viernes, 24 de noviembre de 2017

Los mejores casos de Max Carrados

«Desde las de Poe, las de Max Carrados son las únicas historias detectivescas que merece la pena volver a leer». GEORGE ORWELL

La editorial Siruela sigue ofreciéndonos tesoros en su colección Biblioteca de Clásicos Policíacos, rescatando autores y personajes sorprendente, todo un lujo que los aficionados al género van a devorar y disfrutar. En esta ocasión se trata de Los mejores casos de Max Carrados, de Ernest Bramah, una colección con los mejores relatos protagonizados por un personaje muy especial que en su día compitió nada más y nada menos que con el mismo Sherlock Holmes.

Un personaje que cumple con todas las caracteríticas del detective prototipo del momento: inteligente, educado, cosmopolita, adinerado y cuenta con la ayuda de un compañero inseparable. Bueno, hay una característica que hace de Max Carrados un personaje diferente y único, y es que... ¡ES CIEGO!


Ernest Bramah (Londres, 1868-1942), autor de gran éxito en su época, legó a la literatura, junto con Max Carrados, otro personaje inmortal: el narrador chino Kai Lung, protagonista de una larga serie de historias. Además, su obra de ciencia ficción What Might Have Been influyó decisivamente a George Orwell en la composición de su mítica 1984.

El primero de los relatos nos presenta a los dos protagonistas. Louise Carlyle es un investigador privado, suspendido como abogado por un turbio episodio, que recibe el encargo de averiguar si una moneda de Dioniso, por la que su cliente ha pagado una gran suma de dinero en una subasta, es falsa. Finalmente, después de varios intentos frustrados, acaba visitando a un experto que resulta ser un viejo amigo al que llevaba años sin ver, Max Carrados, con el que comparte un pasado del que iremos conociendo los detalles.

Max siempre ha soñado con ser detective y se ofrece para convertirse en su consultor para los casos que tenga que investigar, pero Carlyle se muestra reticente porque encuentra un serio problema en la propuesta; Max se quedó ciego después de sufrir un accidente y no cree que pueda resultarle útil, no se imagina a un detective ciego vigilando y "dando la señal de alarma". Cree que Max no pueda desenvolverse en una profesión que depende principalmente del sentido de vista.

Pero Max asegura que su ceguera que la abierto un nuevo mundo, con nuevas experiencias, facultades y percepciones, que antes estaban dormidas y que ahora le permiten "observar" la vida en una cuarta dimensión, además de contar con la inestimable ayuda de un peculiar criado que tiene memoria fotográfica.

Pero el escéptico Carlyle no se convencerá con palabras, sino con hechos, y la forma en la que Max resuelve el caso de la moneda falsa provocará que le arranque al detective la promesa de que le ayudará en el siguiente caso en el que se quede bloqueado.

Y a partir de aquí sólo queda disfrutar con cada uno de los casos planteados, que pondrán a prueba la increíble capacidad deductiva de este peculiar "detective ciego", que demostrará que "en el noventa por ciento de los casos la explicación más obvia es la cierta" y que "hay cosas que no se pueden ver con los ojos". 

A largo de los diferentes relatos iremos conociendo más detalles sobre la vida de Carrados, y también de Carlyle, pero especialmente disfrutaremos con los casos planteados y con la forma de afrontarlos y resolverlos de su genial protagonista para el que la ceguera no fue un obstáculo, sino todo lo contrario, a la hora de moverse entre crímenes, robos, secuestros, desapariciones y todo tipo de misterios, incluidos fantasmas, que le llevaron a convertirse en un mítico detective a la altura de leyendas como Holmes o Poirot.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

No hay comentarios: