martes, 31 de octubre de 2017

La caricia de la bestia

No sabemos dónde nos espera la muerte.

Debemos, pues, esperarla en todo lugar.

La caricia de la bestia, de Cristina C. Pombo (Espasa, 2017) nos ofrece un thriller con un toque diferente, una vuelta de tuerca al género que nos mantiene en vilo en todo momento y que tiene unos protagonistas muy peculiares que le dan un tono divertido y desenfadado a una trama oscura y dura.


Cristina C. Pombo (Ourense, 1977) estudió música, filología y arte dramático, completando su formación con un máster en Creatividad y Guión Audiovisual.

Ha trabajado como copy, directora artística, profesora, traductora y guionista de televisión. Colabora con sus artículos en medios como La Región o Pikara Magazine. En la actualidad compagina la docencia de letras y música con la escritura de novelas.

La caricia de la bestia comienza con un episodio sorprendente. En un bosque solitario, dos adolescentes son brutalmente atacados por un ser de una fuerza sobrenatural. En su declaración, ambos sostienen que el agresor es un zombi.

La encargada de la investigación es la inspectora Laura Tébar, quien a sus 55 años se enfrenta a un cambio profesional que le desagrada grandemente. La subinspectora Elena Diéguez se ha dado de baja, dejando a Laura sin compañera. Y es que Elena es mucho más que su subordinada, es casi como una hija para Tébar. Pero la inspectora tiene un problema más que añadir a la lista. Su nuevo compañero es un hombre,  David Merino Sánchez, el "Cons", y Laura siempre tiene reticencias ante el otro sexo, luchando siempre contra el machismo y la discriminación que ha sufrido.

Laura y David comenzará así con mal pie una investigación en la que van a aparecer mas contratiempos. Por una parte, los caracteres opuestos de los dos, que se encuentran en las antípodas y que van a chocar constantemente en una lucha de egos que no parece tener fin. El caso tampoco les va a ayudar a entenderse. La investigación les va a llevar a un callejón sin salida y tendrán que enfrentarse a unos seres tan misteriosos como violentos, que atacan desde lo más profundo del bosque, parecen invulnerables y desaparecen sin dejar rastro.

La novela tiene muchos puntos de interés. Los perfiles de los dos protagonistas y del resto de personajes resulta atractivo y sugerente. Poco a poco iremos conociendo más detalles sobre sus vidas, caracteres, el pasado de cada uno, los fantasmas que enfrentan y los secretos que esconden.

Hay muchos personajes interesantes como el inspector Méndez, que sólo espera jubilarse y que, después de un episodio vivido en la academia con una compañera, decidió que nunca más una mujer le ningunearía como había hecho ella. El comisario de Guevara, amigo y consejero de Tébar. "Los Foris", un juez y un forense que se apellidan igual, visten igual, sólo se diferencian en el color del pelo, pero de los que se desconoce si tienen alguna relación familiar. Joao, el amante secreto de Laura. Adrián Cid, el adolescente con el que la inspectora chatea bajo un perfil falso y que le va a ser de ayuda a la vez que la va a traer más problemas.

La lectura resulta adictiva, vamos siguiendo los pasos de los protagonistas en una investigación plagada de giros y sorpresas, mientras asistimos a las tensiones entre los dos compañeros que van a necesitar evolucionar en su relación si quieren tener éxito. Pero por encima de todo destacará Laura Tébar, solitaria, borde, brillante, calificada por todos los que la conocen como alguien de "armas tomar", acostumbrada a dar órdenes y tener todo bajo control, pero que se va a ver sumergida en un caso que va a situarla ante la posibilidad de que exista una "realidad que la aterrorizaba, la realidad de que pudieran existir cosas más allá de su entendimiento, seres más allá de su conocimiento, un tipo de mal que no respetara las leyes del mundo conocido y físico". 

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

No hay comentarios: