miércoles, 15 de septiembre de 2010

"La senda de la gloria"

El peculiar escritor Jeffrey Archer ya nos deleitó con un thriller trepidante con “El impostor” , ahora nos sorprende con "La senda de la gloria" (ed. Grijalbo, 2010) un relato sobre la vida de un personaje fascinante, el escalador George Mallory, cuya desaparición en el Everest supone todo un misterio.

El libro se remonta a la infancia de Mallory, en el año 1892, cuando un episodio en el mar le hizo ver a su padre que su hijo carecía de la sensación de miedo y de toda noción de riesgo. Sus cualidades excepcionales para la escalada se revelaron desde muy joven, cuando estudiando en un internado, participó en varias expediciones en las que ya demostró su carácter inconformista y competitivo.

A continuación, el libro nos narra varios episodios de la vida del protagonista, llenos de aventura y acción, como fue la escalada al Mont Blanc o su ascensión a la basílica de San Marcos, para demostrarle su amor a Ruth, personaje clave en su vida y que deparará en la novela episodios emotivos y conmovedores plagados de romanticismo. Mallory también luchará por los derechos de las mujeres, algo que le supondrá disgustos y obstáculos en su camino.

La vida de Mallory dará un vuelco cuando conoce a Robert Scott, antes de intentar ser el primer hombre en llegar al Polo Sur. De este encuentro nace el reto de ser el primero en llegar a la cima del Everest. Las dificultades eran grandes, ya que el monte se elevaba 8.848 metros sobre el nivel del mar y no sabían cómo podría reaccionar el cuerpo humano a semejante altitud. Hasta ese momento, ningún hombre había superado los 6.600 metros. Además, “las temperaturas pueden ser inferiores a cuarenta grados centígrados bajo cero y el viento puede cortar como un cuchillo”.

A pesar de las dificultades, Mallory soñará con la hazaña gracias a su valentía y su espíritu de superación, pero antes vivirá episodios impactantes como su participación en la Primera Guerra Mundial. Pero cuando el Dalai Lama da el permiso para que una expedición cruce la frontera del Tíbet y pueda realizar la escalada, comenzará una carrera por participar en ella, en la que se producirán todo tipo de zancadillas y traiciones entre los candidatos. Finalmente, Mallory llegará al pie del monte y la novela nos relatará las dificultades, fracasos e intentos frustrados hasta culminar con la escalada final y la desaparición del escalador y su compañero.

La duda sobre si finalmente llegó a la cumbre, persiste, y el autor nos da unas claves, entre ellas el descubrimiento de su cuerpo en el año 1999 con el que comienza la novela, que nos permiten suponer lo que realmente ocurrió. Este descubrimiento está relacionado con una emotiva promesa que el escalador realizó a su esposa y cuyo cumplimiento podría ser la respuesta al gran interrogante.

La narración de la escalada final se convierte en un relato de suspense que propone respuestas a los interrogantes planteados y que, por encima de todo, refleja la gran ironía del montañismo, en el que “los hombres parecen encantados de dedicar meses a preparar una escalada, semanas a perfeccionar su técnica y todo un día a intentar llegar a la cima; y, cuando finalmente han logrado su objetivo, apenas dedican un instante a disfrutar de la experiencia junto a sus compañeros, con los que solo comparten el deseo de repetirla, pero en una montaña un poco más alta”.

Puede comprar el libro aquí: Popular Libros.

3 comentarios:

Mandarina dijo...

si, parece que siempre queremos tener algo pero cuando lo logramos, no disfrutamos casi nada de haberlo conseguido, e inmediatamente queremos hacer otra cosa, tener otro reto que lograr...sé muy bien lo que es eso xdd

B. Miosi dijo...

Jeffrey Archer es uno de mis escritores favoritos. Este libro se sale un poco del tipo de tema al que me tenía acostumbrada a leer. Luce interesante, sobr todo porque trata de un personaje legendario: Mallory y su desaparición en el Everest.

Una reseña muy bien hcha, te felicito.

Blanca Miosi

Miguel Ángel dijo...

¡Gracias a las dos por vuestros comentarios!

Yo descubrí al autor con "El impostor" y me cautivó...