domingo, 2 de junio de 2013

El fin de los escribas, de Glenn Cooper

Con El fin de los escribas (ed. Grijalbo, 2013) Glenn Cooper pone el broche de oro a una apasionante trilogía que ha cautivado a millones de lectores de todo el mundo y que nos ha ofrecido una de las tramas más originales y fascinantes de los últimos años.


En La Biblioteca de los Muertos y El Libro de las Almas acompañamos a su protagonista, Will Piper, agente especial del FBI, en una sorprendente investigación que le llevó a descubrir la existencia de una misteriosa Biblioteca, escrita en la Edad Media por escribas de la abadía de Vectis, compuesta por cientos de miles de libros que contenían las fechas de nacimiento y muerte de todas las personas del mundo. Los monjes realizaron su enigmático trabajo durante siglos hasta que se detuvieron en una fecha concreta: el 9 de febrero de 2027. Posteriormente todos se suicidaron después dejar anotada una inquietante frase: “Finis Dierum”.

Esta novela comienza a finales del año 2026 con la humanidad atemorizada y conmocionada esperando la fecha del fin del mundo. Will tiene 65 años, lleva 15 alejado del caso y es considerado persona non grata para el gobierno. El autor utiliza una hábil herramienta para resumir el argumento de las dos novelas anteriores en apenas cuatro páginas. De esta forma consigue que los lectores de las anteriores novelas refresquemos la memoria y que los que se incorporen a la trilogía por primera vez puedan situarse en la trama sin haber leído las anteriores. Aunque mi recomendación es seguir el orden de las novelas porque realmente vale la pena dejarse cautivar por esta historia desde la primera página de la Trilogía.

Will se prepara para la fatídica fecha e intenta reconducir la relación con su Nancy, su mujer, deteriorada después de que ella haya ascendido de forma meteórica en la jerarquía del FBI. Pero tres acontecimientos darán un nuevo giro radical a su situación: un grave infarto que está a punto de terminar con su vida, la crisis internacional provocada por un asesino que sigue el mismo método que el que investigó Will en la primera novela y de cuyo caso se encarga Nancy, y, finalmente, la misteriosa desaparición de Phillip, el hijo de ambos de 15 años, cuyos pasos seguirá un debilitado Will que descubrirá la existencia de unos misteriosos bibliotecarios para comprobar que no ha conseguido dejar su pasado atrás.

Esta trama se alterna con otra narración que se sitúa en el año 1296 en la isla de Wight, poco antes del suicidio colectivo de los escribas, y que tiene como protagonista a Clarissa, una joven novicia embarazada de uno de ellos. La joven y su hijo serán protagonistas de una trama que podría contener la clave de lo que va a suceder el día 9 de febrero de 2027. Y entre las dos tramas, otra protagonizada por Benjamin Franklin, que ayudará a que terminen encajando todas las piezas del increíble puzle creado por el autor.

Glenn Cooper culmina una apasionante trilogía que, además de ofrecernos una cautivadora historia, nos hace reflexionar sobre temas como el determinismo y el libre albedrío, y nos sitúa ante una pregunta trascendental: ¿qué haríamos si supiéramos la fecha de nuestra muerte o del fin del mundo? En esta novela añade un elemento más de interés, el futuro descrito por el autor se asemeja a la actualidad: “grandes avances tecnológicos en comunicaciones; nuevas potencias como China que disputan a Estados Unidos y a Europa su papel preponderante; una juventud desesperanzada, escéptica, que opta por no actuar y conformarse ante la catástrofe anunciada… Y, sobre todo, mucho miedo, como en la coyuntura que estamos viviendo actualmente”. ¿Cuál será el desenlace? ¿Hay esperanza para la raza humana? No te lo pienses más y déjate seducir por esta apasionante Trilogía…

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

2 comentarios:

Eva M Martín dijo...

Prescindo de leer la rerseña. esta misma mañana he terminado La biblioteca de los muertos y no quiero leer nada que aún no haya sabido.

Miguel Ángel dijo...

Haces bien. Disfruta de la lectura. Ya nos contarás cuando llegues al final. Un abrazo.