martes, 1 de abril de 2014

Glup, aventuras en el canal alimentario

Glup (ed. Crítica, 2014) es un fascinante viaje por “el canal alimentario” de la mano de la periodista y psicóloga Mary Roach, calificada como “la autora de ciencia más divertida de los Estados Unidos”. Con ironía y sentido del humor nos invita a recorrer el tubo digestivo para descubrir los secretos de uno de esos temas tabú, “a la misma altura que el apareamiento y la muerte” en un libro que no solo nos deparará un revelador recorrido por nuestras entrañas sino que nos irá planteando una serie de increíbles preguntas con impactantes respuestas:

- ¿Se podría reducir la deuda pública masticando minuciosamente?

- ¿Por qué los animales se lamen las heridas si la saliva está llena de bacterias? 

- ¿Por qué la comida crujiente nos resulta tan atractiva? 

- ¿Por qué es tan difícil encontrar palabras para definir sabores y olores?

- ¿Por qué el estómago no se digiere a sí mismo?

- ¿Cuánto se puede comer antes de “explotar”? 

- ¿Se puede morir de estreñimiento?

- ¿Fue eso lo que mató a Elvis…?


Parece increíble que un viaje por el tubo digestivo pueda definirse como algo fascinante, pero la pericia y maestría de la autora lo hacen posible. Roach ha querido evitar que al leer este libro se diga: “esto es asqueroso”, sino “pensaba que esto sería asqueroso, pero en realidad es muy interesante”. Vale, y quizás un poco asqueroso.

Y es cierto, es algo asqueroso, pero a la vez atractivo, un viaje que nos permitirá conocer no solo datos sorprendentes sino personajes increíbles como científicos forenses de los sentidos, médicos que han experimentado con el cuerpo humano, investigadores de la comida para animales, promotores de alimentos ancestrales como tendones, cerebro o sangre, científicos locos dispuestos a probar comida digerida del estómago de otra persona, expertos en saliva, nutricionistas económicos, especialistas en digestiones, comedores de competición, becarios del flato nocivo o exorcistas administradores de agua bendita rectal.

La autora consigue llevarnos de sorpresa en sorpresa, señalando las virtudes de las entrañas, de las flatulencias o de la saliva, enseñándonos qué es un trasplante fecal, explicando por qué los terroristas no esconden las bombas dentro de sus tractos digestivos, mostrándonos si es real el rumor de que un animal engullido puede devorar por dentro al que se le ha comido, desvelando cómo se puede morir por empacho, sacando a la luz experimentos sobre alimentación rectal o cómo el recto se convierte en escondite de almacenamiento para el contrabando.

Si lo curioso de los temas tratados ya es de por sí interesante, el tono divertido con el que la autora lo narra y la selección de anécdotas y episodios increíbles que acompañan el relato convierten el libro en todo un banquete literario apto para todo tipo de paladares, bueno, no sé si la metáfora elegida es la más adecuada…

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

También te espero en mi página personal de facebook: Miguelangelescritor.

No hay comentarios: