jueves, 16 de septiembre de 2010

"Corrupción, las cloacas del poder"

“Estamos acostumbrados a ver en la televisión, escuchar en la radio o leer en los periódicos informaciones sobre terrorismo, guerras, matanzas, narcotráfico, protestas sociales, corrupción, etc, pero la información que recibimos es momentánea y centrada únicamente en el hecho en sí, sin la mayor profundización. Si hiciéramos el ejercicio de bucear en cada una de esas noticias, intentando informarnos en diferentes fuentes, nos daríamos cuenta de la verdadera trascendencia de ese hecho y su relación con otras circunstancias políticas, sociales o económicas que jamás habríamos sospechado”.

Este es el planteamiento de un libro denuncia, “Corrupción, las cloacas del poder” (ed. Nowtilus, 2004), escrito por el periodista Miguel Pedrero, en el que se nos invita a dejar fuera prejuicios e ideas preconcebidas y sumergirnos en un mundo de conspiraciones y engaños en el que, de sólo ser cierto un diez por ciento de su contenido, tendríamos serios motivos para preocuparnos…

El autor se propone analizar las estrategias y mentiras de la política mundial para dar respuesta a una inquietante pregunta: “¿Por qué y cómo nos manipulan?”. Para ello huye de lo que podemos denominar “políticamente correcto” para sacar a luz las miserias que se esconden bajo la superficie.

El comienzo ya nos sacude con fuerza para descubrir cómo los grandes intereses bancarios financiaron la Revolución Bolchevique, cumpliendo así la máxima de Bakunin quien afirmó que “los seguidores de Karl Marx tienen un pie en el banco y otro en el movimiento socialista”. Se desvela cómo las grandes familias de banqueros han controlado gobiernos, dictaduras, guerras y siguen llegando a acuerdos en la actualidad con guerrillas comunistas, movimientos revolucionarios y con el propio Hugo Chávez.

Viajamos después a Estados Unidos para comprobar cómo telepredicadores han influido en el gobierno de Estados Unidos, manipulando y enriqueciéndose en nombre del cristianismo, alejándose de los principios y valores bíblicos que predican pero que, como demuestran sus hechos, no practican. Desgraciadamente esto da lugar a confusión, como ocurre en este capítulo donde se meten a todos los cristianos en el mismo saco, algo injusto e incorrecto. Sus relaciones con los judíos ultra-ortodoxos no le hacen ningún bien a la defensa legítima de la única democracia de Oriente Medio.

La nueva guerra fría, protagonizada esta vez por Estados y China es protagonista de otro capítulo en el que se ofrecen datos sobre la guerra oculta entre las dos superpotencias por la hegemonía mundial. Un enfrentamiento que se desarrolla en varios terrenos, militar, cultural, económico, espacial y de inteligencia que explican muchos de los sucesos de la actualidad y ofrece una nueva versión sobre el 11-S.

Los siguientes capítulos desmitifican organizaciones e instituciones como las ONG’S que sirven a oscuros intereses o los movimientos antiglobalización, manipulados e influenciados por los poderes contra los que supuestamente se enfrentan.

El capítulo más estremecedor nos lleva a África para comprobar la situación de hambre y miseria de millones de personas por la explotación de sus recursos por parte de las multinacionales y las potencias occidentales. El ejemplo máximo lo encontramos en el dictador Mobutu en el Congo o en el terrible genocidio de Ruanda. Termina con una hipótesis escalofriante, la existencia de un plan organizado de genocidio contra África para que no puedan hacerse con sus recursos naturales en el que el virus del Sida podría ser protagonista…

El narcotráfico y el terrorismo tampoco se salvan y comprobamos cómo en torno a estos dos mundos aparece un conglomerado de intereses económicos en el que están implicados gobiernos, servicios secretos y el sistema financiero internacional.

Finalmente, y como no podía ser de otra manera, se analiza la manipulación de los medios de comunicación y su servicio a poderosos intereses. Descubrimos impotentes que la información que nos llega nos oculta lo que ocurre realmente en nuestra sociedad, “el mundo de los servicios inteligencia, las grandes corporaciones internacionales, los enfrentamientos geopolíticos entre potencias o las inconfesables alianzas políticas y económicas de diferentes poderes; un mundo en el que se difuminan las ideologías, las izquierdas y las derechas o las diferencias entre gobernantes y criminales. Es el mundo real: injusto, salvaje, competitivo, en el que la vida humana está supeditada a otros intereses más importantes”.

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

No hay comentarios: