miércoles, 13 de diciembre de 2017

Como Einstein por su casa

Una gran noticia para los aficionados a la divulgación científica: tenemos un nuevo libro de Javier Fernández Panadero con el que podrán disfrutar todos los de la casa.

Como Einstein por su casa (Páginas de Espuma, 2017) es una joya, un tesoro que hay que tener siempre mano, un libro de "bricociencia" para todos, que nos va a ayudar a salir de más de un apuro, evitar problemas y correr riesgos innecesarios, además de darnos consejos y ofrecernos trucos que van a hacer nuestras vidas más fáciles y nos van a permitir ahorrar, simplemente cambiando algunos hábitos en cuyas consecuencias no hemos reparado.

Escrito con un estilo sencillo, claro, práctico, divertido, ameno y divulgativo, incluyendo códigos QR con vídeos aclaratorios, el autor nos demuestra cómo podemos sacar partido de sencillos principios científicos, aplicándolos a nuestra vida cotidiana. Y es que la ciencia, como bien afirma el autor, es algo más que trucos, conocimientos y datos, es una manera de mirar al mundo.


Javier Fernández Panadero (Madrid, 1972) es licenciado en Ciencias Físicas y DEA en Telecomunicaciones, trabaja como profesor de Tecnología en Educación Secundaria. Desde su primer libro, ¿Por qué el cielo es azul?, colabora en radio, televisión, prensa, imparte charlas sobre divulgación y realiza espectáculos de ciencia para niños y público en general. Después de ¿Por qué la nieve es blanca? y El mundo de Max publica ¿Cómo le explico esto a un extraterrestre?, el cuarto libro de la serie de divulgación científica La ciencia para todos, a la que pertenece también Experimentos para entender el mundo.

El autor nos ofrece 120 consejos y trucos que nos van a sorprender y van a cambiar nuestra forma de mirar el mundo que nos rodea. Con la información como bandera, el autor se dispone a desmontar tópicos y errores comunes, advertirnos para evitar peligros y manipulaciones, pudiendo escoger y tomar decisiones con verdadera libertad en diferentes ámbitos de nuestra vida, aconsejarnos para ahorrar con pequeños detalles y trucos que van a agradecer nuestros bolsillos, aprender técnicas y aplicar medidas de seguridad que nos van a evitar más de un disgusto y que pueden servir para salvar nuestras vidas o que salvemos las de otros.

Antes de detenernos en algunos de los temas tratados, es interesante resaltar tres principios sobre los que va a girar el libro y cuya aplicación va a provocar que descubramos usos novedosos en objetos cotidianos que siempre tenemos a mano, aplicaciones en la que nunca habíamos reparado e ideas sencillas que pueden provocar grandes cambios en nuestra vida diaria:

- "No hay tarea difícil, sino herramientas inadecuadas"

- "El mundo está lleno de cosas que pueden servirnos, solo hay que saber identificarlas"

- "No te preguntes para qué lo usan, pregúntate qué propiedades tiene"

Lo más cercano que tenemos es el hogar, y este libro nos va a permitir identificar cuáles son los objetos más sucios de la casa y los lugares secretos que guardan desagradables sorpresas, especialmente en el baño y en la cocina.

Aprenderemos hábitos higiénicos recomendables como la manera correcta de taparnos la boca al toser o el uso correcto del váter. Mejorando al mismísimo McGyver seremos capaces de plantar sin plancha, abrir latas sin abrelatas, cortar una cuerda sin tijeras ni cuchillos, afilar un cuchillo con un plato, cómo multiplicar nuestra fuerza como si fuéramos superhéroes y abrir botes imposibles, borrar lo escrito con un rotulador permanente, limpiar botellas con arroz,  trampas caseras contra mosquitos o la mejor manera de pelar un plátano; en esto último los monos serán nuestro científicos de cabecera...

Nuestra economía se sentirá ampliamente beneficiada cuando aprendamos a no desperdiciar energía o agua simplemente cambiando unos pocos hábitos y aislando la casa de forma adecuada, o si escogemos lugares adecuados para esconder nuestro dinero por si tenemos la desgraciada de recibir visitas inesperadas.

Pero los trucos no terminan aquí, sin salir de nuestra casa todavía podemos aprender cómo la ciencia nos ayuda a verter la leche correctamente desde un tetrabrik, usar bien el microondas, airear una habitación de forma eficiente, sacar un tornillo cuando se ha quedado sin dibujo, ponernos un supositorio de forma correcta o darle uso a la seda dental ¡antes de comer!

El método científico nos permitirá también establecer protocolos de orden que van a crearnos hábitos porque el orden y el desorden se retroalimentan, y nos ayudará, por ejemplo, a hacer una maleta aprovechando el más mínimo hueco libre.

La tecnología ocupa un lugar fundamental en nuestra vida y no siempre sabemos darle un uso adecuado. Antes de anda, es importante comprender que basa en la resolución de problemas de la mejor forma posible, por lo que lo normal es que se sirva de algún principio científico. Además de incluir algunos consejos prácticos para "tecnolerdos", el autor nos va a ayudar a comprender estos principios y aplicarlos para, por ejemplo, mejorar la señal de wifi con una lata de refresco, escoger las contraseñas más seguras y fáciles de recordar, recuperar un móvil que se ha mojado, comprar y navegar online de forma segura o conservar la información digital de forma segura y duradera.

Otro apartado importante es la salud, y aquí la ciencia vuelve a echarnos una mano para mejorar nuestra calidad de vida, usando correctamente los antibióticos, advirtiéndonos sobre engaños como puede ser la homeopatía, identificando los síntomas de un ictus y ofreciéndonos la información básica de primeros auxiliar para actuar ante accidentes, hemorragias o atragantamientos.

Si salimos de casa y cogemos el coche, vamos a descubrir cómo la ciencia envuelve cada paso que podamos dar en nuestros vehículos. En primer lugar descubriremos que la conducción eficiente está basada en hechos científicos, y si sabemos aplicarlos vamos a conseguir ahorrar combustible, prolongar la vida de nuestro coche y prevenir accidentes o amortiguar sus consecuencias. Pero también nos ayudará en situaciones difíciles como salir del barro, escapar del coche si estamos atrapados o cambiar una rueda, o nos ayudará a aprender cómo tener una posición correcta al volante.

Y ya embarcados en los viajes son muchos los contratiempos que podemos encontrar y en los que la ciencia también se convertirá en nuestro mejor aliado para orientarnos si nos perdemos, hacer fuego si no tenemos mecheros o cerillas a mano, conseguir agua hasta de nuestro propio pis o, ya en situaciones más extremas, sobrevevir a un terromoto, tsunami o alud. Pero también hay usos más lúdico como encontrar las condiciones geográficas ideales para hacer una buena paella,

Y metidos ya en temas más profundos y reflexivos, aprenderemos cómo le damos diferente valor al dinero dependiendo de la situación, la necesidad de buscar fuente fiables, identificar cláusulas abusivas en los contratos o advertirnos sobre cómo no saber puede llevarnos a tomar decisiones equivocadas, algo que podemos comprobar con el tema de la energía nuclear.

Un compendio de trucos, ideas y propuestas de incalculable valor, para tener siempre a nuestro lado como herramienta de consulta ante contratiempos que se nos puedan presentar, y que nos ayudarán a conocer y comprender algo más y mejor el mundo en el que vivimos.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

No hay comentarios: