domingo, 21 de noviembre de 2010

"Aguas gélidas"

“Aguas gélidas”, de Michael Koryta (RocaEditorial, 2010) es un original e inquietante thriller de terror que nos envuelve en una atmósfera asfixiante.

El protagonista es Eric Shaw, un director de fotografía de éxito cuya carrera se ha derrumbado por motivos que iremos conociendo y que ahora se dedicaba a realizar videos para graduaciones, bodas, cumpleaños, aniversarios y, especialmente, funerales. Eric tiene un sexto sentido para captar lo esencial en los vídeos conmemorativos de los fallecidos, dejando fascinados a los familiares. Eric también vive una crisis matrimonial con su esposa Claire, cuyos detalles también se irán desvelando a lo largo de la historia.

Uno de sus trabajos le lleva a ponerse en contacto con Alyssa Bradford, nuera del millonario Campbell Bradford. Alyssa le contrata para que investigue la historia de su suegro, un hombre especial, con una historia increíble. Campbell vivió en un pueblo del sur de Indiana, del que se marchó siendo un chaval, abandonando a su familia y consiguió posteriormente amasar una increíble fortuna. Alyssa quiere que Eric reconstruya su historia, ahora que su suegro está a punto de morir, ya que el anciano nunca ha contado nada sobre su infancia.

Eric tendrá que viajar al pueblo de West Baden, un lugar que en el pasado fue un gran complejo vacacional, donde se hospedaron personas de renombre como Roosevelt o Al Capone. La ciudad fue famosa por el agua mineral que producía y que provocó la construcción de balnearios y manantiales con supuestas propiedades curativas. Alyssa le entrega una enigmática botella con agua de Plutón, cuyo origen se remonta a la época dorada de la ciudad y que se mantiene fría de forma inexplicable y parece tener extrañas propiedades.

Antes de viajar, comienza a investigar sobre el pasado del pueblo, encontrando múltiples historias interesantes de “ricos y pobres, gánsteres y políticos, la explosión de un tren y la muerte de sus pasajeros, la Ley Seca y los efectos de la caída de la bolsa”. La historia puede tener todos los ingredientes para que Eric recupere su prestigio perdido y se le vuelvan a abrir algunas puertas que se le cerraron en el pasado.

Cuando Eric llega a la ciudad, se encontrará con un lugar enigmático, conocerá a una serie de peculiares personajes y contará con la ayuda de un joven que se encuentra en el pueblo realizando una investigación. Descubrirá un dato inquietante, ya que Campbell Bradford nació en 1892 y debería tener 116 años, cuando el anciano millonario tenía 95. Éste será el comienzo de una serie de revelaciones enigmáticas.

Eric empezará a tener alucinaciones y visiones sobre episodios del pasado que le harán creer que se está volviendo loco. Estos episodios pueden estar relacionados con el agua de la botella que ha comenzado a beber y que le obsesionará de forma compulsiva.

A través de la investigación y las visiones, viajará a un pasado de leyendas, asesinatos, corrupción, juego, contrabando, racismo y un personaje extraño, misterioso, del que dicen que “tenía el diablo dentro”.

La historia se volverá cada vez más oscura e inquietante, mientras Eric debe enfrentarse a los fantasmas de su pasado y a un peligro que se cierne sobre su vida. Además, se cometerá un asesinato en el pueblo, del que llegará a ser sospechoso. Recibirá sobornos y amenazas para abandonar la investigación, aunque él seguirá hasta sumergirse en una terrorífica pesadilla.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

1 comentario:

^^EldanY^ dijo...

intentaré leerlo, tiene buena pinta