jueves, 15 de julio de 2010

"Angelology"

“Cuando hayas entrado en el fascinante mundo de “Angelology” pensarás… ¿vampiros? ¿A quién le importan los vampiros?”

“Angelology. El libro de las generaciones”, de Danielle Trussoni (ed. Planeta, 2010) es el primer título de una saga de fantasía que tiene como protagonistas a unos seres fascinantes, los nefilim, cuyo origen lo podemos encontrar en libro del Génesis.

La novela comienza en el año 1943 con el relato del descubrimiento de los restos de un ángel en la cueva de la Garganta del Diablo en Bulgaria. A continuación, el libro nos sitúa en su primera parte en el año 1999, en el convento de Saint Rose, Nueva York, con Evangeline, una monja de 23 años. La joven trabajaba como asistente en la biblioteca del convento, encargándose de la gestión de la correspondencia. El convento tenía una colección de imágenes y de textos sobre ángeles que llamaban la atención de investigadores de todo tipo.

La llegada de una carta pidiendo investigar en los textos del convento la supuesta correspondencia entre la matriarca de la familia Rockefeller, mecenas de arte, y la abadesa del convento durante los años 1943 y 1944, pondrá “patas arriba” la vida de Evangelina y le hará resucitar episodios claves de su pasado. Su aparición le hará recordar que existía otro mundo en el exterior, más allá de los muros del convento.

Evangelina se entrevistará con Verlaine, el autor de la carta, un hombre que trabaja para Percival Grigori, miembro de una extraña y poderosa familia. Las conversaciones con Verlaine, provocarán que Evangelina se vea sumergida en una fascinante investigación en la que descubrirá increíbles revelaciones sobre el convento, el incendió que lo asoló en el año 1944 y sobre sus padres, encontrando luz al secuestro y asesinato de su madre y a la actitud de su padre después de estos hechos. También conocerá el significado de un colgante de oro que perteneció a su madre y que su abuela le entregó después de su muerte.

Además de Evangeline, en esta primera parte encontramos a Percival, miembro de una familia de nefilim que nos abrirá las puertas a un mundo fantástico y sobrenatural. Los nefilim son los descendientes de la unión entre ángeles caídos y mujeres, según el relato del libro apócrifo de Enoc y del capítulo 6 del Génesis. Después de siglos de dominio, la mezcla con los seres humanos ha producido una degeneración que ha provocado la extensión de una enfermedad que amenazaba con exterminarles. Entre estos seres, destaca Percival, el ser más bello que había surgido en los últimos 500 años. En claro declive por la enfermedad, estará dispuesto a todo con tal de encontrar la cura.

El relato nos irá mostrando la estructura social de los nefilim y cómo han sobrevivido a lo largo del tiempo. “El libro de las generaciones”, en posesión de Percival, contiene toda la historia de estos seres, “es una amalgama de historia, leyenda, genealogía y predicciones relacionadas con su especie. Todos los niños nefilim recibían un volumen encuadernado en piel idéntico al concluir sus estudios, una especie de regalo de despedida. Las historias narraban batallas, el descubrimiento de países y reinos, las alianzas mediante pactos de lealtad, las Cruzadas, la caballería y las búsquedas y conquistas sangrientas; eran los grandes relatos de la tradición nefilim”. Iremos conociendo también el carácter cruel y desenfrenado de unos seres cuyas pasiones no tienen control.

Evangeline se verá envuelta en la guerra entre los angelólogos y los nefilim, que tendrá como personajes destacados a dos mujeres, Gabriella y Celestine, protagonistas de la segunda parte del libro, situada en el año 1939 y que nos develará las relaciones entre los nefilim y los nazis.

Cuando leemos libros como éste, es necesario recordar que estamos ante un relato de fantasía, que parte de una interpretación del relato del Génesis, para ofrecernos una historia original e imaginativa, con una lucha entre el bien y el mal que se permite licencias y teorías delirantes como una que se cita de forma indirecta sobre la persona de Jesucristo que, afortunadamente, se queda en algo anecdótico ya que el autor no sigue por esa línea.

En la tercera y cuarta parte, la protagonista vuelve a ser Evangeline, con una narración cada vez más trepidante, con revelaciones que van enredando la trama hasta un final sorprendente que deja la puerta abierta a la continuación de la serie.

“Angelology” es una novela que se lee de un tirón, muy entretenida y que comienza lo que puede ser otra saga de éxito que ofrezca una alternativa a la ya saturada oferta de títulos sobre vampiros.

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

1 comentario:

Rubén Torres de Mesa dijo...

Presenciaremos la majestuosa belleza de unos ángeles, seres descendientes directos de Dios que, una vez que se revelaron en el Principio (sólo existieron veinte segundos de perfección en el universo), viven inmersos y camuflados dentro de la sociedad humana, a la que intentan destruir. Estos ángeles serán los descendientes de los ángeles Guardianes, aquellos que desobedecieron a Dios, mezclándose con las hijas de los hombres y cediendo a las pasiones humanas. Se saben de una raza superior, y desde tiempos inmemoriales (desde que Dios exterminó a la humanidad con el diluvio, encargando a Noé la supervivencia de la especie) han estado pugnando por sobrevivir y sembrar el mal en la Tierra. Estos ángeles fueron los que, en la prehistoria, enseñaron a la raza humana a evolucionar (detalle curioso el asociarlos con el inicio del empleo de la cosmética en las mujeres). Los personajes míticos y legendarios de los que se habla en las Escrituras y en la literatura clásica son ellos. Estos, aunque bellos y majestuosos, son crueles y pérfidos.
La angelología será una sociedad histórica que se encargará de combatir, a lo largo de todos los tiempos, a estos seres, exclusivos causantes del mal (desde dotar a los hombres de armas revolucionarias en la prehistoria, hasta infiltrarse en el movimiento nazi). Ya Santo Tomás de Aquino, San Agustín, Roger Bacon o Isaac Newton estaban vinculados a la angelología y fueron estudiosos de esta.
Evangeline, protagonista de la trama, monja encargada de la biblioteca del convento de Saint Rose, se verá envuelta en el eje de la lucha entre estas dos fuerzas. Tal como se nos descubre en la novela: la lucha del hombre contra el hombre nunca habrá sido tal, sino la del hombre contra estos seres, verdaderos incitadores de las guerras. Es por lo que la sociedad angelológica tendrá esto siempre presente, anteponiendo su misión a la vida de los integrantes del grupo si es necesario.
La novela, que se acaba volando, nos llevará en su final a plantearnos el dilema de la tentación. ¿Caeremos seducidos por ella? Quizá esta incógnita se mantenga hasta una nueva entrega. Una buena historia, entretenida y refrescante, de agradecer por lo novedoso de su argumento, y que muy pronto estará en el cine según la revista Qué Leer.