lunes, 9 de julio de 2012

La leyenda del ladrón, de Juan Gómez-Jurado

La leyenda del ladrón, de Juan Gómez-Jurado (ed. Planeta, 2012) es una excelente novela de aventuras que nos deleita con unos personajes atractivos, una entretenida trama plagada de intriga y acción, un contexto histórico exquisitamente tratado y una sugerente y original propuesta sobre la coincidencia en Sevilla de dos genios de la literatura, Cervantes y Shakespeare.


El autor, cuyas novelas han conquistado a más de cuatro millones de lectores y han sido traducidas a más de 40 idiomas, nos invita a viajar hasta la Sevilla del siglo XVI a través de sus dos personajes protagonistas, Sancho y Clara, cuyas aventuras y desventuras nos atraparán desde la primera página y nos mantendrán con el corazón en vilo hasta su acertado final.

Esta novela mezcla el libro impreso con las nuevas tecnologías, ofreciendo la posibilidad de lectura con app de realidad aumenta, con contenido exclusivo descargando una aplicación que permite descubrir todo el universo de la novela.

Para completar el menú, la historia nos muestra una sociedad dominada por la corrupción y el fraude, en la que se vuelve imprescindible la aparición de personas honradas e íntegras dispuestas a luchar por la justicia. Como podéis comprobar, estamos ante un argumento de lo más actual…

La novela tiene dos protagonistas principales cuyas vidas se irán entrelazando a lo largo de la trama. En primer lugar encontramos al jovencísimo Sancho Écija, hijo de una posadera, que es librado milagrosamente de las garras de la peste gracias a un buen samaritano, el comisario de abastos, recién estrenado en el cargo.

Sancho comenzará así un periplo que le llevará a ser tratado de forma abusiva e injusta por todos lo que le tendrán a cargo hasta que conoce a un enigmático personaje que se presenta como “actor, vagabundo y poeta”, con el que mantiene una reveladora conversación que cambiará su vida.

El protagonista se sumergirá entre lo más miserable de la sociedad sevillana, abrirá los ojos a la realidad de la vida a través de todo tipo de contratiempos, se ganará la enemistad de peligrosos enemigos, entre ellos el más poderoso y cruel habitante de Sevilla, así como contará con la ayuda de inigualables aliados, maestros y amigos.

A lo largo de su periplo conoceremos a personajes inolvidables como Bartolo, el enano ladrón, Zacarías el ciego, Dreyer el herrero o el negro Josué. Sus historias nos impactarán o emocionarán, a la vez que enriquecerán la vida del protagonista en su peregrinaje interior mientras lleva a cabo un peculiar plan de venganza y se gradúa en la universidad de la vida aprendiendo la más importante lección, que lo más difícil es perdonarse a uno mismo.

Por otra parte, tenemos a Clara, hija de la indígena Catalina, la esclava ama de llaves del comerciante más rico de la ciudad, uno de los hombres más poderosos y vengativos de la misma. La joven entrará al servicio de un anciano médico cuyas lecciones cambiarán su vida y se convertirá en una luchadora incansable por su dignidad y su libertad, aunque tendrá todo en contra por su condición de mujer y esclava.

Estas son solo las bases de una novela fascinante, que nos invita a acompañar a sus protagonistas por todo tipo de aventuras en las que encontraremos traiciones, asesinatos, engaños, conspiraciones y venganzas, pero también dignidad, honor, lealtad y misericordia. La línea entre el bien y el mal se encontrará difuminada en muchos de los episodios y personajes, y los protagonistas tendrán que enfrentarse a la voz de sus conciencias y decidir qué es lo correcto en las complicadas encrucijadas morales que se les presentarán.

La novela tiene también como protagonistas secundarios a Cervantes y Shakespeare, que resultarán claves en la vida de Sancho y con los que el autor nos ofrece una peculiar ficción sobre su posible encuentro en Sevilla y su influencia posterior en su vida y su obra. Y, finalmente, tenemos a Sevilla como marco de toda la novela, convertida en la capital del mundo, pero una ciudad gobernada por la corrupción en la que “todos roban, del primero al último. Los vendedores hurtan en los pesos y trucan las balanzas, los reyes inventan impuestos y los curas pecados por los que darles limosna”. Uno de los personajes llega a afirmar que “dicen que quedan hombres honrados en Sevilla, aunque aún no he encontrado ninguno”.

La leyenda del ladrón nos cautivará mientras acompañamos a sus protagonistas enfrentándose a todo tipo de seres ruines y malvados que representan lo peor de la naturaleza humana, pero también a sus propios fantasmas y miserias, ya que estamos ante unos personajes que buscan desesperadamente la redención.

Imprescindible lectura para disfrutar este verano.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

Únete al grupo de facebook "Me gustan los libros", la Reserva Natural de los Mamíferos Devoradores de Libros, y comparte tu opinión sobre este y otros títulos.

1 comentario:

El administrador de La novela antihistórica dijo...

Estupendo, pero vayamos con los matices a todos esos aspectos positivos que ves en esa novela. Hay algunas cosas que faltan en "La leyenda del ladrón. Las encontraréis en el número de 20 de octubre de http://lanovelaantihistorica.wordpress.com