miércoles, 5 de mayo de 2010

"La venganza"

“La venganza”, de José Luis Navajo (ed. Noufront, 2009), es una novela juvenil que comienza de forma electrizante con un intento de homicidio durante la celebración de una partida en un circuito de Paintball.

Para entender lo ocurrido en el circuito hay que remontarse ocho años atrás y descubrir a Dick, un chico de 10 años, de bajo estatura y con obesidad, que sufre las burlas y humillaciones de sus compañeros. Alex, el líder de la clase, encabeza los golpes e insultos que Dick recibe. Lo más preocupante para la vida del chico es que también sufre rechazo y abusos dentro de su propia familia. Pero Alex tampoco escapa al sufrimiento, en su casa también es maltratado.

Las secuelas de tanto dolor saldrán a la luz ocho años después. Dick, después de haber pasado una infancia y adolescencia trágicas, con múltiples abusos y complejos que le han llevado a intentar suicidarse en varias ocasiones, decide vengarse de los que considera culpables de su estado. Posee una mente prodigiosa y es un experto en el manejo de los ordenadores. Estas capacidades le llevarán a tramar un plan maquiavélico para vengarse de los compañeros que le hicieron la vida imposible.

Alex, con 18 años, sigue siendo el líder del grupo de amigos. Las relaciones idílicas entre ellos se ven bruscamente interrumpidas cuando descubren horrorizados que una de chicas del grupo padece anorexia y está ingresada con pronóstico muy grave. Este suceso sacará a luz una realidad que permanecía oculta a los ojos del resto de amigos.

Unos días después, los jóvenes van a jugar al Paintball y allí se encuentran con el plan de venganza diseñado por Dick. A pesar de haberlo planificado al milímetro, Dick falla y Alex y otra de las amigas víctima de sus disparos consiguen sobrevivir. Para complicarlo todo, deja un cabo suelto del que la policía puede tirar y terminar descubriéndolo.

De forma casual, la chica con anorexia, las dos víctimas y el verdugo terminarán como pacientes en el mismo hospital. Este hecho fortuito producirá todo tipo de intrigas y malentendidos que se prolongarán a lo largo de toda la historia. Pero, lo más importante, les recordará las enseñanzas de un antiguo profesor de Escuela Dominical, que les mostró el verdadero significado del mandamiento: “Amarás al prójimo como a ti mismo”.

La novela trata de forma realista la problemática de la anorexia y los complejos que pueden llevar a problemas psicológicos, incluso a la muerte. La historia enseña a los jóvenes la importancia de valorarse de forma conveniente, superar los complejos de inferioridad y saber identificar las señales de alarma cuando una situación así se está produciendo entre amigos o familiares. La historia nos descubre un mundo demencial y destructivo, alimentado por Internet, que es necesario conocer para atajar el problema.

Los jóvenes protagonistas vivirán también una historia de odio y venganza y tendrán que descubrir el poder liberador y restaurador del perdón.

(Reseña publicada en MujerdeHoy.org).

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

1 comentario:

Miguel Ángel Moreno dijo...

He tenido el privilegio de ejercer como corrector de Navajo para algunas de sus novelas. Es un escritor comprometido con temas de actualidad, cuyo estilo profundo y poético remueve la conciencia del lector. Lo recomiendo.