domingo, 23 de mayo de 2010

Las claves de "Perdidos", ¿qué filosofía hay detrás de la serie?

A pocas horas de conocer el final de la serie "Perdidos", recupero esta entrada sobre un libro que nos aporta las claves de la filosofía que hay detrás de la serie.

"Perdidos: La filosofía", de Simone Regazzoni (ed. Duomo, 2010), nos acerca a las claves de "LOST" desde el punto de vista filosófico. Un libro de gran interés que nos invita a pensar y a reflexionar sobre el contenido de la serie.


Durante los años en los que se ha emitido la serie, han sido muchas las teorías que se han ofrecido en Internet sobre el significado de la isla y el posible final. El libro analiza algunas de ellas, como la que hizo Stephen King diciendo que sería un sueño de Jack o la que afirmaba que todos habían muerto y estaban en el purgatorio. Los argumentos para defender cada teoría son muy interesantes, pero el autor quiere ir más allá , al afirmar que "Perdidos es un obra que no puede ser interpretada como si fuera una película o una novela. Perdidos es una obra de arte televisiva que necesita otro tipo de lectura que exceda los límites de la interpretación en sentido clásico como búsqueda o revelación de su sentido profundo". Por lo tanto, el autor no pretende dar respuesta a los enigmas planteados en la serie (que son muchos), sino formular preguntas filosóficas a partir de estos e invitarnos a reflexionar.

La Isla de Perdidos se convierte en una alegoría del mundo en el que vivimos, en la que no existen explicaciones fáciles o simples sino que "cualquier explicación, cualquier respuesta a un problema o a un enigma tiene siempre la forma de un incremento de complejidad".

El libro analiza los principales temas que aparecen en la serie, guiándonos por los diferentes episodios. Analiza el significado de los nombres que coinciden con filósofos conocidos como Locke, Hume o Rousseau. Se adentra también en el argumento central, el conflicto entre fe y empirismo, con Locke y Jack como principales protagonistas. Locke es el hombre de fe y Jack el racional, cuyas certezas se van desmontando conforme avanzan los episodios.

El autor se detiene en detalles curiosos, en conversaciones y situaciones reveladores que nos hacen mirar más allá de la simple aventura, como cuando comprobamos que los libros que leen los personajes son claves y tienen significado. Los creadores de la serie juegan también con la realidad y la ficción, algo con lo que han experimentado especialmente en el ámbito de Internet.

Temas como la relación entre luto y gestación, el mundo perdido, la identificación de la isla con Dios, la muerte y el nuevo nacimiento, la existencia de otra realidad más allá de lo que vemos, etc, nos llevan hacia reflexiones profundas que se nutren del pensamiento de filósofos muy concretos que se señalan en el libro. De gran interés es también el capítulo que se acerca a los viajes en el tiempo de la quinta temporada, con los que "cualquier factor de orden y estabilidad tiende a desaparecer". El autor elige también un episodio como su preferido (curiosamente, coincido completamente con su elección), en el que los conceptos de amor y de libertad son protagonistas, especialmente en una escena mítica, emotiva, uno de esos momentos irrepetibles de la televisión; me refiero a la llamada teléfonica de Desmond a Penny que se produce en la 4ª temporada.

Finalmente y, por encima de todo, "Perdidos" se adentra en el enigma de la verdad. La pregunta que Pilato le hizo a Jesucristo, "¿Qué es la verdad?", es la clave que busca cada personaje de la serie. Su búsqueda se vuelve complicada, con indicios diseminados "en cualquier dirección, falsas pistas, sueños, premoniciones, errores, nuevas pistas, mentiras, alucinaciones".

Éste es el tema central de una serie fascinante y su contenido debe estimularnos a la reflexión porque "llega un momento en que dejas de buscar simplemente la verdad como un sabueso a su presa; te paras y empiezas a reflexionar, a interrogarte sobre cuál es el sentido de este buscar y la naturaleza de lo que estás buscando".

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

5 comentarios:

Miguel Ángel Moreno dijo...

Sinceramente, con LOST he tenido siempre la sensación de que los guionistas se han hecho un lío ellos solos y que no tenían ni idea de cómo terminar la serie.

Jorge Duré dijo...

"John es un hombre de fe y jack el racional"
Jonh dejo de existir, y aparecio Anti Jacob para "reclamar" su cuerpo... por algunos motivos extraños, el jefe de los Otros del Templo dijo que había que (recordando vagamente) "curar a Sajid antes de que le pase lo mismo que a Claire"... la cual aparece en el 3er episodio con ropas sucias, pelos enmarañados y un rifle.

Gracias por la info del libro...

Lisi dijo...

¡Qué interesante! Personalmente he decidido no engancharme a LOST...será tarde para hacerlo, pero quizá algún día me meta en ese misterioso mundo...

Miguel Ángel dijo...

¡Lisi!

Yo me enganché el verano pasado. Me pasaron las 3 primeras temporadas y las devoré. Después, bajé el ritmo porque coincido con Miguel A. Moreno en que las tramas se volvieron más liosas.

En esta última temporada vuelvo a estar enganchando ¡espero que los guionistas tentan preparado un buen final!

Jorge, si anti-Jacob tomó el cuerpo de John, puede ser que Jacob haya hecho lo mismo con Said... no sé, ¡esperaremos para ver con qué nos sorprenden!

Haidée dijo...

La idea del libro es original, o filosófica, pero no podemos estar cayendo en la trampa de sobreinterpretar para rellenar huecos que no son si no eso, vacíos que los guionistas no supieron completar?

Yo me enganché en la primera temporada y he devorado hasta el último episodio con la esperanza, frustrada, de que me aliviaran la sospecha que desde la tercera y cuarta temporada arrastraba: que por alargar el guión original, habían perdido la trama...