lunes, 3 de noviembre de 2008

"El niño con el pijama de rayas", una historia impactante

He dejado pasar tiempo desde que publiqué la entrada con la advertencia sobre la novela "el niño con el pijama de rayas" y la película, para dar oportunidad de leer libro y no estropear su lectura desvelando su contenido. Ha llegado el momento de dar mi opinión y que hagáis vuestros comentarios.

Creo que la película es digna, pero no llega a altura del libro porque, como ya dije, es una historia para ser leída.

Antes de que se anunciase la película y desvelase que la trama se desarrollaba en un campo de concentración, el libro tenía un aire enigmático porque la contraportada no adelantaba nada de su contenido. De esa forma, descubrimos lo que sucede a través de los ojos de Bruno, el niño protagonista.

Bruno, un niño alemán de nueve años, se traslada a vivir con toda su familia al campo de concentración de Auchwich, porque su padre ha sido nombrado director del mismo. Desde su mirada inocente asistimos a la sin razón y brutalidad que supuso el genocidio nazi.

El libro narra también una bonita historia de amistad, que se desarrolla superando las barreras y obstáculos que separan a los dos niños.

Profundizando algo más en su contenido, creo que el personaje de Bruno simboliza al pueblo alemán. Es un niño demasiado ingenuo para no darse cuenta con nueve años de lo que está pasando. ¿O quizás no quería darse cuenta de lo que ocurría? Es un reflejo de lo que le sucedió a toda una nación.

La clave estaría al final del capítulo 15, en el episodio en el que Shmuel es llevado a la casa de Bruno y tiene en incidente con el teniente Kotler. Bruno, en lugar de defender a su amigo, se calla de forma cobarde haciendo que las culpas caigan en el niño judío.
Bruno se siente avergonzado de haber traicionado a su amigo Shmuel y no se explica cómo ha podido comportarse de forma tan cruel. No entiende como un “niño que se tenía por una buena persona” cómo él, pudiese actuar de forma tan cobarde con un amigo suyo.

Creo que este episodio es la clave para entender que Bruno representa a toda una nación que cerró los ojos a lo que estaba sucediendo. El final trágico e impactante de la novela, simbolizaría también la muerte moral del pueblo alemán en aquellos campos de concentración. ¿Tú que opinas?

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

8 comentarios:

Jose dijo...

No he visto la película, pero sí leí el libro hace poco más de una año.
Mi blog también va de libros. Si te das una vuelta por él, podrás ver los libros que he leido en los ultimos dos años.
Saludos
www.librodearena.com/debcn

Miguel Ángel dijo...

¡Hola José!
Ya he entrado en tu blog (¡muy interesante!)y he comprobado que eres un excelente "devorador de libros".
¡Bienvenido!

Jose dijo...

Aparte del contenido, el diseño de este blog me gusta.
No es una plantilla de las clasicas de blogger, verdad?
saludos

Catalina dijo...

Me encantó, creo que es un libro 100% recomendable a todo público.
Comparto tu idea, la película no llega a ser la mitad de buena que el libro... Ojalá las generaciones próximas valoren mas el arte de leer, que ya hace bastante ha dejado de atraer por "latero".
Saludos y felicitaciones por tu blog, es muy interesante :)

Isa dijo...

Muy bueno el libro.La película no la he visto pero no problem!!!!
Saludos.

anto dijo...

Leí el libro y después vi la película, no lloré con el libro pero con la película no pude evitarlo, es muy fuerte el final. Muy buena novela y película.. recomendable

Elena-Z dijo...

No he visto la película. Una manía personal: cuando existe libro, lo leo o no, según me interese, pero jamás veo la película. No a sabiendas, claro. Este libro lo leí mucho antes de que hicieran la película, asi que pasé de la película. El final es muy duro, pero deberíamos pararnos a pensar porqué nos da tanta pena la muerte de Bruno, y no la del resto de los niños que iban con él aquel día... (Es que siempre leo u oigo el mismo comentario: qué final tan duro, qué impactante, pobre niño... incluso comentarios sobre el sentir de su padre nazi...pero nunca comentarios sobre los otros niños...)

Miguel Ángel dijo...

Creo que no es por insensibilidad, sino que nos identificamos más con el personaje al haberle acompañado a lo largo de la novela. Pero bueno, siempre debemos estar alertas para no volvernos insensibles.