lunes, 18 de abril de 2016

El impresor de Venecia

El impresor de Venecia, de Javier Azpeitia (ed. Tusquets, 2016) es un apasionante recorrido por la Venecia del Renacimiento de la mano de un impresor legendario. Una novela histórica que, con la dosis justa de ironía y erudición solapada, con personajes y noticias sobre la edad dorada de los pioneros de la edición, recrea de manera deslumbrante el nacimiento del negocio de los libros, en el entorno de una ciudad enloquecida, más apta para los escarceos amorosos que para los intelectuales, y en un tiempo de crisis, tras el que son reconocibles los retos editoriales del presente.




El autor.
Javier Azpeitia (Madrid, 1962) es autor de las novelas Mesalina (1989), Quevedo (1990), Hipnos (1996; premio Hammett de Novela Negra y llevada al cine por el director David Carreras), Ariadna en Naxos (2002) y Nadie me mata (Tusquets Editores, 2007). Como editor literario ha publicado, entre otras, las antologías Poesía barroca (1996), Libro de amor (2007) y Libro de libros (2008).

Ha sido director literario de las editoriales Lengua de Trapo y 451 Editores, y profesor del máster en Escritura Creativa de Hotel Kafka y de los másteres en Edición de la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad de Salamanca. En 2015 fue comisario de la exposición 500 años sin Aldo Manuzio, realizada por la Biblioteca Nacional de España, y participó en la muestra La fortuna de los libros, del Museo Lázaro Galdiano, donde uno de los incunables de Manuzio tuvo gran protagonismo.


La novela.
Nos encontramos en el siglo XVI, en una villa italiana donde vive una comunidad epicúrea a la que se dirige un joven cargado de libros. Quiere reencontrarse con su madre para escribir juntos la vida de su padre fallecido, el impresor renacentista Aldo Manuzio. El joven quiere mostrarle su texto sobre la vida del gran editor pero no sabe que la verdadera historia dista mucho de la gesta que quiere relatar y será ella quien le cuente las vicisitudes personales de Manuzio desde su llegada a una Venecia en la que se citan Erasmo de Rotterdam, Pico della Mirándola, y otros grandes humanistas, y donde Manuzio chocará con la censura impuesta por los poderosos, que intentarán impedir que algunos libros sean publicados.

Desde que arribó a Venecia en 1489, con el propósito de hacer exquisitas ediciones de los tesoros de la literatura griega, Aldo Manuzio tuvo que enfrentarse a dificultades inesperadas, como el robo de manuscritos, las imposiciones comerciales de su suegro y dueño de la imprenta, el potentado Andrea Torresani, o la censura de los poderosos contra la difusión del epicureísmo, que buscaba con pasión Maria, su joven esposa y colaboradora.

Escrito con exquisito gusto, de formo cuidada y culta, El impresor de Venecia es un genial homenaje al mundo del libro y a personajes como el de Aldo, visionario, creador de novedosas técnicas que han llegado hasta hoy como "el libro de bolsillo", luchador incansable por la libertad y la difusión de la cultura. Título que no puede dejarse pasar en un blog como éste.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.