lunes, 10 de mayo de 2010

"Anécdotas de millonarios"

"Para ser millonario no basta con tener dinero, también hay que saber cómo malgastarlo"

El libro "Anécdotas de millonarios" de David Escamilla (Libros Cúpula, 2010), demuestra que esta frase irónica se convierte en una realidad en la vida de muchos millonarios.

El autor demuestra que los gustos de la gente cambian a medida que aumentan las cifras de sus cuentas corrientes. Cuando el dinero llega en abundancia “la persona se transforma y no tan sólo le gusta gastarlo a manos llenas sino en las cosas más inverosímiles”. El denominador común de todos los multimillonarios es un estilo de vida presidido por el lujo y la ostentación. Esto da lugar a numerosas anécdotas, algunas de ellas inverosímiles, que encontramos en este amena y divertida obra.

El libro no podía empezar con otro personaje, las aventuras de Paris Hilton abren el camino a toda una serie de disparates. Las hazañas de Hilton sitúan el listón de las excentricidades muy alto, casi imposible de superar, aunque, he dicho bien, casi… porque los siguientes millonarios no se quedan a la zaga.

Las anécdotas protagonizadas por Bill Gates, Michael Jackson, Mohamed VI, el “querido” Madoff, Victoria Beckham, los Rolling, George Clooney, etc, nos mostrarán un rosario de exceso, despilfarro, exigencias caprichosas y una variedad de datos sonrojantes, aunque se quedan cortos ante el capítulo protagonizado por los nuevos ricos, con los empresarios rusos a la cabeza y, por supuesto, las extravagancias de los jeques árabes que exceden todo lo imaginable. Algunas excentricidades no terminan en esta vida, las últimas voluntades de algunos de estos personajes no tienen desperdicio…

De forma sarcástica se incluye un apartado con consejos para llegar a ser millonario y las “virtudes” que estas celebridades acumulan. Afortunadamente, también encontramos un apartado para recordar que hay millonarios que han conseguido aislarse de esta vida de excesos, algo que se agradece, la verdad sea dicha, como el dueño de Ikea que sigue cogiendo el metro para ir a trabajar. El capítulo de los animales millonarios es el colmo de los absurdos y sería hilarante si perteneciese al mundo de la ficción.

Si eres de los que tienen que hacer malabarismos para realizar la compra cada mes, no leas el capítulo sobre la lista de la compra de los millonarios ¡te dará un infarto! Botellas de agua al precio de dos millones de euros son una muestra de lo excesos en los que viven algunos mientras otra parte del mundo se muere de hambre y de sed…

Los millonarios tacaños también tienen su capítulo. Destaca la figura de J. Paul Getty, con una fortuna superando los 1.000 millones de dólares gracias al petróleo, instaló teléfonos de monedas en su casa para que las visitas pagaran sus llamadas... ¡por eso acumuló esa fortuna!

El libro se completa con más anécdotas curiosas que se leen como diversión, que nos harán sonreír, pero que también tienen que hacernos reflexionar sobre nuestros hábitos de vida. Es muy fácil despilfarrar el dinero aunque no tengamos las cantidades que se manejan en este libro. Es legítimo y necesario disfrutar de lo que tenemos, pero también debemos ser equilibrados y aprender a administrar de forma sabia nuestros bienes.

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

2 comentarios:

Miguel Ángel Moreno dijo...

Interesante. En la portada hay un caballero bien trajeado con aspecto de banquero. Me da que pensar. Los tipos con aspecto... bohemio, no llegaremos nunca a poseer grandes fortunas.

Miguel Ángel dijo...

Nunca se sabe, compañero, mira Johnny Deep...