miércoles, 20 de abril de 2016

Dispara a la luna, de Reyes Calderón

Con Dispara a la luna (Planeta, 2016) la escritora Reyes Calderón ha conseguido el Premio Azorín 2016 gracias a una nueva entrega de la serie protagonizada por la juez Lola MacHor, todo un referente ya en el género de la novela negra y del thriller en España.

En esta ocasión la peculiar juez, convertida ya en un personaje irresistible, tendrá que usar toda su tenacidad y astucia para salvar la vida de su amigo Iturri en una trama llena de acción y humor que se adentra en la compleja problemática del terrorismo y de la negociación y el fin de ETA, tema polémico y controvertido que la autora maneja con valentía y destreza.



Reyes Calderón compagina escritura y Academia. Doctora en Economía y Filosofía, es profesora en la Universidad de Navarra, de cuya facultad de Economía es decana desde 2008. Visitante en las universidades de Berkeley y La Sorbona, su firma es asidua en artículos y conferencias. Público y crítica aplaudieron su saga, protagonizada por la juez Lola MacHor, en los exitosos Los crímenes del número primo, El expediente Canaima, El último paciente del doctor Wilson o La venganza del asesino par, como sin duda harán con los personajes de esta, ante quienes es imposible permanecer indiferente.

Tras ser galardonada con el Premio Abogados de Novela por su obra El jurado número 10, Reyes Calderón se ha consolidado como una autora referente dentro de la literatura de intriga, como atestigua el éxito de público de su saga protagonizada por la juez Lola Machor que vuelve en esta novela, con más fuerza que nunca.

La novela comienza de forma trepidante con la protagonista en una situación comprometedora que consigue narrar con su peculiar ironía y sentido del humor, moviéndose entre lo macabro y lo divertido con gran acierto. Lola se encuentra en una comisaría francesa sin poder dar muchas explicaciones y sabiendo que se enfrenta a un escenario delicado: ella, una magistrada jefe de sala de lo penal en el Tribunal Supremo ha sido hallada en suelo francés cerca del cadáver del candidato a la presidencia del gobierno vasco por el partido radical y junto a un inspector malherido en la misma reyerta, que curiosamente está a sueldo de la Interpol y que tiene síntomas inequívocos de haber soportado un cruel secuestro.

El inspector no es otro que Juan Iturri y Lola, agotada, preocupada por la suerte de su inseparable amigo, mientras espera una ayuda que duda si será efectiva, se abandona al sueño y, en ese momento, empieza a ver "con nítida claridad el sentido de los hechos. Las razones. Los porqués. Mi mente recompone esa historia conocida a trozos, a trompicones, y comprendo. Sí, comprendo. Todo empieza a tener sentido".

El resto de la lectura es la recomposición de un caso que se presenta como un puzle cuyo inicio que se remonta a dos meses y medio atrás y que tiene varias piezas que encajar:

- El suicidio de un joven preso etarra arrepentido en la prisión de Alcalá Meco.

- La existencia de un topo en ETA, llevando a cabo un doble juego, cooperando con el Gobierno e impidiendo el final de la banda.

- Un hermano que ha jurado venganza y está dipuesto a todo para llevar a cabo sus planes.

- El gobierno español creando un gabinete de crisis por el secuestro de un inspector.

- La juez Lola que sospecha que su amigo Iturri está en peligro y se enfrenta a todo con tal de salvarle la vida, incluso a los celos de su marido Jaime, cada vez más distante y enigmático.

La autora nos ofrece otra trama trepidante, narrada con un ritmo muy ágil, que sitúa a los protagonistas en una situación límite y que se acerca al tema del terrorismo, el espionaje y el contraespionaje de forma valiente, sin rodeos, con la mirada certera, irónica y lúcida con la que Lola observa la actualidad política y social, ya habitual en el resto de títulos de la serie.

Una historia que sigue ahondando en ese peculiar trío formado por Jaime, Lola y su amigo Iturri, y esa "especie de cordón umbilical" que, sin quererlo ni buscarlo, mantenía irremediablamente unida a Lola con la figura de Juan Iturri. Una Lola a la que los anteriores casos han creado una inseguridad y desconfianza que encuentra su apoyo en su amigo, pero que en esta ocasión será ella la que tendrá que prestarle ayuda al encontrarse su vida en sus manos.

Y ya solo queda dejarse llevar por la espiral de acción y suspense de una lectura compulsiva, que resulta imposible dejar hasta llegar al final y que va resolviendo interrogantes sobre los protagonistas de la saga y planteando otros nuevos.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.