miércoles, 30 de enero de 2013

El Camino Mozárabe, de Jesús Sánchez Adalid

Con El camino Mozárabe (ed. Martínez Roca, 2013), Jesús Sánchez Adalid nos invita a realizar un fascinante viaje histórico por los escenarios del siglo X, doce años después de la publicación de El Mozárabe, magistral novela histórica con más de un millón de ejemplares vendidos.


La novela nos traslada hasta unas décadas antes del comienzo de El Mozárabe por lo que no es necesario haber leído esta, aunque hay guiños en sus páginas a los lectores de su emblemática novela. La trama nos sitúa en el año 939, justo después de una batalla de Simancas con un desenlace envuelto en la confusión y  en el misterio, y que tuvo como consecuencia la humillante derrota del rey Abderramán III frente a las tropas del rey Radamiro.

Esta derrota provocará toda una serie de acontecimientos que tendrán como protagonistas a diferentes personajes cuyas tramas iremos siguiendo de forma alterna y que se irán entrelazando a lo largo del relato. Por una parte tenemos a la reina Goto, abadesa de Castrelo de Miño y viuda del rey Sancho Ordóñez, el último rey de Gallaecia y hermano de Radamiro. Goto se propone cumplir con el voto hecho por Radamiro antes de la batalla de Simancas, quien juró que, si vencía, devolvería el cuerpo del santo Paio a Gallaecia. Sus restos reposan en Córdoba, tierra infiel, y Goto está dispuesta a sacrificarlo todo por hacerle justicia. Viajará a León para convencer al rey de que la deje emprender la peligrosa misión.

En León encontramos también a Musa aben Rakayis, ministro del rey Radamiro, cristiano de origen árabe representante de todas las comunidades cristianas del reino que asesoraba al rey sobre todos los temas relacionados con los musulmanes. Musa aborrece la guerra, es luchador por la paz e intenta convencer al rey para que envíe cuanto antes sus embajadores a Córdoba para negociar un tratado de paz antes de que el ejército de Abderramán vuelva a reorganizarse.

La novela nos hace viajar, finalmente,  hasta la Córdoba del Califato, donde sus habitantes sufren la ira de Abderramán cuando regresa de su derrota. Las reacciones airadas y crueles del califa afectarán a Estebanus al Sabbag, al que todos conocen como Lindopelo, un mozárabe que se dedicaba a tintar los cabellos y que se había ganado el favor de Abderramán.

En Córdoba también descubriremos los esfuerzos del gran visir por manipular al califa y conseguir una venganza rápida contra los cristianos. Y, finalmente, asistiremos al relato de Justo Hebencio, un sacerdote experto en las profecías del fin del mundo que recibirá un sorprendente encargo del califa para que forme parte de la comitiva diplomática que viajará a Gallaecia.

Estas tramas se alternan y cruzan alrededor del “Camino Mozárabe”, una ruta hoy muy desconocida que unía Norte y Sur, Al-Andalus con “El fin de la Tierra” (donde está el sepulcro de Santiago) y que será testigo de las conspiraciones, traiciones y luchas de poder, además de los esfuerzos diplomáticos de algunos personajes convencidos de que “no hay esfuerzo en este mundo, por abnegado y loable que sea, más hermoso que buscar la paz”.

El Camino Mozárabe resulta todo un acierto, una novela en la que el autor nos envuelve con su prosa exquisita y nos sumerge nuevamente en un mundo descrito con maestría. Y para completar el menú, incluye un extenso apéndice histórico que nos aportará luz sobre el trasfondo histórico de la novela.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

8 comentarios:

Dolores dijo...

No conocía estos libros, pero todo lo que sea novela histórica termina en mis manos. Apuntados quedan.

Un beso.

Miguel Ángel dijo...

Dolores, Sánchez Adalid es un gran escritor, sus novelas no defraudan. Un abrazo.

Teresa dijo...

Acabo de leer El camino mozárabe hace media hora. Es una maravilla de novela, como toda la obra de Sánchez Adalid. Absolutamente recomendable. Mi agradecimiento a Miguel Ángel, como siempre, por la reseña y la recomendación. Pepa Fernández.

Miguel Ángel dijo...

Pepa, ¡Gracias a ti por compartirlo! Un abrazo.

Pepa Benavente dijo...

Me ha encantado esta maravilla de novela que ha superado todas mis expectativas. Leí El Mozarabe de Sánchez Adalid hace años y ahora vuelvo a disfrutar con esta nueva historia que tiene poco que ver con aquella, pero que no por eso deja de ser igualmente interesante. Hoy por hoy toda la obra de Adalid es verdaderamente destacable en el panorama literario español.

Miguel Ángel dijo...

¡Gracias por tu comentario, Pepa! Coincide plenamente con tu opinión sobre el autor. Un abrazo.

Teófilo Cañas dijo...

Fui leyendo todo lo que se iba publicando en Internet sobre esta novela, El camino mozárabe, sin decidirme a comprarla. Para ser sincera, debo decir que me decidió leer los comentarios de esta página. La compre, la leí y ahora me alegro y me veo obligada a certificar los buenos comentarios de internet hacia la novela. No siempre me fió de la red, porque es muy falaz y engañosa. Pero esta vez al menos se han cumplido mis expectativas. El camino mozárabe es una preciosa novela que cuenta una historia muy original, en pleno siglo X, con reyes que cruzan embajadores y personajes ávidos de paz. Es muy bonito todo lo que se cuenta de Córdoba y las descripciones del León medieval, de Galicia, de corría. Magistralmente tratados los personajes y la intriga. Dan ganas de seguir y seguir leyendo y cuando se acaba y se lee el final ¡impresionante! Da pena por acabarse la lectura. Este escritor merece la pena.

Teresa dijo...

Si que me ha gustado. Comparto estas opiniones con sinceridad. Preciosa novela que debe leerse con tranquilidad y deseo de saber. Imprescindible.