lunes, 9 de enero de 2012

El Prisionero del Cielo, de Carlos Ruiz Zafón

El Prisionero del Cielo, de Carlos Ruiz Zafón (ed. Planeta, 2011), es el esperado tercer título de la tetralogía del Cementerio de los Libros Olvidados. Después de la fascinación que sentí al leer La Sombra del Viento, y la decepción de El Juego del Ángel, esperaba con expectación esta novela. Y puedo decir que he vuelto a sentir la magia de La Sombra del Viento, con el estilo narrativo hipnótico del autor, que nos deleita con una lectura apasionante que es imposible dejar hasta llegar al final.


En El Prisionero del Cielo, el autor retoma tramas abiertas en las dos anteriores novelas, aclara aspectos oscuros o poco definidos de aquellas historias, viaja al pasado para situar a Daniel ante una encrucijada presente y futura, que nos deja nuevamente expectantes esperando la publicación del último título de la tetralogía.

La historia se sitúa en diciembre de 1957, casi dos años después del final de La Sombra del Viento. Daniel Sempere, casado con Bea y con un hijo, sigue ayudando a su padre en la librería, mientras Fermín Romero de Torres prepara la boda con la Bernarda. Daniel observa con preocupación cómo Fermín se muestra alicaído y con un humor de perros, atormentado por preocupaciones que no quería compartir.

La aparición de un enigmático personaje en la librería, que amenaza con desvelar un secreto del pasado, provocará que Daniel y Fermín se enfrenten a fantasmas de su pasado. Fermín tendrá que retroceder casi veinte años, para rememorar su ingreso en la prisión del castillo de Montjuic, un lugar siniestro, dirigido por un personaje cruel y miserable.

El protagonista principal de la novela será Fermín, que nos deleitará con su sentido del humor y su particular visión de la vida, y que también confirmará que es un hombre “que inventaba su historia día a día”. Por la novela desfilarán personajes de las anteriores historias, especialmente David Martín, cuya aparición desvelará claves para comprender los puntos más oscuros de El Juego del Ángel.

La novela es un homenaje a la literatura, con claros guiños y referencias a clásicos como El conde de Montecristo o Los Miserables. Son muchos los ingredientes a destacar en la historia. En primer lugar, el estilo de Zafón, que convierte la lectura de sus novelas en una experiencia emocionante. Los personajes están bien definidos, destacando, además de Fermín, la aparición de un nuevo villano que encarnará lo peor del ser humano y que se convierte en ilustración del nuevo régimen. Por supuesto, encontraremos también intriga, misterio, amistad y amor, además de una historia de rabia, odio, dolor y venganza, con pinceladas de humor y de crítica social, que completan un menú irresistible que nos dejará con un buen sabor de boca.

Sin llegar a la genialidad de La Sombra del Viento, pero superando con creces la decepcionante historia de El Juego del Ángel, estamos ante una novela que cumple con las expectativas creadas por una tetralogía que promete seguir dándonos alegrías con el siguiente título.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre éste y otros libros.

1 comentario:

El lector indiscreto dijo...

A diferencia de la mayoría de la gente, considero que El prisionero del Cielo es un libro decepcionante en comparación con sus antecesores.

Es un libro donde no pasa nada, y que me parece nada más que un paréntesis entre el primero y el cuarto, que es el último para terminar la secuela.

Por otra parte, nunca me ha gustado esa comparación que hacen entre el juego del ángel y la sombra del viento. Para mí, literariamente, El juego del ángel me pareció una novela mucho más lograda y tan emocionante como La sombra del viento, con la diferencia de que El juego del ángel es una historia más oscura y cuya mayor riqueza es su carismático protagonista.

Los pasos del Cielo... una decepción. Un libro donde no pasa nada y que me pareció casi una ofensa del escritor.

Mejor lo hubiera unido a la parte que viene en vez de hacernos comprar un libro donde los protagonistas, quizá a falta de ideas, son los mismos del primero.

Decepcionante a más no poder...-__-