miércoles, 14 de diciembre de 2016

El laberinto de los espíritus

Con El laberinto de los espíritus (ed. Planeta, 2016) Carlos Ruiz Zafón culmina su exitosa Tetralogía sobre El cementerio de los Libros Olvidados. Llega por fin el final que todos los seguidores estaban esperando, una novela que ata todos los cabos sueltos a lo largo de las anteriores novelas, encajando todas las piezas en un final digno de una saga que ya forma parte de la historia de la literatura.

El lector que se acerque a esta novela tiene que partir de una premisa: La sombra del viento es una novela única, inimitable, incomparable. Una vez que esto se tiene claro, ya estamos preparados para disfrutar y devorar una novela bien escrita, con una trama muy entretenida en la que el autor vuelve a mezclar con maestría los ingredientes que han cautivado ya a millones de lectores: aventuras, misterio, literatura, pasión, historia y humor.

La Tetralogía ha seguido una línea desigual en los diferentes títulos. Después de caer rendidos ante la propuesta magistral de La sombra del viento quedamos decepcionados con El juego del ángel, una novela muy pobre que nos hizo pasar de un extremo a otro sin tiempo para reaccionar. Pero Zafón recuperó el pulso en El prisionero del cielo con la que, sin llegar a la altura de la primera porque ya ha quedado claro que resulta imposible, volvió a cautivarnos con su capacidad única para contar historias, su prosa mágica que nos ofrece una lectura compulsiva, un homenaje a la literatura imposible de soltar hasta llegar al final.

Quedaba por ver si la culminación de la Tetralogía seguiría esta línea ascendente o nos decepcionaría como ocurrió en la segunda entrega. Y el resultado es satisfactoria, Zafón lo ha vuelto a conseguir. Podremos encontrar aspectos mejores, puntos criticables, pero esta cuarta entrega supone el broche de oro a la saga, un final convincente y acertado, un colofón que pone el cierre al Cementerio de los Libros Olviados, un lugar mítico que ya pertenece a la leyenda literaria.



Carlos Ruiz Zafón es uno de los autores más reconocidos de la literatura internacional de nuestros días y el escritor español más leído en todo el mundo después de Cervantes. Sus obras han sido traducidas a más de cincuenta idiomas. En 1993 se da a conocer con El Príncipe de la Niebla, que forma, con El Palacio de la Medianoche y Las Luces de Septiembre, la Trilogía de la Niebla. En 1998 llega Marina. En 2001 publica La Sombra del Viento, la primera novela de la saga de El Cementerio de los Libros Olvidados, que incluye El Juego del Ángel, El Prisionero del Cielo y El Laberinto de los Espíritus, un universo literario que se ha convertido en uno de los grandes fenómenos de las letras contemporáneas en los cinco continentes.

Creo que no hay mejor forma de acercarnos a la novela que leyendo la carta que el autor dirige al "amigo lector": "Ha llegado el momento. Quince años después de que el pequeño Daniel visitara por primera vez el Cementerio de los Libros Olvidados, la saga de los Sempere y de otros tantos personajes que hemos compartido llega a su gran final. Es hora de adentrarse por fin en los secretos del laberinto y llegar al corazón de la historia. Quiero agradeceros que hayamos compartido camino a lo largo de tantos años y libros. Esta historia es ya tan mía como vuestra. En nombre de Daniel, Bea, Fermín, Isabella, Carax y todos los integrantes del universo del Cementerio de los Libros Olvidados, gracias. Se levanta ahora el telón de la más grande, intensa, compleja y apasionante de todas sus aventuras. Nos vemos en los libros".

De esta forma Zafón nos demuestra que es un maestro de las palabras, un genio para cautivar con su prosa, algo que podría convertirlo en un vendedor de humo si no fuera porque esa maestría la demuestra a la hora de escribir sus novelas, satisfaciendo las expectativas creadas con sus palabras iniciales.

El prisionero del cielo nos sitúa en Barcelona, a finales de los años 50. Daniel Sempere ya no es aquel niño que descubrió un libro que habría de cambiarle la vida entre los pasadizos del Cementerio de los Libros Olvidados. Casado con Bea y con un hijo, se considera un hombre afortunado, pero todavía hay algo que le atormenta y que impide que pueda plasmar sobre el papel la historia de su familia, "empresa a la que llevaba meses o años dedicado pero a la que había sido incapaz de aportar una solo línea salvable".

Pero Daniel contará nuevamente con la ayuda de su inseparable amigo Fermín, que le recordará que "los recuerdos que uno entierra en el silencio son los que nunca dejan de perseguirle" y que hará una acertada reflexión sobre la situación de los dos, afirmando que a veces le parece ser todavía "aquel infeliz que se encontró tirado en la calle y al que se llevó a casa por caridad, y que usted todavía es aquel crío desvalido que iba por el mundo perdido y tropezando con misterios sin cuento creyendo que si los resolvía, tal vez, de puro milagro, recuperaría el rostro de su madre y la memoria de la verdad que el mundo le había robado".

Para ayudarle a culminar con éxito su misión y salvarse del abismo que ha abierto en su alma el misterio que rodeaba a la muerte de su madre, Fermín se propone contarle la historia sobre cómo conoció a Alicia Gris por primera vez, en lo que será un "vieja de idea y vuelta a los infiernos". El relato se remonta al año 1938 con Fermín oculto en un buque procedente de Valencia y llegando a una Barcelona devastada bajo las bombas y envuelta en un "manto de oscuridad acribillado de columnas de fuego y plumas de humo negro que ondulaban en el cielo como tentáculos". Fermín se propone cumplir una promesa hecha a un amigo en lo que será un episodio más de su "existencia épica y desgarrada de eterno polizón por la vida".

En Barcelona aparecerá nuevamente la figura del siniestro Fumero y, finalmente, encontrará a Alicia que, a sus 8 años, experimentará el horror de la guerra y se convertirá en una víctima que vagará errante hasta que termine trabajando para el gobierno y, veinte años después, se convierta en la pieza clave de la trama que da cuerpo a la novela. Pero en aquel momento Fermín se sentirá frustrado, lleno de remordimientos, pero preparado para ver si se cumple una frase premonitoria: "el destino siempre está a la vuelta de la esquina. Y si algún día decide ir a por él, ya verá cómo le concederá una segunda oportunidad". Y parece que, veinte años después, tendrá la oportunidad de comprobar la veracidad de esta afirmación.

Y es que en 1959 Alicia, convertida en un personaje fascinante, con una mente prodigiosa para la investigación, con un don para encontrar el rastro donde otros pierden la pista y para encontrar la llave donde otros sólo ven puertas cerradas, recibe el encargo de investigar la desaparición de Muricio Valls, ministro de Educación Nacional y editor de prestigio. De esta manera Zafón recupera la figura del otro gran malvado de la saga, el director de la prisión del castillo de Montjuic, donde estuvo encerrado Fermín y el padre de Alicia. Muchos cabos quedaron sueltos en la novela anterior alrededor de este personaje maligno, escritor frustrado, culpable de gran parte de los males señalados con anterioridad, y que ahora se convierte en el caso que Alicia tiene que investigar. Cuando parecía que ya no podría sorprendernos, Zafón nos ha reservado una sorpresa final con Alicia, todo un descubrimiento, un gran acierto, un personaje que, página a página, se va haciendo un hueco en la memoria de los lectores.

A partir de aquí la novela nos lleva por una trama apasionante, que recorre lugares emblemáticos y misteriosos de las ciudades de Barcelona y, esta vez, también de Madrid, para sumergirnos en los rincones secretos que todavía quedaban por explorar de los diferentes protagonistas y que nos mostrarán las claves para encajar todas las piezas del misterio puzzle que supone la vida de los Sempere y todos los personajes que, de una u otra forma, están relacionados con la familia y el Cementerio de los Libros Olvidados.

Zafón consigue entretenernos y divertirnos con una trama que se desarrolla en un ambiente gótico, oscuro, misterioso, algo que sólo puede conseguirse con talento narrativo, algo que el autor posee a raudales. Así que ya tienes lectura para estas navidades. Más de 900 páginas que se te pasarán en un suspiro y que te dejarán con la sensación de haber formado parte de un genial homenaje al mundo de los libros, una experiencia literaria histórica.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.