domingo, 19 de septiembre de 2010

"La historia de Edgar Sawtelle"

“La historia de Edwar Sawtelle” (ed. Planeta, 2010) es la primera novela de David Wroblewski, un libro que llega a España después de haber estado durante meses en los primeros puestos de venta de la Lista del New York Times y de haber sido recomendada por personajes influyentes como Oprah Winfrey: "Es todo lo que deseas de un libro. Se agarra a ti y no te suelta hasta la última página... Te garantizo que te va a encantar" o Stephen King, "Me encantó La historia de Edgar Sawtelle. Yo no vuelvo a leer muchos libros, porque la vida es demasiado corta. Pero éste lo voy a volver a leer".


Los datos de acogida de crítica y público son una sorpresa cuando descubrimos el argumento del libro, la historia de amistad entre un niño mudo y su perro… ¿ya está?, ¿eso es todo? Bueno, déjame que te cuenta algo más sobre el argumento para que puedas hacerte una idea de los ingredientes que componen este delicioso plato dispuesto para ser degustado.

Edgar Sawtelle nació en el año 1958 en una granja de Wisconsin. En apariencia era un niño normal, pero rápidamente se dieron cuenta de que algo fallaba, el niño no emitía ningún tipo de sonido. Sus padres, “muy pronto comprendieron que nadie entendía un caso como el de Edgar. Niños como él sólo aparecían en los libros de medicina”. Aún así, tenían la esperanza de que en cualquier momento comenzara a balbucear y llorar, pero no fue así, Edgar era un niño “silencioso en la alegría y silencioso en la aflicción”. El niño era mudo, aunque podía oír.

Su madre se preocupó de que Edgar pudiese valerse por sí mismo, desarrollando la capacidad de expresarse mediante el lenguaje de signos, lo cual le permitía comunicarse con el mundo. Pero el niño tenía una capacidad aún más desarrollada, se comunicaba de forma especial con los perros del criadero de sus padres, especialmente con “Alomondine”, una preciosa perra con la que ya jugaba cuando todavía no había salido de la cuna y que se convirtió en su compañera inseparable. Sus padres habían criado a los perros con “unos valores y unas características que los hacen animales nobles e inteligentes, los mejores amigos que un hombre puede desear”. También aprendió a leer a los tres años, demostrando una inteligencia especial desde pequeño. La lectura será su consuelo en los momentos difíciles que tendrá que afrontar.

La vida de Edgar se desarrolla en un ambiente de felicidad y tranquilidad, cada vez va tomando más responsabilidades en la granja, hasta que aparece su tío Claude, hermano de Edgar al que no veía desde hacía muchos años. La llegada de Claude provocará discusiones y altercados entre los dos hermanos, que arrastran problemas por arreglar desde su infancia. Edgar comprobará que la naturaleza de su tío es muy diferente a la de su padre.

La marcha de su tío después de una seria discusión y la muerte del padre de Edgar de forma aparentemente accidental, darán un vuelco a su situación y tendrá que hacerse responsable de la granja y sacarla adelante junto a su madre para poder mantener la propiedad.

La débil salud de su madre y las complicaciones del criadero provocarán que su tío vuelva con ellos, comenzando así una nueva vida en la que Edgar comprobará con horror cómo Claude intenta ocupar el lugar de su padre. Edgar se cerrará en su mundo y comenzará a descubrir secretos del pasado y evidencias que llenan de sombras la muerte de su padre.

Estamos ante una novela con un comienzo lento y algo denso por lo que cuesta engancharse desde un principio. Pero una vez superadas las primeras páginas, rápidamente nos sentiremos cautivados por un personaje especial, que nos provocará admiración por su afán de superación y nos emocionará con sus sueños, miedos, remordimientos y con episodios conmovedores como el de la muerte de su padre, en el que asistiremos con un nudo en la garganta a su impotencia y desesperación intentando ayudar su padre.


Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

3 comentarios:

Cristina dijo...

Yo estoy en plena lectura. Voy por la página 410 creo recordar y estoy más que enganchada. Es muy bonita la historia, me gusta cómo está escrita y, a mí que me encantan los perros, se me cae la baba literalmente. Voy a recomendarlo a todo el mundo. Un libro difícil de olvidar (y eso que aún no lo he acabado). Saludos.

Víctor G. dijo...

Felicidades por la reseña. Me ha servido de gran ayuda en la elaboración de la mía. Hace no mucho he empezado en esto y me sería de gran ayuda si le echases un vistazo a mi blog y me dijeras qué te parece. Aquí te dejo el enlace. Gracias de antemano y enhorabuena por el blog. http://libresdelectura.blogspot.com.es/

Anónimo dijo...

Tengo la sensación de no haber leído el mismo libro que vosotros. No solo no me ha enganchado... Se me ha hecho eterno. Me encantan los animales y nada mas leer la sinopsis pensé.... Tiene muy muy buena pinta... Pero a medida que lo he ido leyendo la trama se me ha hecho muy pesada. Creo que el autor es tan minucioso narrando detalles que te llega a perder ....