jueves, 8 de abril de 2010

"Asesinato imperial"

“Asesinato imperial” de Paul Doherty (ed. Bóveda, 2010), nos hace viajar hasta Roma en el año 313 d.C., en la época del emperador Constantino, cuando después de siglos de persecución contra el cristianismo “La fe proscrita se había convertido en una fuerza poderosa en la ciudad: senadores, banqueros, generales, mercaderes, sin olvidar a la gran masa de ciudadanos ordinarios y esclavos, todos favorecían abiertamente el culto que procedía de las catacumbas.”

Constantino se había erigido como el nuevo emperador de occidente, enfrentado a Licinio, emperador de oriente. Constantino intenta estabilizar el reino acercándose al cristianismo, pero sigue teniendo peligrosos enemigos y las “intrigas y asesinatos seguían estando a la orden del día”.

Elena, madre de Constantino, vela por su hijo, preocupada por la suerte que pueda correr. Una de sus espías, introducida en el servicio del emperador para tenerla informada, ha sido asesinada. Elena encarga a la joven Claudia, sobrina de un tabernero, ocupar el lugar de la espía y descubrir al asesino. Claudia tenía un físico ideal para pasar desapercibida; pequeña, rostro vulgar y mofletudo, con nariz y boca poco atractivas. Además era ingeniosa, despierta, “hablaba poco y escuchaba mucho”. También arrastra una tragedia, alguien asesinó a su hermano, el único ser querido que le quedaba con vida, y la violó dos años atrás. Sólo sabía de su asaltante que tenía un tatuaje en la mano izquierda.

Claudia tendrá que descubrir al asesino de la espía, alguien que se hace llamar “El sicario”, un asesino profesional. Elena está convencida de que si encuentra al asesino, descubrirá también a quién le contrató, desvelando la identidad del enemigo de su hijo. La investigación se complica al aparecer también tres prostitutas asesinadas, estranguladas y con unas cruces grabadas en sus frentes y mejillas además de una inscripción: “con esta señal, matarás”. El problema es que el emperador se había acostado con las tres, por lo que alguien estaba queriendo desacreditar su nombre, incluso inculparle en los asesinatos.

La investigación de Claudia nos guiará por la vida de la corte y también de los más bajos fondos de Roma, en una ciudad en la que se multiplican los informadores y espías, donde nadie puede fiarse de nadie en un ambiente continuo de sospecha. La joven buscará también al hombre que arruinó su vida, a la vez que investigará el asesinato de un comerciante en la taberna de su tío que podría estar relacionado con el resto de muertes.

Las piezas del puzzle irán encajando a un ritmo trepidante, mientras viajemos por una ciudad fascinante, en la que asistimos a juegos con gladiadores, espectáculos con actores y, principalmente, un juego de traiciones y asesinatos que apunta directamente al emperador.

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

No hay comentarios: