martes, 21 de noviembre de 2017

No digas nada

Los hechos más horribles comienzan de la forma más sencilla...

Este es el punto de partida de No digas nada, de Brad Parks (Plaza & Janés, 2017) una mezcla de thriller judicial y thriller psicológico, repleto de suspense, giros sorprendentes, tensión y drama para los fans de John Grisham. Por el único autor que ha recibido los premios Shamus, Nero y Lefty.

Una de esas novelas que te engancha desde el principio y te mantiene con el corazón en un puño a lo largo de una lectura compulsiva con un ritmo frenético y una trama que no da tregua hasta el impactante final.

Críticas:
 «Inquietantemente verosímil y siempre sorprendente, la trama nos recuerda de forma irremediable a John Grisham en sus mejores momentos.»  The Sunday Times

«El thriller judicial de Brad Parks despega con una fuerza inusitada y nos sumerge de inmediato en la historia.» Booklist

«Estamos ante una buena trama, y Parks consigue sacar lo mejor de ella. Las últimas páginas son emocionantes, sorprendentes y muy emotivas. ¿Cómo de emotivas? Me hizo llorar, y cuando leo algo así no me suele ocurrir. Brad Parks ha subido en el escalafón como autor.» The Washington Post

«Escrita en clave de thriller judicial, esta novela contrarreloj es tanto un relato sobre las dinámicas familiares como sobre el comportamiento criminal y las salas de los juzgados. La vieja idea del libro adictivo ha quedado superada con esta historia, escrita con tanto poder y habilidad que no querrás dejarla ni durante las horas de oficina.» The Daily Mail

«Parks distribuye con sabiduría los giros a lo largo de esta novela; te pondrá los pelos de punta hasta que no puedas más y, cuando llegue el desgarrador final, agradecerás que haya acabado.» Kirkus

«Brad Parks, ganador del Premio Shamus, retrata en este fantástico thriller a una familia bajo un estrés intenso. Los lectores no podrán parar de leer hasta descubrir qué ha ocurrido.»Publishers Weekly

«Parks hace un trabajo excelente, consigue trasladar a los padres sus peores temores y al mismo tiempo nos habla del conflicto matrimonial y la desconfianza que emerge en mitad de una crisis. Las complicaciones y los giros convergen en un clímax inesperado pero perfecto. No te quedes callado, díselo a tus amigos.» Library Journal


Brad Parks es el único autor que ha ganado los premios Shamus, Nero y Lefty. Antes de dedicarse a tiempo completo a la escritura trabajó para The Washington Post y The Star-Ledger.

El protagonista de la novela es el juez federal Scott Sampson que disfruta de una vida en apariencia perfecta junto a su esposa y a sus dos hijos gemelos de seis años. Llevaban cuatro años viviendo en un viejo caserón de una zona rural junto al río York después de que Sampson hubiese sido nombrado juez federal en el distrito este de Virginia, desde de lo que él calificaba como "el Incidente", un episodio que sucedió en Washington, cuando era el hombre de confianza de un influyente senador de los Estados Unidos y que terminó de forma trágica, provocando que replantease sus prioridades. Un suceso del que iremos conociendo los detalles conforme avanza la novela.

Sampson era de esos optimistas que confiaban en la bondad de sus semejantes, pero en "el Incidente" había visto el potencia humano para la maldad y quiso criar a sus hijos "en un lugar que fuera lo más seguro posible" y así se sentían en su nuevo hogar hasta que un episodio en principio minúsculo, casi "infinitesimal", va a sacudir y sus vidas y les va demostrar que "la seguridad es un mito".

Las prioridades establecidas el juez en los últimos años le han llevado a crear un sistema de ritos familiares a los que nunca fallaba. Cada día de la semana tenía algo especial y los miércoles eran el día de Piscina de Papá, que Sampson esperaba con ganas para disfrutar con sus hijos. En cuatro años nunca había faltado a sus "ritos" porque estaba convencido de que "una buena rutina es la base de una familia feliz y, por lo tanto, de un matrimonio feliz y, por lo tanto, de una vida feliz". Pero un miércoles recibe un mensaje de su mujer, Alison, en el que le comunica que ella recogerá a los niños.Sin embargo, cuando Sampson llega a casa descubre que sus hijos no están con su madre y que no ha sido ella quien le ha enviado el mensaje.

Confundidos por la situación, reciben una llamada que les comunica que han raptado a sus hijos y que Sampson debe esperar instrucciones sobre el veredicto en el caso Skavron, un caso de drogas sobre el que debía dictar sentencia al día siguiente. Si quería volver a ver a sus hijos, debía seguir el plan al pie de la letra. Mientras tanto, debía continuar con su vida como si no pasara nada, sin notificarlo al FBI, ni a la policía, ni a las autoridades.

Acostumbrado a ostentar un poder y autoridad casi absolutos como juez federal, sin tener que responder ante supervisores ni votantes, sólo ante su propia conciencia, ahora se siente frágil e impotente, y se sumerge en un infierno, dando inicio a una carrera contrarreloj para salvar la vida de sus hijos, una carrera cada vez más fuera de control y peligrosa en la que va tener que ir en contra de su conciencia y sus principios, y va a tener que usar todo su ingenio para mantener en secreto lo que está sucediendo.

Y hasta aquí puedo leer sin estropear la lectura. Hay que dejarse llevar por una trama impactante y frenética, que te mantiene pegado al asiento mientras acompañas al protagonista en una angustiosa pesadilla, plagada de giros y sobresaltos, en la que las sospechas van pasando de un personaje a otro, nada es lo que parece y no te puedes fiar de nadie. Un thriller de los que dejan huella, con un final emocionante y ante el que vas a quedarte sin palabras.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

No hay comentarios: