domingo, 4 de junio de 2017

El color de los ángeles

La escritora sevillana Eva Díaz Pérez homenajea a su ciudad natal y a uno de sus pintores más insignes con El color de los ángeles (Planeta, 2017) una novela histórica que nos acerca a la vida y obra de Murillo, ofreciendo un retrato realista de una ciudad marcada por los contrastes, las luces y las sombras, lo sagrado y lo profano, la devoción y la lujuria, la ostentación y la miseria, un cuadro contradictorio en el que el genial maestro y pintor de ángeles se movió y que influyó en una obra amplia, variada, marcada por el contexto histórico y social de la Sevilla del siglo XVII.


Eva Díaz Pérez (Sevilla, 1971) es autora de las novelas Adriático (Premio Málaga de Novela y Andalucía de la Crítica), El sonámbulo de Verdún, El club de la memoria (finalista del Premio Nadal 2008), Hijos del mediodía (Premio de Narrativa El Público de Canal Sur) y Memoria de cenizas (Premio Miguel de Unamuno).

Ha publicado los ensayos La Andalucía del exilio; Sevilla, un retrato literario, o El polvo del camino, el libro maldito del Rocío. Es coautora de Salvador Távora, el sentimiento trágico de Andalucía y Semana Santa insólita, delirios y visiones heterodoxas. Colabora con los diarios ABC y El País, y las revistas Mercurio y Andalucía en la Historia. Ha recibido los premios periodísticos Unicaja, Francisco Valdés, Universidad de Sevilla, Ciudad de Málaga y Ciudad de Huelva.

Enero de 1682, con más de sesenta años, el maestro Bartolomé Esteban Murillo sigue trabajando a pesar de su edad y de los achaques, y se dispone a rematar el lienzo que colgará del retablo de los Capuchinos de Cádiz. Pero cae desde el andamio y se ve obligado a guardar reposo y a sumirse en los recuerdos que se remontan a una niñez en la que ya mostró su habilidad para el dibujo, mostrándose inquieto, observador, captando los colores de la vida y la de la muerte gracias al oficio de su padre, un reconocido cirujano.

Le acompañamos también en sus sueños de juventud. aprendiendo junto al maestro Juan del Castillo, aparcando su obsesión por viajar al Nuevo Mundo y formando una familia que le ofrecerá alegrías pero también dolor y sufrimiento por las pérdidas y las tragedias que les sacudieron.

En una ciudad que va degradándose y dejando su opulencia para ser asolado por las riadas, las epidemias y las contradicciones y conflictos sociales que van socavando sus cimientos, Murillo se va ganando el prestigio gracias a sus cuadros en los que el elemento religioso es retratado con el realismo del pueblo y la realidad de la gente. Murillo llega al convencimiento de que para pintar el cielo no tiene más remedio que "mirar el fango de la tierra, lleno de inmundicias y de sangre sucia". Y así iremos descubriendo las claves de un artista que se movió entre lo espiritual y lo carnal, lo sagrado y lo profano, la opulencia y la pobreza.

Asistiremos a su evolución artística y personal, marcada por su capacidad para observar, adaptarse y aprender de los grandes maestros como Tintoretto o su amigo Velázquez. Murillo también demostrará su carácter fuerte, no rindiéndose ante la adversidad, enfrentando las pérdidas, las dudas sobre sí mismo y los reveses que la vida le tiene preparados.

Pero el relato, en el que su discípulo Rodrigo también tiene protagonista, está marcada por una trama de escándalos y misterio que le sumerge en un turbio asunto que ilustra la realidad de una ciudad compleja y tortuosa. En resumen, un pintor que supo ver el color más allá de la oscuridad que le rodeaba y cuya obra terminó realizando el viaje que él siempre soñó y nunca pudo llevar a cabo.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

No hay comentarios: