jueves, 21 de febrero de 2013

La reina descalza, de Ildefonso Falcones

La reina descalza (ed. Grijalbo, 2013) es la nueva y esperada novela de Ildefonso Falcones. Después de haber vendido más de siete millones de ejemplares de sus anteriores libros “La catedral del mar” y “La mano de Fátima”, el autor nos hace viajar ahora a la España del siglo XVIII y acompañar a dos mujeres, una ex esclava negra y una joven gitana, en una historia de amistad, pasiones, traiciones, injusticias y venganzas.


La novela gira en torno a la vida de dos mujeres muy diferentes, pero que terminarán cruzando sus caminos y estableciendo una estrecha relación de amistad que se enfrentará a múltiples obstáculos y sufrirá todo tipo de altibajos. Caridad, Cachita, es una esclava negra traída de Cuba que ha conseguido la libertad por el fallecimiento de su amo durante la travesía. Pero la libertad no provocará un cambio positivo en su vida, sino que la dejará sola y desamparada en la ciudad de Sevilla, añorando a su familia y comprobando cómo los abusos y humillaciones que había sufrido por los hombres cuando era esclava, continuarán ahora a pesar de haber obtenido la libertad. De forma providencial quedará bajo el cuidado de Melchor Vega, un gitano bribón y desafiante, que ha conseguido sobrevivir a las galeras y que intenta inculcar el orgullo de raza en su nieta Milagros.

Milagros Carmona, la nieta de Melchor, es la otra gran protagonista de la novela. Una joven gitana de Triana cuya familia se dedica al contrabando de tabaco y a decir la buenaventura y que ha crecido siguiendo el ejemplo de su abuelo y los consejos de su madre sobre su raza: “Los gitanos siempre hemos sido libres. Todos los reyes y príncipes de todos los lugares del mundo han pretendido doblegarnos y nunca lo han conseguido. Jamás podrán con nuestra raza; somos mejores que todos ellos, más inteligentes. Necesitamos poco. Nada ni nadie nos ata. Nos da igual el riesgo. Así es como siempre hemos vivido”.

De esta forma, Milagros forjará un carácter indomable que se rebelará también contra las tradiciones y costumbres de su raza. Obligada a comprometerse con alguien a quien no ama y enamorada de un joven perteneciente a la familia rival, se opondrá a la decisión de sus padres sumergiéndose en un infierno con desastrosas consecuencias tanto para ella como para su familia.

Entre Cachita y Milagros se establece una relación de confianza, complicidad y respeto que se verá truncada el 31 de julio de 1749, cuando el obispo de Oviedo y presidente del Consejo de Castilla junto con el marqués de la Ensenada, organicen una redada contra los gitanos de toda España, enviando las tropas reales a todas las ciudades en las que tenían constancia que vivían gitanos y encarcelando a alrededor de 12.000 hombres, mujer y niños a los que calificaban como “gente infame y nociva”.

Desde este momento los caminos de las dos protagonistas se separan, así como los del resto de personajes de la novela cuyas peripecias, aventuras y desgracias se van alternando y entrelazando a lo largo de la narración.

Esta es la base argumental de una novela que nos sitúa en un interesante período histórico y que nos acerca a las desgracias e injusticias sufridas por un pueblo gitano que estaba situado en el punto de mira del Marqués de la Ensenada, cuyo único objetivo era la extinción de su raza. El autor consigue describir con detalle el día a día de este peculiar pueblo que, a diferencia de otras comunidades perseguidas a lo largo de los tiempos, fue capaz de “resistir y sortear las dificultades, casi jugueteando, burlándose de las autoridades y de sus constantes esfuerzos por reprimirlos”.

Los protagonistas tendrán que hacer frente a las humillantes leyes impuestas contra ellos y a los prejuicios raciales, pero también a sus particulares leyes gitanas que demuestran que la violencia y la venganza solo generan odio, dolor, sangre y más violencia.

La novela nos sitúa principalmente en dos ciudades, Sevilla y Madrid. En la ciudad andaluza se desarrolla la primera parte de la novela, para mi gusto la más entretenida. Allí descubriremos el callejón de San Miguel, en el barrio de Triana, considerado por muchos la cuna del flamenco. El arte que corre por las venas de Milagros nos ayudará a comprender un legado que ha sido declarado por la UNESCO Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

En la segunda parte de la novela la acción principal se sitúa en Madrid donde, a diferencia de Sevilla, no estaban prohibidas las comedias y sus habitantes acudían a diario a los teatros no solo para ver las representaciones sino principalmente a las tonadilleras, quienes enriquecían el espectáculo con su interacción con el público, convirtiendo “el ingenio, el desparpajo, la ironía y, por supuesto, la sensualidad en méritos tan importantes como la voz o el donaire en el baile”.

El gran acierto del autor es conseguir describir con todo lujo de detalles el contexto histórico y social en el que se desarrolla la trama, sin aburrir ni frenar el ritmo de la novela. Las diferentes historias planteadas se desarrollan con mayor o menor acierto, pero en su conjunto la novela nos hará disfrutar con unos personajes que encarnan lo mejor y lo peor de la naturaleza humana y nos mantendrán con el corazón en vilo mientras asistimos a toda una serie de episodios presididos por la intolerancia, el odio y los prejuicios, mientras sus protagonistas intentan salir adelante movidos por una pasión “que emana de las voces y bailes de esa raza de príncipes descalzos” y por un carácter altivo y orgulloso que se sobrepone a la adversidad y ante el que “no había látigo en el mundo que pudiera doblegarles”.

Más información:   Ficha de la novela en Megustaleer.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

2 comentarios:

Todos mis libros dijo...

Hola, pienso ir a la firma de libros que se organizará dentro de poco aquí en mi localidad, y de paso le llevaré los otros dos que tengo de él a ver si me los firma. Desde luego este me llama bastante. Saludos.

Miguel Ángel dijo...

¡Espero que tengas suerte! Ya nos contarás. Un abrazo.