jueves, 1 de abril de 2010

"Jesús, el judío", de César Vidal

Se inicia hoy la festividad de la Semana Santa y me gustaría recomendaros varios libros de temática espiritual que nos invitan a reflexionar sobre la redención y la salvación. Comenzamos con una reseña que he publicado en la revista digital MujerdeHoy, que no acerca a la persona de Jesucristo, de quién recordamos en estas fechas su muerte y resurrección.

César Vidal sigue ofreciéndonos libros de gran interés, en este caso “Jesús, el judío” (ed. Plaza & Janés, 2010), es un libro que nos acerca a la figura de Jesús desde una perspectiva enriquecedora. “Es un intento, desde la perspectiva rigurosamente histórica, de abordar quién fue Jesús, qué enseñó y cómo se vio a sí mismo”.


Vidal reconstruye la vida de Jesús y sus enseñanzas prestando especial atención al contexto judío en el que nació y vivió. “Jesús, el judío”, junto a “El testamento del pescador” y Por qué soy cristiano se sitúa en el podium de los mejores libros del autor sobre temas cristianos.

Con un tono divulgativo, apto para cualquier lector, Vidal retrocede hasta el nacimiento y la niñez de Jesús, para mostrarnos la infancia de un judío normal en el seno de una familia judía piadosa.

Unos 30 años después de este suceso y tras 4 siglos de silencio, aparece un nuevo profeta en Israel, se trata de Juan el Bautista, cuyo ministerio duró 6 meses y tuvo una repercusión extraordinaria. Su mensaje era claro, debían prepararse porque “Dios iba a irrumpir en la historia de una manera extraordinariamente trascendental”. Poco tiempo después, Jesús comienza su ministerio, en los primeros meses del año 27 d.C.

Después del bautismo y las tentaciones, el autor nos lleva por las principales etapas de su ministerio, deteniéndose en los episodios claves para comprender la enseñanza de Jesús, tomando como base los evangelios pero haciendo referencia también a las fuentes judías y a los escritos rabínicos, lo cual aporta una originalidad y una riqueza al libro que no encontramos en otras obras que se acercan a la persona de Jesús de Nazaret.

Los principales episodios de la vida de Jesús cobran significado al ser explicados en su contexto original. Jesús fue un judío piadoso, que cumplió la ley, por lo cual cuestionó el nacionalismo espiritual judío y se enfrentó con las interpretaciones erróneas que los fariseos estaban haciendo de la Torah.

Al comienzo de su ministerio Jesús elige 12 discípulos que le acompañarán en toda su trayectoria. El autor se detiene en cada uno de los discípulos para que conozcamos con más detalle la personalidad de cada uno de ellos. Después de esto, asistimos al Sermón del Monte, en el que Jesús establece los principios esencial es de su enseñanza. Estamos ante un mensaje revolucionario, sin comparación en la historia, un sermón realizado hace 2.000 años pero cuyos temas tratados siguen siendo de una actualidad asombrosa.

César Vidal nos hace ponernos en el lugar de los discípulos para comprender su confusión cuando ellos esperaban que Jesús liderara la revolución contra los romanos y, por el contrario, él les hablaba de la necesidad de pasar por el desprecio, el sufrimiento y la muerte en la cruz.

De forma magistral, el autor nos guía también por los puntos principales de su enseñanza, en las que destacaban las parábolas, género judío que Jesús dominó como nadie, y cuya interpretación hay que realizar a la luz de su trasfondo judío. “El hijo pródigo”, “La oveja perdida”, etc, son claves para entender el mensaje del reino que predicaba que Jesús, señalando que nadie es capaz de salvarse por sus propios méritos, pero anunciando que Dios había enviado a su Hijo para encontrar a toda esa gente que estaba perdida.

A lo largo de su ministerio, comprobamos el amor y la misericordia que Jesús mostraba con todo el que se acercaba a él y vislumbramos también las razones que llevaron a los líderes religiosos judíos a decidir terminar con él porque se había convertido en un personaje muy peligroso.

El capítulo “Afirmó su rostro hacia Jerusalén…” es el punto de inflexión en la narración, cuando Jesús decide bajar a Jerusalén a celebrar la Pascua, sabiendo que allí le espera la muerte.

Los capítulos dedicados a la última semana en la vida de Jesús están llenos de dramatismo y emoción. Una semana antes de la Pascua del año 30 d.C. Jesús entra triunfante en Jerusalén, presentándose como el Mesías, limpió el templo denunciando el negocio montado en la Casa de Dios y salió vencedor de las preguntas capciosas realizadas por fariseos y saduceos. Durante la celebración de la denominada Última Cena, cuando los discípulos esperaban que Jesús se manifestara definitivamente como el Mesías vencedor frente al opresor romano, éste da un vuelco a todas sus expectativas anunciando que va a morir. El relato de esta cena en el libro resulta impresionante, cargado de un enorme dramatismo.

Traicionado y entregado por Judas Iscariote, Jesús se enfrenta a un juicio ante las autoridades judíos que el autor explica de forma clara y rigurosa. La genial descripción del proceso señala a los responsables de su ejecución saliendo al paso de los discursos antisemitas que comenzaron a circular a partir de la Edad Media y que han culminado en situaciones vergonzosas y terribles a lo largo de la historia.

El capítulo de la resurrección da paso a las conclusiones en las que, de forma nuevamente magistral, el autor denuncia las conductas que se han producido dentro del cristianismo a lo largo de los siglos y que no tienen nada que ver con la enseñanza de “Jesús, el judío”.

Para completar una obra extraordinaria, el autor añade 100 páginas con apéndices enriquecedores que aportan datos sobre el contexto histórico, las circunstancias de su nacimiento, contestando a preguntas como ¿cuándo nació Jesús? o ¿tuvo más hermanos?, también se señalan las profecías del Antiguo Testamento cumplidas en su persona y se analizan las instituciones religiosas de la época con las Jesús se enfrentó abiertamente.

Un libro inspirador, en el que el autor se acerca a la persona de Jesús desde la rigurosa perspectiva de un historiador, pero cuyo protagonista nos lleva a un terreno más profundo, “porque, a día de hoy, la enseñanza de Jesús el judío sigue viva y convoca a todos los seres humanos a buscar primero el Reino de Dios y su justicia”.

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

2 comentarios:

Jose Luis dijo...

tengo que darte todas las gracias del mundo, por este blog; no sabes lo que me ayuda, y lo que me guia para decidirme por los libros. Ahora me estoy leyendo "los primeros cristianos", pero estoy deseando de hacerme de "el testamento del pescador", "jesus el judio" y " porque soy cristiano". Muchas gracias. De JOse Luis un admirador tuyo y de Don Cesar Vidal

Miguel Ángel dijo...

Hola José Luis

Es una alegría saber que el blog resulta de ayuda; muchas gracias por decirlo, es de mucho ánimo.

En cuanto a los libros de César Vidal, creo que ahora mismo estás con uno muy interesante pero algo denso al ser una tesis doctoral. Personalmente, creo que los otros tres títulos que comentas junto con "Pablo, el judío de Tarso" forman un póker de títulos imprescindibles para comprender el mensaje esencial del cristianismo.
Un saludo