martes, 18 de mayo de 2010

"Entre la bruma"

“Entre la bruma”, de Simonetta Agnello Hornby (ed. Tusquets, 2010) es una novela que se adentra en un tema que desgraciadamente es de gran actualidad, los abusos infantiles. La autora afirma que para escribir esta novela se ha basado en su experiencia como abogado, profesora universitaria y juez. El resultado es un thriller judicial intenso y duro que la autora escribe con valentía, convirtiendo su obra en un título que es necesario leer porque, a pesar de estar ambientada en Londres, trata una realidad que tristemente es común en todo nuestro entorno.

Pat, la protagonista de la novela, acepta de forma impulsiva un trabajo como secretaria en un bufete de la periferia especializado en derechos de familia. Esperaba estar únicamente dos semanas y dar el salto después para trabajar en algún reconocido bufete. Pat se involucrará en unos casos que le abrirán los ojos a una dura realidad en la que encontrará abusos, maltrato, pedofilia y todo tipo de situaciones comprometidas. Pero el caso estrella del bufete implicará a una familia acomodada cuyo padre ha sido acusado de abusar de su hija pequeña. Steve, el agobado del bufete, aceptará el caso, a pesar de sus sentimientos despectivos ante las familias adineradas, acostumbrado como está a trabajar para los más necesitados.

Mike Pitt, el padre acusado de abusar de su hija, se había trasladado al barrio londinense de Kensington, junto con su esposa Jenny sus hijas, Amy y Lucy, de 8 y 4 años respectivamente. La profesora de la guardería donde asite Lucy comienza a observar un comportamiento extraño en la niña, “no escuchaba cuando los adultos la hablaban y prefería quedarse sola y dibujar, en vez de jugar con los demás niños”. La profesora observa que la niña se muestra infeliz y dibuja de manera obsesiva extrañas figuras.

La profesora iniciará un proceso en el que Mike tendrá que enfrentarse a duras acusaciones. Se inicia una guerra encarnizada por la custodia de Lucy en la que se verán involucrados abogados, asistentes sociales y peritos. Mike contará con el apoyo incondicional de su esposa, pero surgirán las dudas, ¿Es culpable? ¿Le está encubriendo su esposa? La familia Pitt se surmergirá en una pesasilla de impredecibles consecuencias.

El proceso se desarrollará con sobresaltos y giros en el guión que descolocarán al lector y mantendrán el suspense hasta el final. Pero lo más interesante del libro no es la intriga, sino la denuncia social de un tema delicado, que si no es tratado de forma acertada puede arruinar las vidas de los más pequeños o de una familia entera.

Lo más inquietante es que la autora afirma que los personajes son ficticios, pero los hechos que se narran pueden haber sucedido perfectamente. El libro es una denuncia de una realidad que se ha dado en Inglaterra, “En las últimas décadas, numerosas investigaciones públicas sobre tragedias causadas por la ineficacia de los servicios sociales de un servicio asistencial multidisciplinar deficiente han escandalizado al público inglés”. Esperemos que casos así no vuelvan a producirse.
Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

5 comentarios:

azulandblue dijo...

hi.. buena idea... los libros son hermosos... juralo ke si.. un saludo desde mexico....te presumo... estpy leyendo "el tambor de hojalata" de gunter grass hechale ganas ok?

Miguel Ángel dijo...

Saludos, México!

Y mucho ánimo con "El tambor de hojalata", ya nos contarás qué tal...

Un abrazo

su dijo...

Saludos, yo también pertenezco a la especie mamífero-devorador de libros, jajajaja

Estoy leyendo "Entre la bruma" duro e intenso, y quiero llegar al final ya!

Hasta el próximo libro.

Miguel Ángel dijo...

Su,

Bienvenido al blog. Ya me dirás qué te parece el libro cuando lo termines. La verdad es que es de esas historias que te golpean la conciencia.

Un saludo

Compañía de Libros dijo...

Yo también comenté el libro en mi blog http://www.nuncatehagaslibrero.blogspot.com/
Me gustó mucho este libro y la mirada sobre la justicia y los prejuicios de clases. No deja títere con cabeza y no se salva ni el apuntador. Enhorabuena por tu blog, amigo mamífero devorador de libros.