantería virtual... Si es que no tengo remedio.

Besotes

fran dijo...

No lo he leido pero voy a ello