jueves, 25 de mayo de 2017

Los vencidos

Los vencidos, de Robert Gerwarth (Galaxia Gutenberg, 2017), elegido mejor libro del año 2016 según Times Literary Supplement, Financial Times y BBC History Magazine, nos ofrece un análisis convincente que lleva a una conclusión sorprendente que desmonta algunas de las ideas sobre el legado de la Primera Guerra Mundial, defendiendo que no concluyó con el fin de los combates en 1918 ni con el Tratado de Versalles en 1919, sino que para la gran parte de los países de Europa siguieron los conflictos, las revoluciones y la violencia, en un clima que culminó años después con la Segunda Guerra Mundial.

Cuando parece que todo esta escrito sobre estas dos guerras y el período intermedio, llegan libros como este que ofrecen miradas originales, provocadoras, pero basadas en contundentes evidencias que dejan poco lugar a la especulación.


Robert Gerwarth es catedrático de Historia Moderna en el University College de Dublín, y director de su Centro de Estudios sobre la Guerra. Es autor de The Bismarck Myth y de una biografía de Reinhard Heydrich. Estudió y dio clases en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Francia.

En principio podría parecer que estamos ante el típico libro sobre la Primera Guerra Mundial que analiza el conflicto y el Tratado de Versalles, con las humillaciones a una derrotada Alemania que dieron lugar a la posterior llegada del nazismo y a la Segunda Guerra Mundial. Pero pronto vamos a descubrir que el autor nos propone una visión diferente, dejando la fecha del 11 de noviembre de 1918 como un evento importante para los Aliados occidentales, con el fin de unos combates que habían masacrado a toda una generación, pero mostrándonos que en otros países, la gran mayoría, la sangre se seguía vertiendo de forma dramática en una cadena de conflictos que no parecía tener fin.

Con el final de la Gran Guerra no llegó la paz, como se esperaba. Sólo Gran Bretaña y Francia disfrutaron de cierta tranquilidad de paz, el resto siguió sumergido en una ola de violencia y brutalidad. Los problemas seguían sin resolverse y resulta sorprendente descubrir que en países como Finlandia, que permaneció neutral durante el conflicto, se dio una cruenta guerra civil. En apenas 1917-1923 asistimos a un rosario de guerras como la polaco-soviética, el conflicto greco-turco, o la invasión de Hungría por Rumanía. Progromos, guerras de independencia, civiles, revoluciones que no fueron exclusivas de Europa y que dieron también en países como Irak o Jordania. Guerras en las que se usó el armamento sobrante de la Gran Guerra y que, en muchos casos, tuvieron su origen en las consecuencias políticas y sociales producidas en los países derrotados pero también en algunos de los vencedores.

Un período sangriento, complejo, con matices y claves que el autor disecciona para poder comprender qué ocurrió realmente. Los orígenes de estos conflictos hay que encontrarlos en la Gran Guerra, pero no de forma directa, sino con una influencia diferente, más sutil, alimentando problemáticas que ya existían y que provocaron revoluciones sociales o nacionales que "que iban a configurar la agenda política, social y cultural de Europa durante las décadas siguientes".

En el año que se conmemora el centenario de la revolución bolchevique, que también tiene un protagonismo crucial en los acontecimientos narrados, este libro llega con el propósito de hacernos reflexionar, de mirar la historia de forma más profunda, mostrándonos que la realidad es más compleja de lo que puede parecer, que las explicaciones simplistas no valen para explicar problemáticas que tienen muchas caras y vertientes.

El autor consigue explicarlo con claridad, ayudándonos a hacernos una idea bastante exacta de lo ocurrió en este breve pero intenso y crucial período y poder así conectarlo con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial y comprender cómo el mundo no sólo cayó en los mismo errores sino que se sumergió en una barbarie aún más atroz y salvaje.

Una obra imprescindible para todo aquel que quiera profundizar en este periodo histórico. Sin duda, las críticas sobre el libro son totalmente merecidas y hacen justicia a su contenido;

«Un libro importante y muy oportuno que nos obliga a reconsiderar un periodo y un frente de batalla que a menudo ha sido descuidado por los historiadores». Margaret MacMillan, New York Times Review of Books

«Este relato del caos extendido por todo un continente ayuda a entender por qué el orden llegó a ser el objetivo más deseado en la Europa de 1930, por encima de la libertad». Max Hastings, The Sunday Times

«Lúcido, incisivo y fascinante [...] Demuestra que en Europa Central, Oriental y Suroriental la gran masacre de la Primera Guerra Mundial no terminó, como lo hizo para los ingleses y los franceses, en 1918». Tony Barber, Financial Times

«Una explicación completísima del auge de los grupos nacionalistas y fascistas que prepararon el escenario para la Segunda Guerra Mundial». Kirkus Reviews

«Apasionante y muy bien escrito, este libro es una rica combinación de historia militar, política, cultural y social». Geoffrey Roberts, Irish Times


Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

No hay comentarios: