domingo, 28 de agosto de 2016

El caballero más grande

Elizabeth Chadwick, considerada por algunos como “la mejor escritora de ficción medieval de la actualidad”, rescata en El caballero más grande (La Esfera de los Libros, 2012),  la figura de William Marshal, conocido por la historia como William el Mariscal, uno de los héroes olvidados de Inglaterra y tal vez “el caballero más grande de la Edad Media”.


La autora novela la fascinante vida de William Marshal, que habría quedado en el olvido de no haber sido detallada en un poema narrativo encargado después de su muerte, que desapareció para ser redescubierto a finales del siglo XIX. El caballero más grande explora la primera parte de su vida, mientras otra novela cubrirá sus últimos años.

Chadwick nos invita a disfrutar con las aventuras de un curioso personaje, en una mezcla de realidad y ficción, que nos mostrará las circunstancias que llevaron al cuarto hijo de una familia de la pequeña aristocracia a surgir de la oscuridad para convertirse en “campeón de torneos, confidente de reyes, gran magnate y, finalmente, regente de Inglaterra (salvando al país de la bancarrota, como de un ejército invasor)”.

Encontramos a nuestro joven protagonista en Normandía, en el verano de 1167, recién nombrado caballero. Acusado de dedicarse únicamente a zampar y dormir, aprovechándose de su parentesco con el chambelán, tendrá que ganarse el respeto del resto de caballeros gracias a su destreza, astucia y esfuerzo.

En una situación económica precaria y con el orgullo por los suelos, la celebración de un torneo cambiará el signo de su vida y desencadenará una serie de acontecimientos que le llevarán al servicio de su tío Salisbury en la corte del rey Enrique. Allí se ganará la confianza de la reina Leonor, a la que salvará la vida, convirtiéndose en su fiel servidor y prometiendo lealtad a su hijo Enrique, el orgulloso, caprichoso y egoísta heredero al trono.

Desde su nueva posición de privilegio tendrá que lidiar con las intrigas, rumores y maquinaciones cortesanas, además de con las luchas familiares por el trono. El carácter del rey le situará ante encrucijadas morales, y conoceremos las causas que le llevaron a realizar un misterioso peregrinaje a Jerusalén, del que volvió cambiado y sintiéndose en deuda con Dios.

El caballero más grande es una entretenida novela con una historia de la mayor actualidad, "que refleja los tumultos, triunfos, escándalos y luchas de poder que apenas han cambiado en el transcurso de ochocientos años". Son muchos los episodios y situaciones a resaltar, pero quiero detenerme en uno que me ha recordado el relato bíblico en el que la fama creciente del general David despertó los celos del rey Saúl. En este caso, la reputación alcanzada por las gestas de la caballería de William eclipsó la estrella del rey joven, provocando una tensa situación entre los dos.

Esta novela nos acerca a la figura de un personaje que destaca por su integridad y lealtad. Una historia fascinante, digna de conocer.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.