lunes, 8 de febrero de 2010

"El cuarto oscuro de Damocles"

"El cuarto oscuro de Damocles" (ed. Tusquets, 2010), es una novela escrita en 1958 por Willem Frederik Hermans, un escritor holandés olvidado durante décadas y cuya obra se está empezando a redescubrir.


La novela está ambientada en Holanda, en la época de la ocupación nazi y tiene como protagonista a Henri Osewoudth, hijo del estanquero del pueblo. Comienza en 1933, cuando Henri tiene 12 años y, después de una tragedia familiar en la que su madre asesina a su padre, se va a vivir con sus tíos. En 1939, con 18 años, se casa con su prima y se encarga del estanco que había estado cerrado desde la muerte de su padre. Su madre, enferma mental salida del psiquiátrico, también se va a vivir con ellos.

Henri, bajito y poco agraciado, combate sus complejos con una capacidad innata para sobrevivir y buscarse la vida. Cuando los nazis invaden Holanda, Henri defiende a su país participando en las Milicias Voluntarias. La llegada al estanco de Dorbeck, un enigmático oficial holandés, cambiará su vida completamente y le sumergerá en una espiral de misterios y peligros. Dorbeck guarda un parecido asombroso con Henri, son como dos gotas de agua, aunque su carácter es totalmente diferente, Henri es de apariencia débil y afeminada y Dorbeck es varonil, fuerte, todo lo que el protagonista había querido ser.

Dorbeck le encarga una serie de misiones para la resistencia en las que Henri llegará a asesinar a traidores que trabajan para los nazis. El autor comenzará desde este momento un juego confuso, en el que el lector se encuentra perdido, acompañando al protagonista en sus intrigas, traiciones, engaños y con momentos en los que nadie sabe qué está ocurriendo realmente. Henri sufrirá el acoso de los nazis, pero la llegada de los aliados no arreglará su situación, al contrario, todo se le complicará de forma inesperada.

"El cuarto oscuro de Damocles" es un thriller que comienza de forma algo confusa (la narracción demostrará que esta confusión está buscada intencionadamente por el autor), para ir envolviendo al lector en una lectura llena de interés que plantea temas tan sugerentes como la conservación de los valores morales en medio del caos y el horror. Henri aparecerá ante nuestros ojos como un héroe, pero depués comprobaremos su ambiguüedad moral, sospecharemos de su salud mental y pondremos en duda sus verdaderas motivaciones.

Una de la frases que pronuncia a lo largo de la novela puede ser un resumen perfecto de su trama: "Todo el mundo tiene algo que esconder, pero no siempre sale a la luz".

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

1 comentario:

Miguel Ángel Moreno dijo...

¡Caramba! Parece una novela interesantísima. Ésta me la anoto. muchas gracias por la reseña.