sábado, 17 de abril de 2010

"Flashforward", una novela mucho mejor que la serie de televisión

La serie "Flashforward" vuelve de nuevo después del parón para que los guionistas le dieran un nuevo impulso a la historia. La novela en la que se basa la serie, escrita por Robert J. Sawyer y publicada por la editorial La Factoría de Ideas, no necesita de ningún impulso, como podéis comprobar en esta reseña que he publicado en la revista digital MujerdeHoy.


La serie tiene un comienzo muy prometedor, con el desvanecimiento de toda la humanidad perdiendo la consciencia durante 2 minutos y 17 segundos mientras cada ser humano tiene una visión de un momento concreto de su futuro. Pero el transcurso de los capítulos ha situado la narración en una situación anodina con bajo interés, hasta el punto de que en Estados Unidos han detenido el rodaje para que los guionistas le den un nuevo impulso a la historia. La novela no presenta ninguno de estos problemas, es una historia magnífica, que supera con creces la calidad de la serie de televisión, cuyos cambios en el guión con respecto a la novela empeoran de forma considerable la trama.

La novela de Sawyer comienza el 21 de abril de 2009, desvelando el hecho causante del desvanecimiento. El argumento de la novela, al contrario que en la serie, no se basa en descubrir qué ha ocurrido, sino en desvelar las implicaciones que el suceso provoca en la vida del planeta.
Lloyd Simcoe y Theo Procopides, son dos físicos que trabajan en el edificio de control del gran colisionador de partículas en el CERN. Llevan dos años preparando el experimento con el que esperan conseguir el premio Nobel de Física, “estaban intentado recrear niveles de energía que no habían existido desde el nanosegundo posterior al Big Bang. Esperaban encontrar el santo grial de la física de partículas, el bosón de Higgs”.

El experimento no produce los efectos que esperaban, en lugar de conseguir la partícula que los físicos llevaban medio siglo persiguiendo, habían producido “muerte y destrucción de proporciones planetarias”. Se produce un desvanecimiento universal, las consciencias de la humanidad se apagan durante 2 minutos y tienen una serie de alucinaciones.

El equipo del CERN intenta averiguar y comprender lo que ha ocurrido. Deben encontrar patrones comunes en las alucinaciones que les den un sentido al suceso por lo que crean el Proyecto Mosaico, una base de datos que recopila todas las narraciones. Descubren que las visiones no son alucinaciones sino destellos de un futuro concreto, el 23 de octubre de 2030. Esta realidad planteará un abanico de situaciones fascinantes.

En primer lugar asistimos a las luchas internas dentro del CERN para decidir la conveniencia de desvelar que ellos han sido los causantes del fenómeno (han muerto cientos de miles de personas y las demandas pueden ser millonarias). Además, Theo tendrá que investigar su propio asesinato que se producirá 21 años después. Esta parte es muy original, ya que la víctima tendrá que entrevistar a los testigos y al inspector de policía que investigará su crimen, asistirá al relato de su propia autopsia, en una búsqueda desesperada de la persona que le matará en el futuro.

El suceso provoca dilemas morales y éticos realmente originales y difíciles de afrontar. Los conflictos políticos, científicos, religiosos, familiares, económicos, etc, que se producen son todo un ejercicio de imaginación por parte del autor que nos enfrenta a situaciones que plantea múltiples interrogantes.

El desvanecimiento provoca que mucha gente se replantee su vida, vean una oportunidad de comenzar de nuevo, pero también despierta celos, odios, sospechas y produce desesperación en las personas cuyo futuro rompe sus sueños y esperanzas presentes.

La novela nos enfrenta también a preguntas transcendentales y claves en todo el proceso, ¿existe el libre albedrío? ¿Está escrito el futuro? ¿Es inmutable o podemos cambiarlo? ¿Somos responsables de nuestros actos?

“Flashforward” es una historia genial que dibuja un futuro original con toques de humor e ironía y nos invita a reflexionar y a plantearnos preguntas inquietantes y sugerentes sobre los límites de la ciencia y el sentido de la realidad que vivimos.

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La estoy leyendo y es excelente. La serie de TV no le hizo justicia a esta obra.

Miguel Ángel dijo...

¡¡¡¡Totalmente de acuerdo!!!!!