viernes, 11 de junio de 2010

"La cúpula", de Stephen King

“La cúpula” (ed. Plaza & Janés, 2010) es la última novela de Stephen King, una colosal obra de más de 1.000 páginas que el escritor comenzó a escribir en 1976, pero que dejó interrumpida hasta que reanudó su trabajo en el año 2007. El resultado es una genial novela que trasciende el género de terror y de ciencia ficción para ofrecernos un cuadro detallado de las diferentes reacciones del ser humano frente a una situación extrema.

El comienzo es cautivador, con la aparición en el pueblo de Chester’s Mill de una muralla de piedra invisible que se levanta alrededor del pueblo. En lo que después se conocerá como “el día de la cúpula”, se producen varias muertes por amputaciones y accidentes al chocar varios vehículos y hasta una avioneta contra la barrera de cristal. El pequeño pueblo de 2.000 habitantes quedará aislado del exterior de forma imprevista, en una mañana que cambiará las vidas de todos sus habitantes.

El suceso le sorprende a Dale Barbara, conocido como “Barbie”, abandonando el pueblo después de haber tenido un serio altercado con algunos de sus habitantes. Barbie es un veterano condecorado de la guerra de Irak que ha trabajado en el pueblo como cocinero. La aparición de la cúpula trastocará sus planes y tendrá que volver al pueblo para afrontar una situación de desconcierto y caos total.

El ejército aparece al otro lado de la cúpula para intentar hacerse cargo de la situación y contactarán con Barbie después de conocer su pasado como militar. El mismo presidente de los Estados Unidos le encargará la labor de liderar al pueblo en una situación de emergencia, pero chocará con los planes de Big Jim Rennie, segundo concejal del pueblo, el auténtico líder del lugar.
Rennie es un personaje manipulador y corrupto que ve en la cúpula la oportunidad de imponer su autoridad sobre el pueblo y establecer una dictadura sobre sus habitantes que le permita continuar con su red de delincuencia tejida con la ayuda de varios colaboradores.

La historia se desarrolla con un ritmo trepidante, con el misterio de la cúpula que se mantiene oculto hasta el final y con el desfile de los personajes, en el que vamos conociendo a los diferentes habitantes del pueblo que se encuentran sumidos en una atmósfera de caos y horror.

La aparición de la cúpula provocará en los habitantes del pueblo todo tipo de reacciones, conoceremos sus historias personales en las que algunos encontrarán redención y otros desvelarán sus miserias. Aislados del exterior, el enfrentamiento entre Rennie y Barbie irá en aumento, con una tensión que amenaza con producir un estallido de violencia. Barbie contará con la ayuda de Julia, la directora del periódico local, pero tendrá que hacer frente a todas las trampas y maquinaciones de Rennie, que tiene el control del pueblo. Para complicar la situación, ya de por sí insostenible, entre los habitantes de Cherter’s Mill se encuentra un asesino sin escrúpulos que va sembrando el pueblo de cadáveres aprovechando el caos en el que están sumidos sus habitantes.

Al mismo tiempo que conocemos cómo se desarrolla la acción en el interior de la cúpula asistiremos al desconcierto del ejército, que se enfrenta a una situación sin precedentes en toda la historia mundial, una aparente tecnología que se escapa a su comprensión. Las teorías sobre la aparición de la cúpula son múltiples, ¿es un experimento militar, un acto terrorista, obra de extraterrestres o un fenómeno natural?, ¿están ante el fin del mundo? Los militares proyectan varios planes para intentar desactivar la cúpula y encargan a Barbie que busque a alguna persona dentro del pueblo que puede conocer la verdad sobre su origen.

“La cúpula”, además de ofrecernos una historia original y muy sugerente, nos acerca a las historias personales de unos personajes que son llevados a situaciones límites. King realiza una crítica brutal de la hipocresía que podemos encontrar en algunos sectores políticos y religiosos de Norteamérica. Encontraremos a cristianos de nombre que se comportan de forma muy diferente a lo que supuestamente creen. Es importante señalar que estos personajes no son representativos de la realidad del cristianismo, para evitar confusiones y malos entendidos. Descubriremos también lo más miserable del ser humano, dispuesto a aprovecharse de una catástrofe para controlar a los demás y hacer negocio con la desgracia ajena.

La novela nos ofrece un desfile de aventuras, conflictos, violencia, manipulación de emociones y sentimientos, intrigas, chantajes, asesinatos, engaños, etc. Pero también encontramos personajes que luchan por el bien común y se niegan a aceptar que la cúpula les ha dejado “también aislados del correcto proceder y del sentido común”.

Y, al contrario de lo que ha sucedido con la serie “Perdidos”, en este caso, sí hay explicación sobre el origen de la cúpula. Es cierto que es importante el desarrollo de los personajes, pero también lo es la explicación de lo qué está sucediendo. Otra cosa es que la resolución del misterio sea de tu agrado, pero para eso tendrás que leer la novela y llegar a tu propio veredicto.

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

No hay comentarios: