miércoles, 14 de junio de 2017

La casa del compás de oro

La casa del compás de oro, de Begoña Valero (Grijalbo, 2017) es una novela histórica que nos acerca a la figura del más importante impresor humanista en la turbulenta Europa del siglo XVI, un hombre criado en una familia humilde que pasó de aprendiz a impresor, libro y editor, sobreponiéndose a la tragedia, a la pérdida de sus seres más querido y a todos los obstáculos que encontró por el camino en un continente sumido en el caos con las guerras de religión que provocaban que el mundo de los libros fuera un negocio peligroso y mortal.


Begoña Valero es natural de Banyeres de Mariola (Alicante). Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia, trabaja en la Generalitat Valenciana. Escribe desde la adolescencia cuentos y relatos cortos, algunos en valenciano pero la mayoría en español. Su primera novela fue El trabajo de los libros (2012). En ella, la autora utiliza el diálogo entre los dos protagonistas principales para introducir al lector en la magia del descubrimiento de uno de los mayores inventos de la humanidad, la imprenta.

Después de haberla publicado, un amigo de Valero, que sabía de su interés por la historia de la imprenta y los libros, le habló de un impresor-librero-editor del siglo XVI, Christophe Plantin, sobre el cual empezó a leer. Más tarde, una visita al museo Plantin-Moretus, en Amberes, la decidió a desarrollar esa idea a la que había empezado a dar vueltas: acercarse al fascinante personaje de Plantin a través de otro personaje ficticio, que sería su contrapunto, y a un momento histórico que siempre le había atraído, el de los enfrentamientos entre católicos y protestantes que asolaron una Europa en la que el Imperio español dominaba.

Así nació La casa del Compás de Oro, una novela a la que ha dedicado tres años. Una novela que tiene como protagonista a Christophe Plantin y que nos muestra cómo pasó de ser un humilde aprendiz a convertirse en un prestigioso impresor humanista con un taller en Amberes, El compás de oro, que fue todo un referente y dio trabajo a casi ciento cincuenta personas en su época de mayor esplendor.

Por la novela desfilan personajes históricos como Christophe y su familia, también impresores, nobles, clérigos y hasta el mismo Gran Duque de Alba. La autora añade un personaje de ficción, un soldado de tercios que, bajo el seudónimo de Luis de Osuna, se convierte en narrador y testigo de la vida de su mejor amigo, Christophe, y se propone dar a conocer su historia, la de "un maestro en esquivar tanto a los reformadores como a la Inquisición, cuya vida estuvo enlazada a la mía durante los muchos años que permanecí en Flandes. Persiguió aquello en lo que creía con tesón y navegando con cuidado en medio de la tempestad".

El relato se remonta a la infancia de Christophe, nacido en una familia humilde y gracias al trabajo de su padre, educado bajo la protección del clero y aprendiendo así a leer, escribir y realizar cálculos, despertándose su pasión por los libros que marcaría para siempre su vida. Junto a su amigo Pierre se acerca a un pequeño taller en Lyon, leyendo las pruebas de imprenta que se exponen en la ventana, además de ver a la hija del impresor, Marie. De forma fortuita se encuentran con textos sobre la Martín Lutero y la Reforma, abriendo los ojos a una realidad diferente y dando inicio así a una serie de trágicos acontecimientos que dejarán en el joven una huella imborrable, remordimientos y sentimientos de culpa y un deseo de hacer justicia.

Christophe comenzará un peregrinaje que le llevará por Orleans, Caen o París hasta terminar en Amberes, recorriendo una Europa marcada por los conflictos bélicos y religiosos, convencido de que la imprenta es el mejor invento del mundo que ha permitido que los libros ya no fueran sólo privilegio de reyes o nobles. Pero también una fuente de problemas y amenazas que tendrá que sortear con la ayuda de aliados y con su astucia e ingenio. Coqueteando con movimientos heréticos, se sobrepondrá a todo tipo de reveses y fracasos, sumergiéndose en todos los secretos del mundo de los libros y sorteando con habilidad a la amenaza del emperador: «Cualquiera que fuese hallado culpable de imprimir, reproducir o distribuir en cualquier forma libros o escritos considerados como heréticos, así como quien se hallase en posesión de ellos, a sabiendas, será reo de muerte. Si se retracta, en caso de ser hombre será decapitado y si es mujer, enterrada viva. Si no llegara a retractarse, la muerte será en la hoguera.»

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

No hay comentarios: