jueves, 12 de noviembre de 2009

"¿Crees en Dios?"

“La realización de ¿Crees en Dios? Se apoya íntegramente en una sencilla aunque esencial provocación: pedir a mis interlocutores que respondieran con toda honestidad si consideraban que Dios existe y cuál ha sido en consecuencia su actitud vital.”

18 personajes relevantes relacionados con Estados Unidas, se enfrentan a ésta y otras preguntas sobre religión y espiritualidad efectuadas por Antonio Monda y recogidas en su libro “¿Crees en Dios?" (ed. El tercer nombre, 2007).

El autor reconoce que sus propios conocidos dudaban de la utilidad de un libro así. Pero ante la pregunta que le hacían de ¿por qué decidiste escribir un libro de este tipo? Él contestaba convencido: “¿Y de qué temas se debería hablar?... ¿Acaso existe un tema más importante?”.

Aunque el autor es católico (algo que se nota en varias interpretaciones de la Biblia que no comparto), en el libro aparecen personas de todas las creencias. Cristianos, judíos, ateos y agnósticos intentan ayudar al autor en la búsqueda de respuestas a preguntas transcendentes:“Si Dios existe, ¿cómo nos habla? ¿Qué nos dice? ¿Estamos en situación de comprender su lenguaje? ¿Y cómo hablamos nosotros con Él?".

Los entrevistados tratan temas como la relación entre religión y política, la vida después de la muerte, el aborto y reflexionan sobre una frase pronunciada por una de los personajes de “Los hermanos Karamazov” de Dostoievski: “Si Dios no existe, todo es posible”. Las reflexiones de escritores y artistas como Paul Auster, Michael Cunningham, Jane Fonda, Jonathan Franzen, Sipike Lee, David Lynch, Salman Rushdie, Martin Scorsese, etc, confirman la veracidad de la frase señalada.

El libro tiene varios aspectos muy interesantes que es necesario leer aunque no se compartan las reflexiones de los personajes que participan. Creo que toda inciativa que invite a debatir y reflexionar sobre la existencia de Dios es bienvenida.

Un común denominador de los entrevistados es la decepción sufrida por los protagonistas con la institución religiosa y las dudas producidas por los abusos cometidos por cristianos en nombre de Dios. Los aspectos señalados son ciertos, y es importante recordar lo que dijo el mismo Jesucristo: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo cap. 7 vs. 21).

Otro aspecto interesante es el señalado por Saul Bellow, escritor judío. “Yo rezo, pero no creo en las súplicas y en las oraciones que contienen ruegos, los considero triviales. Yo no molesto a Dios", afirmación que contrasta con las palabras de Jesús, quien nos anima a "orar siempre, y no desmayar" (Lucas cap. 18 v. 1-8).

También es curiosa la imagen que Michael Cunningham tiene sobre Dios, se lo imagina como “una mujer de color”, al igual que aparece en libro de La cabaña de W. Paul Young.

Para finalizar, me gustaría señalar que la mayoría de los entrevistados destacan la figura de Jesús, aunque no le aceptan como el Hijo de Dios, sino como un gran maestro. Jane Fonda se encuentra fascinada por su persona pero dice que “Afirmar que Jesús es la única vía de salvación me suena a imperialismo cristiano”. Pero fue el mismo Jesucristo quién afirmó: Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan cap14. vers. 6). Nos guste o no, éste es el mensaje central de su enseñanza.

2 comentarios:

opajure dijo...

En todo el Universo, nada necesita a Dios, pero al ser humano le resulta imprescindible.
Mi mente ha sido programada, por las enseñanzas recibidas en el ambiente Cristiano, lo que me ha condicionado de por vida.
La sociedad necesita normas, para facilitar la convivencia, asi que, en los albores de los grupos o tribus, los lideres utilizaron el miedo a lo desconocido para someter a los descarriados.
Con el tiempo aparecen nuevas normas, mas refinadas y llegamos a las religiones que,a su vez,se ramifican.
Con esta forma de pensar me queda claro que Dios no existe, pero lo necesito.
Y, si miro a las estrellas y percibo la inmensidad del Universo, donde todo es un caos, pero tiene su sentido, me pregunto hay Dios?

Miguel Ángel dijo...

Opajure,

Planteas reflexiones muy interesantes.

Creo que partimos del mismo punto, el ser humano necesita a Dios.

Esto puede llevarnos a la idea de que nos hemos inventado a Dios porque lo necesitamos, pero también puede ser que el hecho de necesitarlo sea una evidencia de que Dios existe.

La Biblia dice que Dios ha puesto eternidad en nuestro corazón, por eso anhelamos algo más que lo que percibimos en este mundo material.

En cuanto a lo que comentas de la "mente progamada", creo que son indignantes las manipulaciones y abusos que se hacen en nombre de la religión y, en concreto, del cristianismo. Pero esas actitudes chocan con el verdadero cristianismo, el que aparece en la Biblia y que nos llama a la "renovación del entendimiento" no "a la programación de la mente".

Jesucristo es un caballero, no manipula, ni impone, simplemente llama a nuestro corazón para que le invitemos a entrar. ¡Muy diferente a lo que estamos acostumbrados en muchos círculos religiosos! ¿Verdad?

Gracias por tu comentario y por la pregunta final que nos invita a seguir reflexionando...