lunes, 19 de enero de 2015

Un cometa en la coctelera

Un cometa en la coctelera, de Florian Freistetter (ed. Ariel, 2015), elegido libro de ciencia del año en Alemania, es una original y reveladora obra que nos muestra cómo la astronomía influye en nuestra vida cotidiana de una forma crucial y sorprendente.


El autor, astrónomo y divulgador científico, escribió su tesis doctoral sobre los asteroides y ha trabajado en los observatorios universitarios de Viena, Jena y Heidelberg. Es el creador de uno de los blogs científicos más leídos en lengua alemana y el éxito de su blog y de su obra se justifica desde el momento que abrimos la primera página del libro y nos seduce y cautiva con una sugerente e irresistible propuesta, imposible de rechazar.

Al igual que me ocurría a mí antes de leer el libro, puede ser que te encuentres entre los que están convencidos de que la astronomía es un tema lejano, que en poco o en nada afecta al ciudadano de a pie. Es una ciencia que se adentra en los misterios y enigmas de estrellas remotas, planetas extraños, galaxias desconocidas y agujeros negros, en todo caso puede resultar interesante por el sobresalto que de vez en cuando nos dan con la aparición de algún amenazante asteroide. Y aún en estos casos, las distancias que se manejan nos resultan distantes. En conclusión, la astronomía nada tiene que ver con nuestra vida cotidiana.

Pero el autor se ha propuesto demostrar que todo lo anterior es cierto… excepto la última frase. La astronomía sí que tiene que ver con nuestra vida cotidiana, y mucho, es más, condiciona e influye en muchos de los elementos que la componen. Con precisión, de forma rigurosa y documentada, sin perder el tono divulgativo, nos invita a realizar un viaje por los secretos del universo. Un viaje que no requiere de una nave espacial, sino de dos piernas que nos permitan recorrer las calles, parques, casas y lugares de trabajo en los que nos desenvolvemos, para abrir los ojos y reflexionar sobre cómo los procesos del universo influyen en nuestra vida diaria.

El autor nos lleva de la mano por nuestro entorno más cercano para demostrarnos cómo podemos encontrar los efectos de la astronomía en cualquier circunstancia: cuando paseamos por la calle y el viento nos despeina, al sintonizar un canal de televisión con la antena parabólica, mientras celebramos la Navidad, bajo la sombra de un árbol, cuando un camarero nos sirve un pedido en un bar, durante la celebración de un partido de fútbol, cogiendo un taxi o viajando en tren.

¿Qué relación puede existir entre el viento que mueve las hojas de un árbol y el movimiento de nuestro planeta? ¿Y entre el polvo del suelo o el trinar de los pájaros y las catástrofes del universo? ¿Te has parado a pensar que en el pan que tomas durante el desayuno pueden esconderse secretos del interior de las estrellas?

Estamos ante un libro que nos ofrece una nueva perspectiva sobre nuestro planeta y el universo que nos acoge, y que tantos misterios y secretos esconde. Una experiencia diferente que nos permite realizar un fascinante viaje lleno de sorpresas y revelaciones y que nos ayudará a conocer y comprender algo más sobre este maravilloso mundo en el que vivimos.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

No hay comentarios: