martes, 19 de septiembre de 2017

Mis aventuras favoritas de Mortadelo y Filemón

«¿Alguna vez se han preguntado cuáles son las aventuras de Mortadelo y Filemón preferidas por su autor, Francisco Ibáñez? No lo hagan más, aquí las tienen.» Antoni Guiral

Ediciones B nos ofrece un tesoro para todos los seguidores de Mortadelo y Filemón, Mis historias favoritas de Mortadelo y Filemón, una edición de lujo, cuidada al detalle, en la que el genial Francisco Ibáñez realiza una recopilación que recoge cinco títulos representativos de todas las épocas.

Con una portada exclusiva para una edición que se convierte en imprescindible para todos los aficionados al autor y a sus inigualables personajes, podremos disfrutar con cinco títulos míticos de la saga: Contra el “gang” del Chicharrón, Valor y... ¡al toro!, ¡Silencio, se rueda!, 100 años de cómic y Mortadelo de la Mancha.


Francisco Ibáñez es, sin lugar a dudas, nuestro autor de cómic más reconocido nacional e internacionalmente. El 20 de enero de 1958 aparece la primera historieta de Mortadelo y Filemón en el número 1394 de la revista Pulgarcito, de la editorial Bruguera. A partir de aquí Ibá ñez crea sus mejores series y personajes: Mortadelo y Filemón, La familia Trapisonda, 13, Rue del Percebe, El botones Sacarino, Rompetechos y Pepe Gotera y Otilio. En los años 1969, 1974, 1975 y 1976 recibe el premio Aro de Oro a los personajes infantiles más populares del año por Mortadelo y Filemón. A partir del año 1988 trabaja para Ediciones B, donde Mortadelo y Filemón vuelve a editarse con regularidad. En 1994 se le otorga el Gran Premio del Salón del Cómic al conjunto de su obra y en 2002 se le concede la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2001.

El Tesorero y ¡Elecciones! (ambos en 2015) han sido dos de los mayores éxitos de la carrera de Francisco Ibáñez. Ediciones B edita en 2016 la esperada edición integral de 13, Rue del Percebe, que supone un gran éxito editorial y la mejor manera de celebrar el 80º aniversario de Francisco Ibáñez. En 2017 publica ¡Miseria, la Bacteria!, donde el autor crea un nuevo personaje, la mujer del Profesor Bacterio, y  Drones Matones, en el que las nuevas tecnologías llegan a la T.I.A.

Las últimas aventuras de Mortadelo y Filemón nos han demostrado que Ibáñez sigue en plena forma, atento a la actualidad política y social tanto a nivel nacional como internacional, y dispuesto a innovar con personajes nuevos como la mujer del Bacterio. Con esta obra nos deleita ahora con una mirada al pasado, retomando cinco obras que considera representativas de cada época de la larga saga protagonizada por estos dos míticos personajes. La historia de cómo se gestó este volumen, relatada por la propia editorial, nos ofrece claves y pistas sobre la obra del autor dignas de considerar:

 Ediciones B le propuso a Ibáñez que de entre todas las aventuras largas de los agentes de la T.I.A. escogiera cinco. No debió de ser fácil para él, al fin y al cabo todas son hijas suyas. ¿Por qué estas cinco? Eso habría que preguntárselo a Ibáñez. Piensen que los creadores tienen una relación muy especial con su obra. El recuerdo, las sensaciones que despierte en ellos cada una de sus páginas, dependerá de muchos factores: del momento profesional en que se encontraban; de su estado anímico; de los detalles que les llevaron a hacer esa obra de una forma concreta; de, en definitiva, un cúmulo de situaciones que, pasados los años, pueden verse con perspectiva. O sea, con esa perspectiva que da el tiempo, Ibáñez ha escogido cinco aventuras concretas de Mortadelo y Filemón. Y, como verán, por muy personal que sea la elección, nadie puede dudar ni de que están entre las mejores de la serie, ni de que representan diversas etapas de la misma.

¿Quién no recuerda con mucho cariño Contra el “gang” del Chicharrón (1969), segunda aventura larga de los agentes de la T.I.A.? Sí, esa en la que Ibáñez ejerce un despliegue brutal de gags con el aliciente añadido de que Mortadelo y Filemón no han de enfrentarse a un villano… ¡sino a diez! Y todos, por cierto, de muy distinto aspecto y catadura, lo que sugiere que Ibáñez tuvo que sudar, y mucho, para dar vida a cada uno de ellos.

Ah, y de Valor y… ¡al toro! (1970) ¿qué les parece el mimo y cuidado que Ibáñez puso en todas sus viñetas sin excepción? Una obra extraordinaria de principio a fin en la que nuestros agentes han de vérselas con los miembros de la banda del Rata (que incluye a Tapia, Higo Chumbo y el propio Rata), liderada por el doctor Apolonio. Una historia muy movidita en la que Mortadelo y Filemón han de recuperar los planos del Proyecto Bartolo, y eso que al final… ¡bueno, mejor leerla, nada de spoilers!

¿Y qué decir de ¡Silencio, se rueda! (1995)? Un gran homenaje a la historia de ese cine que tanto le gusta a Ibáñez y, por cierto, un momento histórico en la serie, ya que para cumplir su misión(ir a rodajes de películas de diversas épocas a fin de aprender las técnicas de los “dobles” y adaptarlas a su trabajo), Mortadelo y Filemón descubrirán que… ¡el invento del profesor Bacterio funciona! Así, los veremos en películas mudas de humor, o junto al Gordo y el Flaco y los Hermanos Marx, en filmes policiacos de serie negra, de Tarzán, del Oeste, de terror, de superhéroes, de Rambo, e incluso en el plató de Lo que el viento se llevó.

Y seguimos hablando de cultura popular, porque, como la historieta es el arte de Ibáñez, este le rindió su cálido homenaje en 100 años de cómic (1996). Y lo hizo con un planteamiento muy especial: a causa de un error en un invento del profesor Bacterio y de la fatalidad, los poderes de diversos personajes de historieta han recaído en los miembros de la peligrosa banda del Orzuelo. Con esta excusa, Ibáñez aporta parodias de personajes superheroicos como Spiderman, Batman y Superman, y de protagonistas de series clásicas de la prensa norteamericana como Tarzán, Mandrake el Mago, el Príncipe Valiente, Flash Gordon o el Hombre Enmascarado.

Finalmente, unas de las aventuras más populares de este dúo de agentes de la T.I.A.: Mortadelo de la Mancha (2005). Cuatrocientos años después de la aparición de la primera parte de Don Quijote de la Mancha, Ibáñez parodia a su manera las andanzas del caballero andante concebido por Miguel de Cervantes, en esta ocasión reconvertido (gracias, sí, a un invento de Bacterio) en Mortadelo de la Mancha, mientras que Filemón pasa a ser su fi el escudero, Filemoncho Panza. Por supuesto, Ofelia será, a ojos de Mortadelo de la Mancha… su dama Dulcinea del Toboso.

En suma, cinco piezas maestras dentro de la larga carrera de Mortadelo y Filemón. Lo son. Y, encima, es el propio Ibáñez quien las ha escogido. ¿Qué más se puede pedir?

Sólo queda recomendarte que hagas hueco en tu biblioteca, un sitio de honor para este volumen, y te prepares para disfrutar de un recorrido nostálgico y divertido, una invitación del autor imposible de rechazar.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

No hay comentarios: