miércoles, 28 de junio de 2017

Esto no estaba en mi libro de Historia Natural

Prepárate para un viaje alucinante, sorprendente, plagado de curiosidades y datos que nos va mostrar la riqueza de vida y las variedades biológicas que esconde nuestro planeta.

Esto no estaba en mi libro de Historia Natural, de Sergio Parra (Guadalmazán, 2017) nos desvela un mundo que ni el más brillante de los novelistas habría podido imaginar, una realidad llena de secretos y sorpresas que dejan en poco las revelaciones que puedan llegar de la vida extraterrestre y demuestra que, como casi siempre ocurre, el tópico de que la realidad supera a la ficción termina imponiéndose como una verdad irrefutable.

Un libro que nos invita a ponernos el gorro de explorador y emprender un viaje en el que vamos a encontrar con bichos y animales de lo más asombrosos, entre los que encontraremos, por ejemplo, un con 32 cerebros, nueve pares de testículos y una mandíbula con tres hileras de 100 dientes cada una. ¿Crees que es ciencia ficción? Pues esto es sólo el comienzo, aún queda mucho más por descubrir...


Sergio Parra es escritor, divulgador de ciencia y editor de contenidos digitales. Como novelista es autor de siete novelas, entre las que destaca Jitanjáfora (Premio Ignotus de la AEFCF) y Venus decapitada. Como divulgador es autor de una biografía del científico victoriano Michael Faraday (RBA, 2013) y colabora en medios como Quo, el boletín de la SECFT, Naukas, el diario digital La Columnata o la revista Métode, y es editor de Xataka Ciencia y del blog de divulgación del Instituto de la Felicidad de Coca-Cola. También colabora en diversos programas de radio; Tira Milles (Cope Barcelona), Quítate la liga (Onda Cero) y Levántate y Cárdenas (Europa FM). También es autor de los libro de viajes 300 lugares de verdad que parecen de mentira (Martínez Roca, 2013), Ciclistas de sofá (Xplora, 2014), El elemento del que solo hay un gramo y otras historias sobre Física, Química, y sustancias asombrosas (Guadalmazán, 2015) y Cultiva tu memesfera (Arcopress, 2015).

Estamos ante un libro sólo apto para mentes inquietas y curiosas que se sientan fascinados ante una afirmación como ésta:  «La mayor parte de la vida animal y vegetal que hay en la Tierra todavía no ha sido descubierta (y gran parte de ella ya se habrá extinguido antes de que lo hagamos). Ignoramos cómo son el 86% de las especies de fauna y flora, y el 91% de las especies marinas (sí, solo tenemos conocimiento del 9% de todas las variedades de criaturas que hay en los océanos)... y eso no es todo.»

Ante esta premisa resulta imposible resistirse. El autor va a demostrar que la ciencia ficción se queda corta ante el la riqueza del mundo en el que vivimos. Si crees que nada puede superar las plantas fosforescentes de la película Avatar, los gusanos de arena de la novela Dune o el variopinto bestiario de El señor de los anillos, esta selección de ejemplos del libro puede que te haga cambiar de opinión: conocerás al pez más aislado del mundo, que mide 2,5 centímetros y del que apenas quedan 50 ejemplares; la preciada y "perfumada" caca de unas de las criaturas más grandes del planeta; bichos cuya esperanza de vida no supera las 24 horas y que literalmente "viven al día"; insectos que son más de ciencia que de letras; moscas que protegen nuestra salud; o cuál es el país del mundo con más "armas biológicas" que pueden arruinarnos la vida.

Para los más reticentes, si todavía queda alguno por convencer, aquí tenéis más criaturas por descubrir: caracoles con blindaje metálico, animales más valiosos que el oro, bichos capaces de fabricar un títere de sí mismo, seres más grande que cualquier dinosaurio o una criatura que no tiene dos sexos diferentes, ni siquiera tiene tres, sino que puede alcanzar hasta 500. También especies que solo tienen dos sexos, pero pueden cambiarlo unas veinte veces al día o un bicho que parece alienígena porque tiene 32 cerebros, nueve pares de testículos y una mandíbula con tres hileras de 100 dientes cada una. Igualmente, ranas tan venenosas que una sola puede matar a 20 personas o 10.000 ratones, una planta que es aún peor, ya que su veneno es 6.000 veces más tóxico que el cianuro, el cangrejo cuya sangre se comercializa a 15.000 dólares el litro porque salva miles de vidas cada año, o el animal más difícil de matar porque sobrevive a la temperatura más fría del universo.

El autor ha construido una obra divulgativa que nos muestra un planeta rico, variado, asombroso, con sorpresas en cada uno de sus rincones. Sólo hace falta mirar bien, poner el objetivo en el lugar adecuado y dejarse fascinar por toda una serie de datos que normalmente no vamos a encontrar en los libros de ciencia. Lástima que no hubiese tenido un libro así entre mis manos cuando era un joven estudiante, sin duda que las clases de biología habrían sido diferentes. Pero, como dice otra frase típica, "nunca es tarde si la dicha es buena", y esta obra es la oportunidad perfecta para reencontrarse con las ciencias, en mi caso, y disfrutar con un menú irresistible, suculento, al que sólo le encuentro un inconveniente, y es que sospecho que, a partir de ahora, las películas de fantasía y de ciencia ficción con bichos y criaturas monstruosas pueden resultarme un poco aburridas... pero no importa, el libro es tan interesante que vale la pena correr ese riesgo.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

No hay comentarios: