viernes, 14 de octubre de 2016

Sidney Chambers y la sombra de la muerte

UN NUEVO HÉROE IRRUMPE EN EL MUNDO DEL CRIMEN, CON LA ASTUCIA DE AGATHA CHRISTIE Y LA IRONÍA DEL PADRE BROWN.

Así es el canónigo Sidney Chambers, protagonista de La sombra de la muerte, de James Runcie (ed. Duomo, 2016) el primer título de la saga Los misterios de Grantchester que ha inspirado la serie de televisión del mismo título, convertida en un éxito internacional.

Runcie nos invita a degustar un libro que tiene el sabor de los clásicos policíacos, una lectura fresca, muy entretenida, con un ritmo muy ágil, y un peculiar protagonista, con un perfil propio y diferenciado a pesar de sus guiños a otros personajes literarios conocidos. Un título que disfrutarán tanto los aficionados al género literario como todo aquellos que aprecien las historias bien escritas, con atractivos personajes y tramas amenas y entretenidas.


James Runcie es un galardonado director cinematográfico y autor de siete novelas, entre ellas El secreto del chocolate, The Colour of Heaven, Canvey Island y East fortune. Es también el director artístico del festival literario de Bath. Ha trabajado como realizador de documentales en la BBC, Channel 4 e ITV. Las novelas de la serie Los misterios de Grantchester se han convertido en una exitosa producción televisiva internacional. Actualmente, vive en Edimburgo con su mujer y sus dos hijas. Duomo publicará próximamente el segundo libro de esta serie.

En este primer título de la serie encontramos seis relatos que nos presentan al protagonista, su círculo de amistades y conocidos, y descubriremos su faceta investigadora en un escenario idílico y una época que nos sitúa en la segunda mitad del Siglo XX. El primero de los relatos, La sombra de la muerte, que da nombre a todo el libro, supone el comienzo de su carrera detectivesca con un primer párrafo que ya nos atrapa: "El canónigo Sidney Chambers nunca había planeado convertirse en detective. En realidad, fue algo que ocurrió casi por casualidad, después de un funeral, cuando una mujer guapa y de edad indefinida expresó su sospecha de que la reciente muerte de un abogado de Cambridge no había sido un suicidio, como se había informado ampliamente, sino un asesinato".

En este caso iremos conociendo algunas de las características de Chambers y su entorno que marcarán el resto de la narración. El canónigo es un hombre alto y esbelto de uno treinta y pocos años. Con una carrera eclesial meteórica que ha despertado los recelos de sus colegas, Chambers es famoso por su discreta elegancia clerical, pero es también un sacerdote poco común, "amante de la cerveza caliente y el jazz, entusiasta jugador de críquet y ávido lector".

Todos los jueves se reúne con su amigo, el inspector Keating, en un pub cercano a la comisaría, para tomarse un par de cervezas amargar, jugar al backgammon y compartir confidencias. Será allí dónde Chambers comparta las dudas sobre el caso de suicidio y su deseo de investigar siguiendo los consejos de la enigmática mujer que le había pedido que indaga entre los conocidos del fallecido aprovechando que era sacerdote y podía ""preguntar sobre cualquier tema, por íntimo que sea", además de conocer a la gente y comprenderla gracias a su oficio.

A pesar de las retitencias de Keating, el clérigo se sumergirá en el caso de lleno dando comienzo a lo que será todo un carrusel de delitos en los que comprobará que "los problemas van en su busca" y tendrá que compaginar su ministerio y vocación con esta nueva faceta de investigador en la que contará con la compañía de Dickens, su perro labrador, su amigo Keating y Amanda, una amiga con la mantiene una peculiar relación de "amistad inexpugnable" en la que se mantendrá una tensión amorosa que se complicará con la aparición de otra mujer que añadirá un elemento más de perturbación a la vida de Chambers.

Y así se enfrentará en  Una cuestión de confianza se verá comprometido a asistir a una cena familiar en la desaparición de un anillo le colocará en una compleja situación "rodeado por la posibilidad del engaño, el robo y la traición y obligado a participar a regañadientes en una investigación sobre lo ocurrido en una cena a la que nunca se había mostrado entusiasmado por asistir". Acostumbrado a conceder a la gente el beneficio de la duda se encontrará"a punto de cuestionar la vida y la moral de amigos y conocidos".

El resto de los casos,  En primer lugar, no causar ningún daño, Una cuestión de tiempo, El Holbein perdido y Hombres honorables, supondrán otros retos aún más complejos y peligros, en los que tendrá que enfrenarse a una pareja de novios sospechosos de asesinato a los que tiene que ofrecer consejería espiritual antes del matrimonio, un asesinato mientras asiste a una actuación de jazz junto a Keating, la falsificación de un cuadro en la mansión de una familia de aristócratas y el asesinato de un actor durante la representación del Julio César de Shakespeare, obra en la que Chambers interpreta el papel de Artemidoro, personaje que intenta advertir al César de que un grupo de conspiradores quiere asesinarle.

Cada relato tiene su encanto, no sólo por el misterio que rodea el caso sino por las diferentes facetas y características que vamos conociendo del atractivo carácter del protagonista y el resto de personajes que lo acompañan. Cómo Chambers tiene que compaginar su vida personal, familiar, su tarea profesional que consistía en "ofrecer consuelo constante, amar y servir a sus feligreses a cualquier precio" y su nueva vocación investigadora, relacionado con su vocación ministerial, y es que el detective se adentra en los rincones más escondidos del alma humana.

No es de extrañar que este saga se haya ganado las mejores críticas:

«Un hombre justo en un mundo imperfecto. Sidney Chambers entra con fuerza en el universo de los grandes detectives.» Daily Mail

 «Puro placer.» The Scotsman

«Una novela negra intimista y llena de secretos que dibuja un incomparable retrato del periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial.» The New Yok Times

«Ningún detective, desde el padre Brown, ha sido tan cautivador.» The Independent

«Todas las historias tienen ecos de Agatha Christie.» The Scotsman

«Una lectura irresistible que hace revivir la encantadora atmósfera de un pueblo inglés de los años cincuenta.» The Times

«Cada historia, muy bien escrita, está llena de sorpresas que nos hacen augurar un maravilloso futuro para la serie.» The Spectator

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.