viernes, 3 de noviembre de 2017

Hotel Lutecia

Hotel Lutecia, de Empar Fernández (Suma de Letras, 2017) es una de esas novelas que se devoran en un suspiro, una saga familiar marcada por una historia de amor imposible, de secretos, tragedias y muertes, magníficamente ambientada en la España y Francia de la Segunda Guerra Mundial y narrada con una gran sensibilidad, con personajes que sienten, sufren, aman y buscan la verdad y la redención.



Empar Fernández (Barcelona, 1962) alterna la docencia con la escritura, tanto de ficción como de no ficción. Con su primera novela, Horacio en la memoria, obtiene el Premio Cáceres. En 2004 comienza su colaboración literaria con Pablo Bonell Goytisolo y publican Cienfuegos, 17 agosto, Las cosas de la muerte, Mala sangre y Un mal día para morir. Resulta finalista del IX Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones con El loco de las muñecas. Posteriormente publica, entre otros, Hijos de la derrota, La cicatriz (Premio Rejadorada de Novela Breve) y Mentiras capitales. Ha quedado finalista del Premio Medellín Negro 2013 y del Ciudad de Carmona 2014. Con La última llamada resultó finalista del premio Valencia Negra 2015. Colabora ocasionalmente en prensa, como columnista, y como guionista en la producción de documentales históricos.

La novela tiene dos partes con dos historias que se entrelazan y que tienen como nexo común la familia Ribera.

Abril de 1945. Andreu Ribera es liberado por las tropas norteamericanas del campo de concentración de Dachau. Un horror que le había llevado hasta casi perder la razón. El horror vivido en Dachau había dejado su mente maltrecha, insistiendo en "huir de un presente terrible y en evocar un pasado cargado de nostalgia". Una vez liberado se encuentra sin casa ni país al que regresar, condenado junto a otros muchos republicanos como él que habían "encadenado a una guerra propia la cruenta guerra ajena".

Una vez liberado sólo tiene un propósito en su vida: llegar a París y conseguir noticias de Rosa, su mujer, de la que nada sabía desde que se despidieron junto a un tren y se juraron el uno al otro "velar por la propia vida, recuperar muy pronto los abrazos hurtados por tanta guerra. Ambos prometieron hacer lo imposible por sobrevivir".  

Un lugar se convertirá en la última esperanza para repatriados, el hotel Lutecia, donde la Cruz Roja asiste a los deportados y organiza cuanta información llega a la capital: interminables relaciones de muertos, de desaparecidos y, las más esperadas, de supervivientes. Allí acudía constantemente Andreu y repasaba todos los listados buscando alguna noticia de Rosa. Al mismo tiempo, intentaba adaptarse a la vida en París, preparándolo todo para que allí, juntos, pudieran empezar una nueva vida en paz. Pero nada saldrá como ha planeado.

La segunda parte de la novela nos lleva hasta  Julio de 1969. André, hijo de Andreu, viaja hasta el Poble Sec en busca de respuestas. De labios de su abuelo Andrés conocerá los turbios secretos de la familia Ribera.

Poco a poco se va desvelando una red de secretos y mentiras con unos personajes que luchan con todas su fuerzas por superar las tragedias del pasado y rehacer sus vidas, con el "olor a lavanda" como fragancia que aporta un aire de esperanza y libertad.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

No hay comentarios: